ENTREVISTA AL Presidente de Integración AFAP, REINIER PARRA

«Educar es un debe de las AFAP»

En diálogo con El Empresario, el titular de Integración AFAP habló sobre la evolución de la compañía, el impacto de la ley de desafiliación y el combate ala desinformación sobre cómo funciona el sistema mixto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Reinier Parra. Preside la compañía que cuenta con 201.500 afiliados. (Foto: Ariel Colmegna)

Nació en Maracaibo (Venezuela) hace 41 años. Es licenciado en Sistemas, con posgrado en Gerencia y Administración y ha dedicado buena parte de su trayectoria al sector financiero. Desde 2011 al frente de la AFAP con menor cuota de mercado, el año pasado hizo frente a la ley de desafiliación que algunos advertían que «perforaría» el sistema. En cambio, Integración AFAP fue la más productiva en captación de afiliados y se convirtió en la que ofrece mayor rentabilidad. Parra dice que se cayó el «velo negativo» que cubría a las AFAP y busca seguir consolidando el sistema a través de la educación financiera. También está interesado en que se habiliten más instrumentos para invertir en proyectos de infraestructura que aseguren «pensiones de calidad». Está casado y tiene dos hijos.

Integración fue una de las seis AFAP creadas en los inicios del sistema mixto. ¿Cuál fue su recorrido desde 1996?

Integración nace con dos socios: Cofac y Cacdu, dos cooperativas de ahorro y crédito. Los primeros 10 años fueron de consolidación del sistema y la búsqueda de nuevos afiliados. Luego, en su programa de expansión, abre su capital accionario a nuevos socios. En 2002 ingresa Fucac y en 2004, Cabal. En 2006 Cofac decide vender su paquete accionario al banco Bandes Uruguay. Hoy, la participación de cada accionista es: 77,4% Bandes, 14,5% Fucac y 8,1% Cabal.

¿Los cambios de accionistas modificaron el rumbo?

No. Siempre ha sido igual. La clave fue hacer una empresa con alto sentido de pertenencia de sus afiliados y alto grado de responsabilidad y vigilancia de los ahorros que se nos confiaron.

Otras AFAP quedaron por el camino. Quedaron solo cuatro.

Sí, a raíz del 2001 o 2002 las AFAP privadas comenzaron un proceso de fusión. Integración AFAP fue la única que no se ha fusionado y ha permanecido desde el inicio. Considero que cuatro AFAP es el número adecuado para el mercado uruguayo.

Desde hace un año, tras aprobarse la ley 19.162, los afiliados voluntarios mayores de 40 años pueden salir del sistema. Pese a ello, las AFAP cerraron 2014 con 50.000 afiliados más. ¿Pasó lo contrario a lo esperado?

Estuvimos siempre muy de acuerdo en que esto se abriera como terminó plasmándose en la ley, porque considerábamos que la mejor forma de decidir es estando en libertad. La ley entró en vigencia el 1° de febrero de 2014 y a partir de allí hemos visto un BPS asesorando de forma muy prolija y un afiliado con libertad tomando decisiones. Esperábamos que en el comienzo hubiera un volcamiento alto en el proceso de desafiliación o revocación, pero al cierre del ejercicio 2014 los datos que tenemos en Integración AFAP nos dan que por cada desafiliación, seis entraron al sistema. Con esto se deja de lado el velo negativo de que pudiera existir una desafiliación masiva. Hay 1.200.000 uruguayos que siguen confiando en las AFAP.

También se dividió el fondo que manejan las AFAP en uno de acumulación y otro de retiro (para trabajadores próximos a jubilarse), de menor riesgo. Pero las opciones de inversión siguen siendo las mismas, ¿ve necesario que les permitan hacer otras de mayor riesgo?

