CUADRO DE HONOR | Stanford

Cercanía a Silicon Valley que da frutos

Próxima a uno de los centros de negocios más fuertes para las empresas tecnológicas, Stanford University tiene uno de los campus más grandes de EE.UU. y es una de las más prestigiosas del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marissa Mayer y Evan Spiegel

Larry Page y Sergey Brin, los cofundadores de Google, se conocieron allí cuando cursaban sus doctorados. Se estima que el valor de las compañías fundadas por antiguos alumnos en conjunto equivale a la décima economía más grande del mundo. Entre ellas, figuran Netflix, PayPal, Instagram, Hewlett-Packard, Snapchat y Yahoo. 

MARISSA MAYER

Ingeniera en informática, CEO de Yahoo

Supo ser «la rubia en las clases superiores de ciencias de la computación», pero cuando ingresó al campus pensaba en ser doctora. Cambió de opinión tras su primer año, cuando notó que aprendía lo mismo que sus amigos en Wisconsin, su ciudad natal. «Estoy haciendo algo mucho más caro, ¿cómo puedo sacarle el máximo provecho?», pensó. Dejará su puesto cuando se concrete la venta de Yahoo a Verizon y recibirá una millonaria compensación que fue catalogada como uno de los cinco «paracaídas más onerosos» que recibieron los CEO al irse de firmas estadounidenses.

EVAN SPIEGEL

Cofundador y CEO de Snapchat

Fue criado en un costoso suburbio de Los Ángeles. Mientras estudiaba el programa de diseño de producto, conoció a dos amigos de fraternidad con los que cofundó Snapchat. Un amigo de su familia lo invitó a una clase de posgrado en Stanford sobre emprendedurismo y capital de riesgo, donde escuchó charlas de personalidades como el cofundador de YouTube, Chad Hurley, y el entonces CEO de Google, Eric Schmidt. Este último lo ha definido como «el próximo Bill Gates o Mark Zuckerberg». Al igual que ellos, dejó los estudios cuando le faltaban pocos créditos para recibirse.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)