NEGOCIOS

Canarias diversifica sus negocios con una apuesta a la "tradición del mate"

La marca de yerbas se expande con la venta de termos brasileños, que se suman a su línea de tés.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mercado. González y Loira aseguran que poseen más del 50% del market share de las yerbas en el país. (Foto: Ariel Colmegna)

Canarias, una marca identificada con el ritual uruguayo del mate, apuesta a diversificar sus negocios dentro de esa tradición; su última movida consiste en la venta de termos, tras un reciente acuerdo con el fabricante brasileño Termolar.

A principios de mes, Canarias inició la venta de la primera partida de 25.000 termos, dispuestos en 22.000 puntos de venta en todo el país (supermercados, autoservicios, almacenes y kioscos así como ferreterías, bazares y casas de pesca y camping) a través de su red de distribuidores.

El acuerdo representa la "conjunción de una búsqueda, una necesidad y una oportunidad" para ambas empresas, señaló Luis E. González, gerente general de Canarias. Mientras Termolar busca fortalecer su presencia en el mercado local, Canarias apunta a expandirse asociándose a una "marca de calidad" dentro del universo de productos que hacen a la "tradición del mate", explicó. Si bien Canarias ya comercializaba termos, procedentes de China y Argentina, que servían como "imagen de marca", el objetivo ahora es generar una "identidad, o sea un conjunto de símbolos en torno a la yerba", señaló González.

Gracias al acuerdo, Canarias introdujo cuatro modelos de la marca brasileña, con precios que van desde los $ 290 para el termo Chimarrita hasta los $ 1.750 para el R-Evolution, calificado como el "producto estrella de Termolar". A estos se suman los modelos Garbo y Golden, este último personalizado con la marca Canarias.

Con esta propuesta la empresa se instala con fuerza en el mercado de termos, donde los productos chinos captan más del 60% de participación. Canarias prevé ampliar el catálogo próximamente.

El acuerdo con Termolar es un paso más de la firma para fortalecer su posición de liderazgo en el mercado de yerbas, donde ostenta más del 50% de las ventas, sostuvo González. En Uruguay, el consumo per cápita de yerba es de 10 kilos al año, aunque la cifra sube a 12,8 si se toma solo al público consumidor (unos 2,5 millones).

Dentro de la categoría, las yerbas regulares concentran el 65% de las preferencias, frente al 35% que reúnen las compuestas, comentó Nelson Loira, gerente de Marketing de la compañía. En el primer segmento, Canarias tiene el 75% de participación (del cual un 42% corresponde a la Canarias amarilla; la empresa además tiene las marcas Baldo y Canaritas). En las compuestas, donde ofrece las marcas Serena y Canaritas con Hierbas, la compañía tiene el 28%.

De largo plazo.

Con el mercado de las yerbas ya maduro, Canarias decidió diversificarse a través de una línea de tés, lanzada a fines de 2014 luego de estudiar a fondo la categoría. De allí surgió que "el sector de las infusiones era el más lógico (para diversificarnos) y donde los consumidores veían normal y aceptaban la marca Canarias como expansión", reveló Loira.

Con un blend regular y seis variedades en hierbas, Canarias solo compite en té en saquitos, que representa cerca del 70% del segmento. Allí cuenta con un 4% de participación, pero muestra una "tendencia creciente", dijo Loira.

Más allá de las cifras, la empresa mira la categoría y los negocios a "largo plazo". "No entramos para durar tres años y ver si dieron los números o no. Nuestra vocación es ingresar y, principalmente en este caso, tomamos el desafío de entrar con una marca líder en una categoría para ser líder o intentarlo", recalcó González.

Esa visión también se refleja en la decisión de la empresa de dejar su planta en Pando para instalarse en un moderno centro logístico, ubicado en la ruta 101, cuya construcción costó US$ 5 millones.

La mudanza, en 2013, facilitó la expansión de la compañía en términos locativos: el predio tiene 7,5 hectáreas; la construcción supera los 5.000 metros cuadrados (m2), con 600 m2 de oficinas y más de 4.000 m2 en depósitos, que tienen un 85% de ocupación.

Ese crecimiento locativo también hizo posible que la empresa incorporara nuevas unidades de negocios, primero el té y ahora los termos. Una eventual expansión de la marca a un nuevo segmento implicaría una ampliación del centro logístico, aunque aún no hay nada en concreto, advirtió Loira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)