LIDERAZGO

Bernardo Bárcenas: El verdadero líder "es un emprendedor"

Con su visión guía e inspira o otros, a diferencia del jefe que solo da órdenes, dice experto argentino.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Raet Customer Experience. El consultor fue uno de los disertantes del evento de RR.HH., realizado recientemente en Colonia.

"Las empresas con empleados van a desaparecer". La frase —apocalíptica— no refiere a un futuro donde los freelancers sean el motor principal de la fuerza de trabajo de las compañías sino que apunta al tipo de mentalidad y actitud que debe impulsar a las organizaciones. Solo aquellas que promuevan una visión de CEO o de emprendedor podrán subsistir, porque pasarán de "hacer lo mínimo necesario" a dar soluciones e inspirar a otros. El análisis corresponde a Bernardo Bárcenas, socio fundador y director de Experiencia Líderes, consultora especializada en liderazgo.

Bárcena disertó en el evento de RR.HH. "Raet Customer Experience", realizado en Colonia. De cómo ejercer el liderazgo habló con El Empresario tras el evento.

—Hay quienes piensan que el jefe, por la naturaleza del cargo, es un líder. Usted marca una diferencia actitudinal entre esos roles. ¿De qué se trata?

—Así es, creo que hay una diferencia entre jefe y líder. El jefe es empleado, el líder es emprendedor. Si la persona se comporta como un emprendedor —aparte de otras actitudes y competencias que debe tener— va a ser un gran líder si no es un jefe, una persona que da órdenes y pretende que los demás cumplan lo que dice. El liderazgo es al revés, es servicio.

—¿A qué se refiere con servicio?, ¿así se gana legitimidad frente a los demás?

—Sí, el jefe tiene poder y el líder, autoridad. Y eso deriva del hecho de estar al servicio de su gente, procurando que quiera (que esté motivada), que sepa (que tenga información, conocimiento para hacer la tarea) y que pueda (que tenga los recursos para hacer). Está lleno de jefes que son empleados, que hacen lo mínimo indispensable y hay líderes que son innovadores e inspiran incluso sin tener una posición formal de jefe.

—¿Cuáles son los errores típicos que cometen los jefes?

—El primero es que muchos se ponen en el rol de víctima; cuando algo no sale se justifican y dan explicaciones en vez de buscar aprendizajes. Segundo, algunos carecen de inteligencia emocional que es la habilidad que nos permite identificar nuestras emociones y gobernar nuestras acciones. Esas personas se molestan con algo y te lo dicen de mala manera. Entonces hay falta de inteligencia emocional, que es la habilidad más importante del liderazgo. Otro error es no reconocer a las personas. (Esos jefes) piensan: "Si el otro hizo bien la tarea, (no lo recompenso porque) le pago para eso". En cambio si la hace mal, lo corrige y a veces hasta en público. Hay que reconocer a nuestra gente en público para de esa manera comunicar visión y decirle —en privado— a los demás qué es lo que quiero que pase. El reconocimiento es una de las herramientas más importantes del líder y sin embargo (muchas veces) no la utiliza. Otro tema clave es la falta de visión, que es una imagen mental de un estado futuro deseable.

—¿Qué pasa con los líderes de las nuevas generaciones?, ¿Qué los identifica?

—Son muy interesantes. Existen tres cosas que los motivan: aprendizaje, autonomía y propósito. En general, son más líderes que jefes porque les gusta ser bien guiados, son inspirados, con lo cual no los vas a ver en estructuras rígidas, dando órdenes sino que son de escuchar más, son más tolerantes, creativos e innovadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)