INNOVACIÓN

Diamandis: "América Latina tiene que cambiar la percepción de una quiebra"

El gurú de Silicon Valley habló sobre cómo mantenerse competitivo en un mundo cambiante.

Competencia. Hoy surge desde lugares inesperados, aseguró.
Competencia. Hoy surge desde lugares inesperados, asegura Diamandis.

«Mi trabajo es ayudar a las empresas, países y emprendedores a entender cómo las tecnologías, la inteligencia artificial, la robótica, las impresiones 3D y blockchain van a cambiar la forma de funcionamiento de las compañías. ¿Cómo les enseñamos a nuestros hijos?, ¿cómo gobernamos?», dice Peter Diamandis.

Su currículum es sorprendente. Es ingeniero y Máster en Aeronáutica del MIT y médico de Harvard; emprendedor aguerrido; fundó 17 compañías de punta; autor de dos best sellers (Abundancia y Audaz); la revista Fortune lo nombró uno de los 50 líderes más importantes del mundo; preside y es CEO de la Fundación XPrize y hace siete años creó —junto a Ray Kurzweil— Singularity University, entre múltiples otras iniciativas. Esta última es una institución única en el mundo, cuya misión es reunir, educar e inspirar a los estudiantes para facilitar y resolver los grandes desafíos de la humanidad.

«Existen tecnologías exponenciales —computación, redes, inteligencia artificial, blockchain— que están haciendo los recursos más abundantes. Hoy un niño en Santiago con su teléfono puede comunicarse mejor y acceder a más información que lo que el presidente de EE.UU. podía hacer hace 20 años", reflexiona y agrega: «Vivimos en un mundo extraordinario, donde el costo de la energía está disminuyendo rápidamente. Nos dirigimos a pasos agigantados a un mundo donde la inteligencia artificial será la mejor profesora, el mejor músico y médico. Cosas que antes tenían un precio inalcanzable hoy son más baratas y con mayor calidad».

Peter Diamandis

Peter Diamandis
En Silicon Valley el fracaso se denomina experiencia. En muchas otras partes del mundo si fracasas eres un game over"

Todo este cambio impone un gran desafío para las empresas y Diamandis advierte: hoy la competencia surge desde lugares inesperados. Antes solían ser compañías de la misma industria o de un país vecino. Actualmente viene de lugares poco comunes como Google, Apple, Tesla o Uber; o desde los emprendedores que salen de cualquier parte y usan las tecnologías, que les permiten lograr escalas a un nivel nunca logrado. «El reto para los CEO es cómo se mantienen competitivos y logran reinventarse», opina. Ahí las startups juegan un rol fundamental, porque, según Diamandis, son las que permitirán que las grandes compañías puedan reinventarse.

«Es muy difícil para cualquier empresa lograr cambiar radicalmente el centro neurálgico de su respectivo negocio. Las grandes compañías deben usar su capital, sus clientes, su data, su marca y realizar inversiones en un ecosistema de startups», comenta, y plantea la siguiente situación: «Podemos imaginar una empresa minera chilena invirtiendo en robótica y en inteligencia artificial, o en actividades mineras en el espacio, en empresas que están a la vanguardia tecnológica. Lo anterior va a ayudar a las grandes corporaciones a mantenerse vigentes, innovadoras y con una visión a largo plazo».

Diamandis sostiene que emprender solo para ganar dinero no es suficiente, que la pregunta clave es: ¿Qué te motiva y te hace seguir adelante? «Una vez que se tiene ese propósito, que yo llamo ‘masivamente trasformador’, puedes lanzarte en la búsqueda de un gran objetivo que será medible a gran escala, de la mano de las tecnologías exponenciales», explica.

A su juicio, uno de los grandes desafíos de América Latina «es cambiar la percepción frente a la quiebra y cuando las cosas no resultan». «En Silicon Valley el fracaso se denomina experiencia. En muchas otras partes del mundo si fracasas eres un game over. Si no te atreves a hacer nada porque puedes empañar tu reputación, nunca vas a intentar hacer algo grande. Es un tema cultural que tiene que cambiar».

El llamado que hace Diamandis busca que los líderes gubernamentales y empresariales entiendan hacia dónde va el mundo. «Aquellos líderes que están pegados en el pasado, que están focalizados en preservar las viejas industrias y negándose al cambio van a tener un despertar muy duro», asegura. «Veremos que las economías van a cambiar sustancialmente, pasando de un mundo basado en los petroquímicos a uno que se sostiene en energía eléctrica, solar, geotérmica y eólica. Veremos países como Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes que ya están invirtiendo fuertemente para liderar en el ámbito de las nuevas tecnologías». 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)