RR.HH.

Baja habilidad profesional y técnica afecta la competitividad del país

Uruguay cayó cuatro posiciones en índice de la consultora de recursos humanos Adecco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Educación. En sectores clave de la economía el nivel no es bueno, según informe. Foto: Shutterstock.

El nivel educativo en Uruguay le jugó este año una mala pasada al país en su capacidad para captar y retener talento, según revela un indicador elaborado por la consultora de recursos humanos Adecco.

El país cayó el año pasado cuatro escalones en el ranking mundial que ordena los países de acuerdo a un Índice Global de Competitividad por el Talento (GTIC), que se centra en cuatro pilares externos y dos internos. El retroceso se debe principalmente a los dos internos: «habilidades profesionales y técnicas», que lo ubicó en la posición 92 (la peor calificación de todos los indicadores en el ranking), y «destrezas de conocimiento global» (67).

El estudio, realizado por Adecco junto con Insead y Human Capital Leadership Institute, toma en cuenta cómo los países atraen, fomentan y retienen el talento y mostró a Uruguay en el escalón 51 entre 118 países que representan el 97,3% del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 88,7% de la población.

La posición global del país no fue tan desfavorable porque logró buenas calificaciones en los factores externos: en «habilitación» (que refiere a reglas de juego) ocupa el puesto 51, en «atracción» el 28, en «retención del talento» el 44 y en «crecimiento» el 41.

Suiza lidera el ranking global. A nivel latinoamericano, los países que se ubicaron por encima de Uruguay fueron Chile (líder regional, que ocupa el escalón 34 del mundo), Costa Rica (39) y Panamá (48). Por debajo de Uruguay figuraron Argentina (64), Colombia (71) y México (74). Las peores posiciones fueron para Ecuador (79), Brasil (81) y Perú (83).

Habilidades a mejorar

En concreto, en el pilar «habilidades profesionales y técnicas», resaltan ítems en malas posiciones, como el nivel de educación secundaria en la población (puesto 81) y en la fuerza de trabajo (68), explicó Nelson Montoya, country manager de Adecco Uruguay. También en este pilar alerta la variable «empleabilidad», que se ubicó en la posición 102, agregó el ejecutivo. «Esto mide, entre otros ítems, la relevancia del sistema educativo en la economía (puesto 100) y la disponibilidad de científicos e ingenieros en el mercado (97). Significa que hay muchos trabajadores que no tienen un nivel educativo alto. El agro, un área importante para la economía, no requiere un mayor nivel técnico; en cambio, el sector informático que sí lo requiere tiene poca incidencia», graficó.

En tanto, en el otro pilar interno, «habilidades de conocimiento global», resaltan los malos resultados en «exportaciones de alto valor agregado», donde Uruguay se ubicó en el puesto 77 y «población con educación terciaria» (73).

«La clave es saber qué tan bien el sistema educativo cubre las necesidades de la economía. Es un diálogo que debe darse entre empresas, gobierno y sistema educativo. Entiendo que los jóvenes deben tener habilidades blandas como flexibilidad, innovación y desarrollo social. Tienen que saber que lo que se enseña puede cambiar mañana porque es como transcurre hoy la realidad del trabajo», resaltó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)