NEGOCIOS

Confitería Carrera lleva su menú de clásicos productos a las góndolas

La empresa estrenó una línea de alimentos envasados que se venden en la cadena Kinko.

Apuesta. Rodríguez (izq.) y Albanell (der.) afirmaron que la empresa invirtió en equipo y personal para este proyecto. (Foto: Ariel Comegna)
Apuesta. Rodríguez (izq.) y Albanell (der.) afirmaron que la empresa invirtió en equipo y personal para este proyecto. (Foto: Ariel Comegna)

Sandwiches, pizzas y pizzetas, tartas, empanadas, pascualina y masitas, son algunos de los bocadillos que han hecho reconocida a Confitería Carrera. Ahora, en una nueva apuesta, la empresa lanzó su línea de productos envasados (con al menos una docena de opciones) en las tiendas de cercanía Kinko.

La propuesta surge como una alternativa para llevar los productos a los consumidores a través de varios puntos de venta y sin que tengan que pasar exclusivamente por la confitería. Carrera tiene su casa central y planta de producción en Magallanes y Colonia, además de dos sucursales (una en el Punta Carretas Shopping y otra en el hipermercado Géant).

«En nuestros locales (los clientes) encuentran productos que son elaborados en el día y de la misma forma desde hace más de 65 años, pero también hay otros consumidores, quizás más jóvenes, que buscan algo complementario», dijo el director de la confitería, Diego Albanell, aludiendo a la «practicidad y rapidez» que persigue ese segmento del público.

Para complacer a ese nicho, la empresa dio el salto a las góndolas a principios de este mes, con esta línea de productos disponible por ahora en siete sucursales de Kinko (distribuidos entre Pocitos, Carrasco, Punta Carretas, Ciudad Vieja y Carrasco Norte). La cadena cuenta con 21 locales.

La idea de no hacer un lanzamiento a mayor escala responde a la cultura de Carrera de ser «cuidadosa» en los pasos que da.

«Estamos haciendo experiencia en retail, algo nuevo para nosotros. Apostamos a mantener la esencia del producto y que quien lo compre en un Kinko —aunque hay un envasado y se manejan otros vencimientos— tenga la certeza de que consume un producto de Carrera. Hasta tanto no tengamos bien aceitado el proceso no vamos a expandirnos, a pesar de que ha habido intenciones de que estemos en otros lugares», afirmó Álvaro Rodríguez, gerente general de la empresa.

Receta logística.

Los productos envasados se elaboran bajo la misma receta que los que se venden en los locales de Carrera: son alimentos preparados en el día y sin conservantes.

Para cumplir con esa premisa con los envasados, la empresa invirtió en equipos y personal (allí trabajan 176 personas). Se acondicionó un sector de la planta para incorporar «capacidad de frío» y sumó maquinaria para realizar el envasado en una atmósfera controlada. La bolsa pouch es clave para conservar la frescura de los alimentos. «Se retira el oxígeno del envase y se pone aire inerte para que se conserve como recién elaborado», contó Albanell.

La logística también apunta a lograr un reabastecimiento adecuado de los locales y así como evitar quiebres de stock, agregó.

Desarrollar esta nueva línea no ha alterado el volumen de elaboración de la confitería, aunque sí se han sumado tareas de envasado, etiquetado, conservación y distribución. Los precios de estos productos están en un «rango similar» a los que se venden en la confitería, señalaron sus responsables.

La expectativa a largo plazo es que una vez consolidada, la distribución a terceros alcance a un 15% o 20% de la producción.

Entretanto, estiman que los «clásicos» como las pizzas van a funcionar bien a nivel comercial. Lo mismo esperan de los cigarrillos barceloneses, un producto típico de la empresa. «Tienen un sabor único y es un gran diferencial», concluyó Rodríguez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)