Tecnología

El CEO que sacó lustre en Microsoft al brillo de los años dorados de la PC

Satya Nadella celebró un año al frente de la dirección general, con nuevos productos y apuestas. Office para iPad y HoloLens (lentes de realidad aumentada) dentro de sus logros más importantes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nadella. La apuesta a la nube y al celular, el sello de su desembarco en Microsoft. (Foto: Gentileza Microsoft)

¿Pasado de moda? ¿Microsoft? Satya Nadella busca demostrar lo contrario desde hace un año al mando del gigante informático estadounidense. "No solucionó todos los problemas, pero tomó medidas que van en la buena dirección en el plano estratégico", dijo J.P. Gownder, analista de la consultora Forrester.

Satya Nadella sustituyó en el puesto a Steve Ballmer con el objetivo de devolver a Microsoft su brillo de la época de oro de la PC, antes de que el grupo perdiera el tren de los teléfonos celulares y cediera los primeros lugares a Apple y Google.

Varios productos presentados desde su llegada estaban en preparación desde hace varios años, pero el "cambio cultural" prometido fue simbolizado por dos: Office para iPad, una aplicación que abría por primera vez los programas de burótica Microsoft al ecosistema de su rival Apple; y HoloLens, un prototipo de lentes de realidad aumentada que marcó para muchos observadores la vuelta de Microsoft a la innovación.

Word, Excel, PowerPoint, Outlook... ya no están reservados a Windows, el sistema de explotación de Microsoft, existen también en versiones compatibles con iOS y Android, los sistemas de Apple y Google, respectivamente.

Los HoloLens le aportaron a Microsoft un aspecto "cool", un mensaje positivo hacia los desarrolladores hasta ahora escasamente favorables a concebir aplicaciones para iOS y Android.

Mejorar la popularidad de Microsoft entre jóvenes y desarrolladores fue también una de las apuestas que presidieron la compra, en septiembre pasado, del videojuego Minecraft, fuertemente apreciado tanto por niños como por jugadores experimentados.

Pasos en falso

"Microsoft es ahora una empresa distinta, que ya no comete errores estúpidos", como cuando ignoró el ascenso de los aparatos móviles, comentó Trip Chowdhry, analista en Global Equities Research.

La nueva era Nadella conoció no obstante algunos pasos en falso, como sus torpes declaraciones sobre el "buen karma" de las mujeres que no reclaman aumentos salariales.

También le cupo anunciar el año pasado el mayor plan de recortes de la historia del grupo: la supresión de 18.000 puestos de trabajo, 14% de los efectivos a nivel mundial, una medida debida, según explicó, a la necesidad de simplificar la organización interna y a la integración del fabricante de teléfonos Nokia.

En un primer momento Wall Street se mostró favorable a la iniciativa, pero el panorama cambió en las últimas semanas. La acción de Microsoft aumentó 36% entre la llegada de Nadella y mediados de noviembre, pero luego perdió la mitad de sus ganancias. Los últimos resultados trimestrales evidenciaron un retroceso de 13% de los ingresos producidos por las ventas de licencias Windows.

Una nueva cancha

La nube y el celular son antes que nada el sello de Nadella desde su desembarco en Microsoft. La apuesta a la nube ya está pagando, como demuestran los buenos resultados de productos corporativos como la plataforma Azure. Microsoft continúa así su transición desde la oferta de programas en soportes físicos (disquetes, CD) hacia las suscripciones en línea.

En smartphones, Microsoft espera reparar este año los errores cometidos en 2012 con Windows 8. La próxima versión, Windows 10, aspira a adaptarse a las computadoras como a los teléfonos móviles y a las tabletas, a las empresas como al público más amplio, y permitirá a los desarrolladores concebir aplicaciones compatibles con el conjunto de estos aparatos. (AFP)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)