NEGOCIOS

Argentina promueve chips en rodeo vacuno

Los esfuerzos de Argentina para elevar las exportaciones ganaderas están apostando por una nueva estrategia: vacas con microchips.

El gobierno de Mauricio Macri trabaja para promover el uso de microchips en los animales, los que permiten mejorar el rastreo de suministros y hacer más atractivas las exportaciones de carne para los compradores en EE.UU. y Asia. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) será el que impulse el uso de esta tecnología para ganar en trazabilidad y mejorar las ventas en esos mercados con requisitos más estrictos.

Si en la actualidad se utilizan las etiquetas de colores en las orejas de los ejemplares para rastrear manualmente el ganado, ahora los microchips y el seguimiento digital lograrán eliminar los posibles errores de la revisión manual.

Aunque el alto costo de los chips hará que su uso sea inicialmente voluntario, la medida podría ir avanzando luego de que culminen las negociaciones que hace meses funcionarios argentinos han desarrollado con su contraparte estadounidense.

El principal objetivo de las conversaciones es que los productos cárnicos argentinos logren entrar al mercado de EE.UU., en donde están prohibidos desde 2001 producto de un brote de fiebre aftosa. De hecho, representantes de los gobiernos de Mauricio Macri y Donald Trump se han reunido en varias oportunidades para intentar destrabar el reingreso de los cortes cárnicos locales.

La idea de utilizar microchips en el control bovino tiene antecedentes en Argentina. Ricardo Echegaray, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) durante el último gobierno de Cristina Fernández, dispuso en 2014 la creación del Sistema Fiscal de Trazabilidad Animal (SIFTA), iniciativa que finalmente no prosperó. En base a EL MERCURIO Y LA NACIÓN / GDA

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)