INNOVACIÓN

Alfombras de lujo a medida por Internet

Yerra Rugs exporta 2.500 al año a un valor medio de US$ 6.000; estima crecer 150% en tres años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mercado. Su nuevo sistema permite hacer una alfombra totalmente a medida. (Gentileza Yerra Rugs)

"Si le colocan 5.000 cuadraditos, pueden elegir el color de cada uno". Así resumió el cordobés Santiago Schapira la capacidad de customización que su firma de alfombras de lujo Yerra Rugs ofrece a sus clientes a través de Internet. Es que, a fines del mes pasado, lanzó un novedoso software para que las tiendas que comercializan sus alfombras puedan realizar el diseño a medida y online, explicó el dueño de la empresa.

"Es una plataforma totalmente innovadora. Pueden hacer lo que quieran y, en tiempo real, el diseño se transforma en una orden de producción que se ejecuta en la planta", remarcó Schapira.

El software fue desarrollado exclusivamente para la empresa y a diferencia de otras compañías que ofrecen una customización básica (tamaño, color, formas), su sistema hace que cada alfombra sea única.

La firma siempre se ha caracterizado por innovar. Se creó en 2006 y fue la primera en utilizar la tecnología de quemado por láser para el diseño de sus productos. La idea surgió de emular la técnica de quemado de las yerras, recordó el empresario.

"Quemamos el pelo selectivamente para elegir el tipo de textura, hacer un dibujo o cortar. Lo que hacemos es un producto de diseño. En los mercados más desarrollados, como EE.UU. y Europa, lo hecho a medida es costoso y muy valorado. En Sudamérica estamos acostumbrados a ir a un carpintero y que nos haga el mueble", graficó.

El precio de las alfombras ronda los US$ 6.000 al público. Incluso llegó a hacer una alfombra de 50 metros cuadrados cosida a mano cuyo valor Schapira prefirió no revelar.

La firma exporta unas 2.500 alfombras al año. Hace cuatro años, Yerra Rugs comenzó a producir sus alfombras de cuero vacuno en Uruguay, a la par de su fábrica en Argentina. Desde 2013 lo hace solo en Uruguay, en su planta de 600 metros cuadrados en Zonamerica. Desde entonces, lo que sale de ese punto es el 70% de las ventas totales.

Para Schapira, desde el punto de vista logístico "la zona franca es el modelo de negocio que calzó mejor; nos permite importar y exportar rápidamente".

La empresa también cuenta con plantas en Argentina, donde produce alfombras en base a cueros de oveja, cabra y conejo, y en Perú (abrió hace tres años), donde elabora en base a alpaca.

Precisamente hace tres años que la compañía crece a un ritmo de un 30% anual y estima hacerlo un 150% en el trienio 2017-2019.

Con EE.UU. como principal mercado, Yerra Rugs coloca un 80% de sus ventas en 25 ciudades. También exporta regularmente a otros ocho países, entre ellos Canadá, México y Japón.

Sus clientes directos son tiendas de alfombras o muebles finos, quienes luego lo comercializan a arquitectos, decoradores o diseñadores, explicó Schapira. El destino final es mayormente residencial (90%), aunque ha hecho proyectos comerciales, como por ejemplo para la francesa Lanvin que las utiliza en sus tiendas de Kuwait, Dubai, París y Nueva York.

En 2017, la empresa comenzará un nuevo modelo de negocio en aquellos países donde no cuenta con una tienda que comercialice sus productos. "La idea es lanzar en Europa y Asia un modelo para vincularnos directamente con los diseñadores. En la segunda mitad de este año comenzaremos las pruebas", adelantó Schapira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)