NEGOCIOS

Cambia dueño de parques eólicos en Brasil

Dos importantes complejos de Casa dos Ventos fueron vendidos a un fondo británico por US$ 495 millones

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Transacción. Los dos complejos, en Pernambuco y Piauí, totalizan 392 MW. (Foto: Reuters)

Dos importantes complejos eólicos del noreste brasileño fueron vendidos por 2.000 millones de reales (unos US$ 495 millones) al fondo británico Cubico Sustainable Investments, anunció la compañía Casa dos Ventos.

El director de proyectos y nuevos negocios de la empresa, Lucas Araripe, señaló que la negociación fue concluida en 2015 y recibió el aval del Consejo Administrativo de Defensa Económica (CADE), el órgano antimonopolio del país.

La transacción, que por valor y energía contratada —392 megavatios (MW)— es la mayor con usinas eólicas en el país suramericano, representa un tercio de los activos en operación y construcción de Casa dos Ventos.

La operación incluye los complejos Ventos de Santa Brígida (182 MW), en el estado de Pernambuco, y Ventos do Araripe I (210 MW), en Simões (Piauí).

El complejo Ventos de Santa Brígida, inaugurado el año pasado, está compuesto por siete parques eólicos, localizados en los agrestes municipios de Caetes, Pedra y Paranatama, y tiene una capacidad de 181,9 MW, suficiente para abastecer 350.000 hogares.

Las instalaciones cuentan con 107 aerogeneradores, distribuidos a lo largo de unas 3.500 hectáreas.

La construcción de este complejo eólico supuso una inversión de unos US$ 213,8 millones y se espera que genere 1.000 empleos directos y 2.000 indirectos en la región de Caetes, a 250 kilómetros de la capital del estado, Recife.

Araripe dijo que con la «capitalización» obtenida por el negocio y la «situación confortable de caja», la empresa mantendrá sus otros tres complejos y podrá «invertir en nuevos proyectos», a pesar de que 2016 «es un año con bastante incertidumbre por las variaciones económicas y políticas» del país.

Los planes de «reinversión», explicó Araripe, forman parte de un proceso «natural» de transacciones en una firma como la suya, que desarrolla activos y tiene «una cartera grande de proyectos».

Entre 2009, con la primera subasta, y 2015 «la fuente eólica fue la que más vendió energía después de la hidroeléctrica», resaltó Araripe. Para fines de 2018, agregó, Brasil deberá tener un 10% de su energía de fuente eólica, duplicando el actual 5%, como resultado de «tarifas competitivas» y de la «eficiencia por las condiciones de viento de alta velocidad y constante» que presenta el país.

Casa dos Ventos, que administra una cartera de complejos que genera 15 gigavatios, continuará con los proyectos de Tianguá (130 MW) en el estado de Ceará, y de São Clemente (216 MW), en Pernambuco, ambos con previsión de entrar en operación este año, y el de Ventos do Araripe III (359 MW), en Piauí, previsto para 2017, los tres en el nordeste del país.

El grupo Cubico, con sede en Londres y comprador de los dos complejos, es controlado por el banco Santander y los fondos canadienses Ontario Teacher’s Pension Plan y PSP (Public Sector Pension Investment Board). Cubico anunció el lunes la apertura de una oficina en São Paulo para cuidar de sus inversiones en Brasil y de su actuación en los mercados de Perú, Colombia, Uruguay, Panamá y Costa Rica, además de México, donde trabaja con cinco parques en desarrollo con potencial de capacidad de 799 MW. (EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)