Negocios

Barbie escucha buenas ideas

Para salvarse de la crisis en las ventas, el fabricante Mattel apuesta a reinventar la muñeca a partir de propuestas del público y se alió con la plataforma de crowdsourcing para inventores Quirky

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mattel apuesta a reinventar la muñeca a partir de propuestas del público. Foto: Google Images.

Buscando una alternativa a la crisis de Barbie, uno de sus juguetes más emblemáticos, el fabricante Mattel, cuyas acciones acumulan una caída de 20% en el año, apuesta al público en general para conseguir una salvación a la compañía o, como se ha llamado, «la próxima gran idea».

Según el portal CNN Money, Mattel se alió con Quirky —una plataforma de crowdsourcing para inventores que permite que cualquier persona envíe una idea para un producto—, la cual ya ha lanzado artículos en alianza con Amazon, Home Depot, Bed, Bath & Beyond y Costco.

El sitio funciona de la siguiente manera: los casi 1,5 millones de usuarios registrados pueden votar las mejores ideas para Barbie; la ganadora será desarrollada por las dos empresas y estará disponible en las tiendas para la temporada navideña. A cambio, el inventor que consiga que su idea sea escogida recibirá un 3,5% en royalties.

Un detalle importante es que gran parte del público objetivo de Mattel, los niños, también pueden hacer sugerencias y por eso Quirky está cambiando sus políticas.

Paralelamente, la plataforma anuncia a través de un video que los «inventores» podrán hacer sus aportes para otros productos de Mattel, como los autitos Hot Wheels y los juguetes para bebés Fisher Price, entre otros.

«Los juguetes son una de las categorías más populares», dijo a CNN Money el fundador de Quirky, Ben Kaufman, agregando que la plataforma obtuvo 15.000 ideas relacionadas a juguetes desde que el sitio fue lanzado en 2009. «Ahora tenemos una asociación con Mattel para comercializar rápidamente algunas de esas invenciones», acotó.

La convocatoria busca revertir un escenario adverso. Las ventas de Barbie cayeron 16% en 2014, según el balance divulgado por Mattel. Las muñecas American Girl fueron por el mismo camino y redujeron sus ventas un 3% en el último año.

Hasta Fisher Price vio un descenso de 13% en sus ventas el año pasado, lo que puede ser visto como una señal de cambio del comportamiento de las nuevas generaciones a la hora de jugar.

También se han producido cambios puertas adentro de la empresa.

En enero, el director ejecutivo fue despedido y Christopher Sinclair, su reemplazo interino, fue confirmado en el cargo a principios de abril. Con poca experiencia en el ramo, Sinclair tendrá que enfrentar los retos que se presentan, especialmente el de entusiasmar al público con los productos nuevos que lance al mercado. (En base a O Globo / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)