En efecto, las inversiones siguen siendo muy similares, el 80% están dirigidas a papeles del Estado uruguayo, apenas un 20% a otros papeles de empresas, fideicomisos u otros proyectos de infraestructura. Para seguir solidificando el sistema es necesario continuar generando instrumentos de inversiones. Muchas van dirigidas a proyectos de infraestructura, en participación público privada (PPP). Integración AFAP ha participado en el proyecto de cárceles que está por construirse y participará en una licitación de carreteras en Uruguay. Es importante que estos instrumentos financieros se den. Le damos la bienvenida a todos estos proyectos en los que los fondos de inversiones podemos invertir para obtener una mayor rentabilidad que se va a traducir en una mayor jubilación para los uruguayos. Esto viene a cerrar un círculo virtuoso, porque entre mayores proyectos de infraestructura mejor empleo y capacidad de ahorro de los uruguayos, que van a poder volcar más en el sistema de AFAP.

De vez en cuando, algún político propone que se usen los fondos de las AFAP para uno y otro fin. Sin llegar a casos de estatización como el de Argentina, ¿en qué políticas de Estado le interesaría invertir a las AFAP?

Por ley se nos dio un deber: administrar, cuidar y hacer rentable los ahorros individuales de trabajadores. Es lo que hemos hecho durante 19 años, con mucha transparencia. Hemos logrado que sean rentables, de un 100% que está conformado este fondo de las AFAP, un 40% es el ahorro que han volcado los ahorristas y el 60% es producto de la rentabilidad que dio ese 40%. Este aspecto hay que seguirlo cuidando. Hay que ser bien celosos donde coloquemos inversiones. Esas inversiones, llámese PPP o públicas, deben ser siempre seguras, porque indudablemente debemos preservar a nuestros jubilados una pensión de calidad. Creemos que la solidificación del sistema mixto pasa porque siga permaneciendo mixto y creemos que Uruguay se va a seguir solidificando. El sistema que está basado hoy por hoy en tres pilares fundamentales: uno solidario e intergeneracional (el del BPS), uno de ahorro individual obligatorio (el de las AFAP) y habría un tercer pilar a explotar que es el voluntario, para que conjuntamente las AFAP y los afiliados podamos crear mejores pensiones.

Su competencia ya permite el ahorro voluntario. ¿Tienen pensado incursionar en ese pilar?

Está en estudio, este año no se va a materializar. Vamos a focalizarnos este año y los futuros en educar para que sea algo natural, para que no sea solamente obligatorio sino que los afiliados y el joven uruguayo sean conscientes de la necesidad de hacer aportes voluntarios. Hay que explicarles que la jubilación depende no solo de la administración que hacemos las AFAP, depende también de que ellos estén cotizando. Depende de que empiecen a cotizar a temprana edad y mantengan esa cotización, porque hoy uno de cada tres afiliados no cotiza. Aunque muchas veces le rehuimos a los números, hay que explicar los intereses compuestos o las tasas implícitas... esos conocimientos hay que dárselos a la población uruguaya.

Hay tendencia a bajar la comisión que cobran las AFAP al afiliado. ¿Eso les genera la presión de generar más afiliados para sostener a la empresa?

No solamente para aumentar la cantidad de afiliados, sino para que la empresa se vuelva más eficiente en administrar cada peso que entre como comisión. Integración AFAP lo ha logrado, por eso pudo bajar la comisión.

La nueva ley lo premia.

Sí, pero estoy seguro de que uno de los componentes fundamentales de una pensión de mejor calidad es la rentabilidad. Pondría mayor énfasis en la rentabilidad antes que en la comisión, hay estudios al respecto. Esta discusión hay que seguirla dando.

A las AFAP se las ha acusado de hacer publicidad engañosa. ¿Se controlan entre sí?

El Banco Central (BCU) es el ente regulador y es quien vigila que las AFAP estemos haciendo nuestros deberes correctamente no solamente en las inversiones sino también en publicidad. Y tenemos también la ley de protección al consumidor. Ninguna de las cuatro AFAP hemos caído en violaciones a esa ley y mucho menos hemos transgredido la ley que impone el sistema de las AFAP. Y así lo ha ratificado cuando se le ha consultado al BCU.

