MARKETING DEPORTIVO

Apellidos ilustres, marcas rendidoras

Los ídolos del deporte bautizan con su nombre líneas de productos para firmas como Nike y Adidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Air Jordan. La marca que evoca al "23" de los Bulls, tiene más del 50% del mercado del calzado deportivo en EE.UU. (Foto: Archivo El País)

Philadelphia. 8 de abril de 2003. Michael Jordan tiene un partido modesto y anota solo 13 puntos contra los 76ers en el que fue su último partido profesional. Atrás habían quedado 19 años donde saboreó la gloria con los Chicago Bulls y el Dream Team, la selección de EE.UU.

Pasaron casi 13 años desde el retiro de «Su Majestad» —posiblemente el mejor jugador de básquetbol de todos los tiempos—, un período en el que su leyenda deportiva se ha agigantado al igual que su cuenta bancaria. Forbes ubicó recientemente a Jordan al tope de la lista de los exdeportistas que más dinero ganaron en 2015, al facturar US$ 110 millones.

Gatorade (isotónica), Hanes (ropa), Five Star Fragances (perfumes) y 2K (desarrolladora de videojuegos) son algunas de las marcas que le pagan al ex «23» de los Chicago Bulls por ser su embajador. Pero es su sociedad con Nike, nacida en los ‘90, el verdadero motor de la fortuna que Jordan ha amasado desde su retiro.

La marca Air Jordan, identificada con el logo de la icónica silueta del exbasquetbolista en pleno salto, subió sus ventas un 14% el año pasado, lo que le significó a «MJ» un cheque de US$ 100 millones en regalías. Un año antes, en 2014, Air Jordan le reportó a Nike US$ 2.600 millones en ingresos, según informó Forbes.

Los números que factura el apellido Jordan son reflejo de la vigencia y el poder de su marca.

El caso, paradigmático para el mundo del marketing, se ha replicado incontables veces por otras marcas y por la propia Nike con otros ídolos del deporte.

El astro argentino del Barcelona, Lionel Messi, no solo es un crack dentro de la cancha, también es un fenómeno en ventas que juega para Adidas. La empresa de las tres tiras creó en 2011 una submarca en su honor bautizada «Messi», bajo la cual lanza ropa deportiva y modelos de zapatos de fútbol especialmente diseñados para el «10» pero que también se venden para el público masivo.

En octubre del año pasado, Adidas lanzó una edición especial del modelo Messi 10/10, con el número bordado, que fue furor en Barcelona. Los fanáticos de «La Pulga» hicieron hasta tres días de cola para quedarse con un par, destacaron los medios españoles. «Es increíble escuchar que fans de todo el mundo viajaron hasta Barcelona para conseguir un par de botines Messi10/10», publicó el jugador en su cuenta de Instagram al enterarse de la noticia.

De a poco, Under Armour también comienza a transitar el mismo camino con sus figuras. En las tiendas se ve el logo «SC30», que ensalza a Stephen Curry, el base de los Golden State Warriors, los últimos campeones de la NBA.

Con la historia de su lado en este tipo de jugadas a partir de la experiencia con Michael Jordan, Nike es la marca que apuesta fuerte a la hora de apelar a apellidos gloriosos para firmar productos.

El gigante con sede en Oregon ha utilizado este recurso con figuras como Ronaldo (R9), Ronaldinho (R10) y Neymar (NJR) en el fútbol, Roger Federer (RF) y Rafa Nadal (con un logo que recuerda a los cuernos de un toro) en el tenis, y Tiger Woods en el mundo del golf, entre otros.

Obviamente, Nike ha repetido la «fórmula Jordan» en el básquetbol, en torno a estrellas como Kobe Bryant y LeBron James.

Sin embargo, Jordan supera largamente en la cancha comercial a James, a quien muchas veces se ha señalado como su sucesor como rey de la NBA. «MJ» posee la marca más valiosa del mercado de calzado deportivo en EE.UU., captando más del 50% de participación. Hasta jubilado, Jordan sigue rompiendo récords.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)