AFTER - WORK

Combate al ocio con libros y un buen café

La librería Escaramuza seduce con un espacio generoso donde pueden conocerse libros, cursar distintos talleres y deleitarse con una propuesta gastronómica de calidad

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Local. Funciona como librería, distribuidora de libros y café/restaurante. Foto: Gentileza Escaramuza.

Si bien el diccionario de la Real Academia Española define la palabra Escaramuza como una riña, disputa o contienda de poca importancia, en Montevideo el vocablo adquirió otra acepción. Escaramuza es la librería y café de Pablo de María 1185.

Liderada por Pablo Braun y Alejandro Lagazeta, la casa fue puesta a punto especialmente para albergar el nuevo emprendimiento. Bajo la batuta de los arquitectos Emilio Magnone y Fabrizio Devoto, la residencia centenaria recobró el esplendor de antaño y, de la mano de las decoradoras Inés y Agustina San Martín, se acondicionó sus espacios para los fines actuales: librería, editorial, sede de talleres varios y café/restaurante.

Los libros dan la bienvenida y las bibliotecas tapizan las paredes de varias habitaciones. La madera prima y no faltan escaleras para alcanzar los ejemplares que están a varios metros del suelo. La calidez de los salones se complementa con la atención y sugerencias que brindan los libreros.

Hacia el fondo se vislumbran los salones multiuso que son sede de varios talleres. Los hay de coro, de ideas para un guión, para aprender a realizar un fotolibro, de creación de canciones y narración gráfica (dictados por Rodolfo Santullo y Matías Bergara). En las próximas dos semanas, Antonio Jiménez Morato invita a uno de escritura bautizado Domar la divina garza, «una propuesta para cazar, seducir o, al menos, invitar a la inspiración».

La actividad cultural convive con la gastronomía. En la mañana se pone en marcha la cafetería, al mediodía el restaurante que siempre tiene un plato del día (el menú va de $ 70 con sopas a $ 310 la sugerencia del chef). A la tarde gana terreno el café, que se acompaña con medialunas, scones de queso, entre otros. Una claraboya de generosas dimensiones asegura la luz natural del lugar, que da a un patio abierto, ideal para disfrutar los días de sol. Escaramuza abre de lunes a sábado de 9 a 21 horas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)