NEGOCIOS

«Aunque ahora Argentina está empantanada, miro a largo plazo»

El CEO de General Electric, Jeff Immelt, invertirá en el país vecino para generar 1,5 GW antes de fin de año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Perspectiva: "Todos los negocios tienen ciclos. Nosotros creemos en el del petróleo y el gas", dice Immelt. (Foto: La Nación / GDA)

La llegada de Barack Obama a Argentina junto a 400 empresarios la semana pasada es muestra de la apertura económica que busca el nuevo gobierno de Mauricio Macri. Sin embargo, el presidente y CEO de General Electric (GE), Jeff Immelt, fue un adelantado. Viajó un par de semanas antes y se comprometió ante Macri a invertir para generar 1,5 gigavatios (GW) de energía antes de fin de año. Eso alcanza para proveer luz a unos 2,25 millones de hogares. Immelt no especificó cuánto desembolsará GE ni quiénes serán sus socios en el proyecto, pero se estima que se requieren US$ 1.000 millones por cada GW nuevo.

«Todos los negocios tienen ciclos. Creemos en el del petróleo y el gas»

GE ya emplea a 1.900 personas en Argentina, donde cuenta con dos fábricas de bombas para Oil & Gas en Chubut y una de agua en Pilar, provincia de Buenos Aires. Este es un extracto del diálogo que mantuvo con La Nación.

—¿Cuál es la estrategia en Argentina y la región?

—Somos una compañía de infraestructura de alta tecnología. Somos grandes en la generación de energía eléctrica, petróleo, gas, agua, salud y transporte (locomotoras). Hay una tremenda demanda de nuestros productos en Argentina y en el resto de América Latina. Basta pensar en la generación de energía eléctrica. Planeamos competir plenamente en estos mercados.

—¿Qué inversiones hay previstas para el país?

—En Argentina hay una demanda tremenda de generación de energía eléctrica. Vamos a poner 1,5 GW de energía en las redes antes de fin de año. Debemos tener suficiente flexibilidad, ampliar nuestro propio modelo de negocios y traer tecnología y soluciones para competir.

—GE también tiene foco en el sector petrolero, ¿qué previsiones tiene para los próximos años?

—Es difícil pronosticar los precios del petróleo. Todos los negocios en los que estamos tienen ciclos. Creemos en el negocio del petróleo y el gas a largo plazo. Por lo que cuando los precios están más bajos y le va peor al sector, creemos que es una buena oportunidad para que invirtamos más. Hemos vivido un ciclo de la aviación, un ciclo de la generación de energía, un ciclo del gas. Veo esto como una oportunidad de hacer más con nuestros clientes.

—¿Ven también oportunidad en el mundo del transporte, donde avanzaron las firmas chinas?

—Creo que Argentina, tanto desde el punto de vista del sector agropecuario como del de los recursos primarios, necesita un transporte muy dinámico. En Brasil, si uno retrocede 10 años, nuestro negocio de locomotoras era muy pequeño. Pero privatizaron sus redes ferroviarias, las compañías petroleras y agropecuarias se propusieron modernizar sus flotas, y hoy Brasil es un mercado inmenso para GE. Creo que, a medida que Argentina se reconecte con el mundo, y las exportaciones e importaciones y el comercio se vuelvan más importantes, el sector del transporte será importante.

—¿Cómo está afectando la crisis de Brasil el ambiente de negocios en la región?

—Brasil es muy importante para GE en el largo plazo. En el corto, la economía va a estar en situación muy difícil. Pero eso no nos asusta. Seguimos buscando oportunidades en Brasil. Pensamos que con la devaluación de las divisas en Brasil y Argentina, quizá podamos usar estos países para exportar más. Yo miro a largo plazo. Aunque ahora la economía está empantanada.

—¿Qué significa la visita del presidente Obama al país?

—Que la Argentina está abierta a los negocios. Tengo un gran equipo local aquí. La ventaja que tengo en GE es que no necesito leer los diarios para saber lo que pasa en Argentina. La mayoría de la gente de negocios conforma su visión de Argentina por lo que lee en el Financial Times, The Wall Street Journal y The New York Times. Lo que no ha sido muy halagador para Argentina en los últimos años. Al venir aquí creo que nuestro presidente está diciendo que Argentina está abierta a los negocios. Eso es positivo para el país. (La Nación / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)