EMPRESAS

El estudio Atijas Casal Arquitectos se separa, tras siete años de sociedad

Continuarán trabajando en los actuales proyectos en conjunto en modalidad de consorcio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Artower. Es uno de los proyectos que tienen en conjunto. (Foto: Ricardo Figueredo)

La sociedad Atijas Casal Arquitectos llegó a su fin. La marca que nace en 2010 con la fusión de los arquitectos Vito Atijas y José María Casal resolvió separarse en «términos amistosos» para emprender nuevos desafíos, según confirmaron las partes implicadas a El Empresario. Este es el segundo gran divorcio que vive Atijas, tras disolverse la firma que tenía con Ricardo Weiss y que funcionó por cuatro décadas en el país.

«Estamos en un proceso de apertura de caminos. Esto no quiere decir que no estemos comprometidos, y francamente lo estamos por bastante tiempo, en proyectos comunes en los que tenemos la responsabilidad de terminarlos como corresponde», expresó Atijas.

En la actualidad, el estudio Atijas Casal tiene unos 10 proyectos en marcha, como el hotel Aloft del grupo Marriott International en Punta Carretas o Artower en Punta del Este, y otros cuatro que están por iniciar. Para finalizar estos compromisos, continuarán trabajando en conjunto en una modalidad de consorcio.

«Todo lo que el estudio tiene en marcha se va a seguir haciendo en sociedad y muchos proyectos nuevos también. Lo que no quita que ambos tengamos desarrollos propios y libertad para encararlos de la forma en que cada uno prefiera. Esto nos permite comenzar cosas distintas con enfoques distintos», explicó Casal.

Agregó que la separación responde a «estilos diferentes al momento de encarar un mismo tema». No obstante, recalcó que trabajaron por siete años de forma exitosa y que comparten visiones en muchos puntos.

Atijas concordó con la buena relación que existe entre ambos y señaló que esto es esencial para su convivencia profesional, que puede durar en el entorno a los dos años por la magnitud de los desarrollos inmobiliarios que tienen en carpeta.

El proceso de disolución de la marca ya comenzó, pero no hay una fecha estipulada de culminación. «Como las relaciones que mantenemos son excelentes, nos tomaremos el tiempo que sea necesario para primero terminar los proyectos de la mejor forma posible», argumentó Casal. Añadió que «tienen muchas cosas en común y no es algo que les quite el sueño».

La actividad fundamental del estudio ha sido desarrollar edificios de residencia, de oficinas, centros comerciales y hoteles. Atijas planea continuar por este camino. Casal, por su parte, retomará además proyectos de casas unifamiliares, un tipo de edificación que disfruta realizar y en la que se enfocó en su época de arquitecto independiente.

La división del negocio, no implica la entrada de nuevos jugadores en alguno de los dos bloques. Atijas y Casal tendrán dos empresas individuales sin asociarse con otros estudios de arquitectos, al menos en una primera instancia. No obstante, Atijas destacó que «nada se puede descartar» y que el tiempo confirmará este camino.

«Espero que nos encontremos en cosas para seguir colaborando y en aquellas en las que que no, que a cada uno le vaya de la mejor forma posible», remarcó el arquitecto.

Sus trabajos por fuera de fronteras

Ambos arquitectos continuarán con desarrollos inmobiliarios en Asunción, donde además están construyendo la torre de apartamentos Skytower. Atijas tuvo algún ofrecimiento para expandirse a Ciudad del Este (Paraguay), pero por ahora se mantendrá en la capital, ya que conoce más en profundidad ese mercado. Su exsocio admitió sus deseos de desembarcar en la ciudad boliviana esteña Santa Cruz de la Sierra. Ha visitado este sitio en varias ocasiones para conocer la idiosincrasia de sus habitantes y necesidades. «Tiene mucho futuro y necesidad de desarrollo en la parte inmobiliaria y hotelera. No se puede abarcar todo, mi idea es ir paso a paso», señaló Casal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)