NEGOCIOS

El «despegue» de la nueva Aerolíneas Argentinas hace escala en Uruguay

La gestión al frente de la empresa estatal busca fortalecer la operación dentro y fuera de fronteras.

García. Este año, la firma ingresará casi US$ 700: a través del canal online, dijo. (Foto: Francisco Flores)
García. Este año, la firma ingresará casi US$ 700: a través del canal online, dijo. (Foto: Francisco Flores)

Con una nueva estrategia comercial, la ampliación de su flota y una mayor infraestructura, Aerolíneas Argentinas busca reforzar su marca en su mercado local pero también fuera de fronteras. En ese esquema, Uruguay es una plaza interesante para potenciar el despegue de la nueva etapa de la compañía y por ello organizó un evento de presentación ante operadores turísticos, el martes 12 en el hotel Hyatt Centric.

La elección de Montevideo responde a que se trata de «una de las 12 principales ciudades» que atiende la aerolínea estatal fuera de su país, justificó a El Empresario su gerente comercial, Diego García.

La relevancia del mercado uruguayo para Aerolíneas Argentinas ha llevado a la ampliación de sus servicios. Se trata del segundo destino para la empresa en número de frecuencias, luego de Brasil (93). De los 44 vuelos semanales que realiza la aerolínea a Uruguay, 34 cubren la ruta Montevideo-Buenos Aires y 10 la de Aeroparque-Punta del Este (en temporada se suman otros seis vuelos desde Córdoba y Rosario).

«A medida que se vaya desarrollando más el mercado, o sea que (los viajeros) dejen el buque y se muevan en avión, Aerolíneas va a seguir incrementando la oferta a Montevideo», planteó García respecto a las posibilidades de expansión de la compañía en Uruguay.

El ejecutivo remarcó la presencia estable de la aerolínea en la plaza local como un argumento para la fidelización de los consumidores.

En los últimos años, «hubo distintos jugadores que entraron y salieron y Aerolíneas Argentinas fue la que siempre se mantuvo y atendió la ruta. Eso lo que hace es que tenga cada vez más pasajeros fidelizados, y un share importante no solo de oferta de asientos sino también de pasajeros que los utilizan». Al año, la ocupación de los vuelos Montevideo-Buenos Aires llega al 74% mientras que en los que involucran a Punta del Este es del 60%. En temporada alta es superior.

Competencia creciente

Como empresa estatal, Aerolíneas está alineada al objetivo del gobierno argentino de elevar el número de personas que acceden a viajar en avión. «Nuestro compromiso es pasar de 8,5 millones de pasajeros domésticos en 2015 a unos de 14 millones en 2019. Ya crecimos 25% en estos primeros 18 meses, lo cual marca que estamos en el camino indicado», consideró García.

Lograr ese objetivo es un desafío mayor frente a las intenciones de diversas aerolíneas low cost de comenzar a operar en ese país.

Según García, esas compañías tendrán que «esforzarse bastante» para equiparar la oferta estatal.

Aerolíneas Argentinas tiene una flota de 82 aviones de última generación con los que cumple tanto vuelos internacionales como otros 250 diarios a 37 ciudades del país, además cuenta con tres hubs (Aeroparque, Ezeiza y Córdoba).

En contrapartida, las low cost se caracterizan por ofrecer vuelos baratos pero solo de punto a punto.

«Entre los jugadores que ya están en el mercado, somos la empresa más preparada para esta competencia», subrayó García.

Para desarrollar su expansión, la aerolínea está trabajando en variables críticas del negocio como la puntualidad y la optimización de costos. Sobre esto último, por ejemplo, Aerolíneas se aseguró ser el primer operador de la región en incorporar la nueva generación de aviones 737 Max que garantizan una eficiencia en el consumo de combustible del 16%.

El e-commerce es otro pilar del plan de crecimiento. De hecho, subió 9% en un año la penetración del sitio web de Aerolíneas en sus ventas. «Este año vamos a cerrar en casi US$ 700 millones de venta a través de aerolíneas.com, lo que equivale al 32% de la facturación», comentó García.

El resultado viene precedido de una apuesta al marketing basado en la segmentación de audiencias y un diálogo directo con el consumidor final. El primer paso en esa dirección fue despertar la curiosidad del público. Los avisos estaban firmados por aerolíneas.com, sin teléfono de contacto ni direcciones, como forma de obligar al consumidor a consultar la web oficial.

En tanto, el ejecutivo comentó que la nueva administración al frente de la empresa espera —para el cierre de este año— haber bajado a US$ 170 millones el subsidio que recibe del Estado, un monto que en los últimos ocho años promedió US$ 640 millones. La firma proyecta que en 2019 o 2020 volverá a un «punto de equilibrio».

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)