Le pregunto porque pareciera que las AFAP no se critican unas a otras.

Puede haber consultas de una AFAP u otra al BCU preguntándole si tal publicidad está correcta o no y el BCU ha dicho que sí.

El uruguayo medio no entiende cómo funcionan las AFAP, ¿cuál es la principal desinformación con la que lidian?

Sí, educar es un debe que tenemos las AFAP y el sistema. En los últimos tres o cuatro años hemos avanzado muchísimo en eso. La desinformación mayor es que no saben qué se está haciendo con los recursos que vuelcan a las AFAP y no saben cuánto les están rindiendo esos recursos para su jubilación. El año pasado estuvimos mandando algunos cálculos jubilatorios para que pudieran ver con lo que tienen ahorrado cuánto va a ser su futura jubilación, porque eso es un tema que no piensa el trabajador cuando arranca a los 20 años. La jubilación la ve muy lejos, entonces pierde ese interés, más allá de la desconfianza que pueda tener la gente. Es un deber de las AFAP impartir más conocimiento para estar más cercanas al afiliado.

¿Cree que sus clientes entienden los estados de cuenta?

Cada vez más. Estoy seguro de que al principio era muy engorroso, pero hemos hecho el esfuerzo para llegarles con palabras sencillas. Siempre se le coloca material explicativo y se brinda la oportunidad de contactarse a la AFAP a través de la página web y por teléfono. Y desde el año pasado hicimos una apuesta en tecnología, un CRM, para brindar posibilidades de contactabilidad.

Integración tiene el 9,5% del fondo previsional y 16% de los afiliados. ¿Están cómodos con esa cuota en el mercado?

Cada año la estamos ampliando más. Durante los últimos cuatro años hemos mantenido el mayor crecimiento en afiliaciones voluntarias al sistema. Esto significa que esta participación ha venido incrementándose año a año y tenemos planeado incrementarla de forma paulatina a través de una mejor información a nuestros futuros afiliados. Esto no quiere decir que el tamaño importe.

¿A qué se refiere con eso?

Siendo la AFAP más chica estamos jugando en la cancha grande y estamos ganando campeonatos. La rentabilidad es uno de los factores que hacen tener una buena jubilación. A enero hemos exhibido la mayor del sistema. Estamos en una rentabilidad bruta nominal medida en pesos para el mes de enero en 15,03%, siendo la del promedio 14,82%. Eso es para el fondo de acumulación. Para el fondo de retiro es de 16,86%, cuando el promedio está en 16,23%. Durante los últimos cuatro años la rentabilidad de Integración AFAP ha subido de forma creciente y en los últimos tres hemos estado por encima del promedio del sistema. En 2011 estábamos cuartos, en 2012 fuimos terceros, en 2013 fuimos la segunda de mayor rentabilidad y en enero de 2015 fuimos la primera. La meta para este año es mantener ese primer lugar.

Vendedores que lograron la mayor productividad del sistema

Uno de los argumentos que exponen para afiliarse a Integración es que «es mejor por su gente», ¿a qué aluden con eso?

Desde hace cuatro o cinco años, apostamos a la capacitación de nuestro talento humano para brindar un mayor grado de satisfacción a nuestros afiliados. Tenemos un equipo de vendedores capacitado que explica de forma prolija las bondades del sistema. Además, su productividad estuvo por encima del promedio del sistema el año pasado: nuestros 22 vendedores ingresaron 9.395 afiliados voluntarios. Son 39 promedio por vendedor por mes y la media del sistema es 29.

¿En qué otros aspectos buscan diferenciarse?

Buscamos diferenciarnos a través de la educación financiera, como parte de nuestra responsabilidad social empresaria (RSE). Nos hemos enfocado en la calidad y en 2013 nos certificamos con la norma UNIT-ISO 9001:2008. Nuestra apuesta diferenciadora es en recursos humanos, educación, RSE y calidad. Todo esto acompañado de importantes inversiones en tecnología para dar seguimiento a nuestros afiliados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)