ECOS
Antonio Jung
Montevideo

Sin palabras y sin respuesta

@|  Conversación real, mantenida hace un par de días.

Como dejé el auto en el taller fui a almorzar, como todos los días pero esta vez caminando, al Mercado del Puerto.

 A la vuelta, por la peatonal Pérez Castellano hacia arriba, en subida y con mi pierna        izquierda y rodilla doliendo como me pasa muy a menudo por mi sobrepeso y mis 55 años, hice una “escala” y me senté en un banco de la peatonal.

Prendí un cigarrillo dispuesto a hacer una pausa antes de     hacer las dos cuadras y media que me faltaban hasta la oficina.

Se acercó una chica, de veintipocos años, con una niña de la mano de unos 3 o 4 años, y me pidió fuego. Saqué el encendedor y, para mi sorpresa, cuando le fui a dar fuego vi que lo que estaba prendiendo era un porro.

Lo prendió y se sentó en la otra punta del banco donde yo estaba sentado. La niña (preciosa y simpática gurisa) se sentó en el piso y se puso a jugar con unas piedritas. Pensé en pararme e irme y seguir mi camino. Pero no, me aguanté.

-¿Es tu hija? le pregunté.

-Sí.

-¿Cuánto tiene? ¡Es preciosa!

-3 años.

-Te felicito.

-Gracias. Y tengo otra de 10.

- ¿De 10? ¡Pero sos muy joven!

- Sí, la tuve a los 15.

- Y decime, perdoname que me meta, pero ¿no te parece que es un mal ejemplo que te estés drogando frente a tu hijita?

-Ja ja ja (risa espontánea… seguramente pensando “qué viejo pelotudo”). ¡No me estoy drogando! Es un porro. ¡Es mucho mejor que el cigarrillo que estás fumando vos! 

-¿Quién te dijo eso?

-¡Sabelo! ¿Por qué si no prohíben cada vez más el cigarrillo y el porro se va a poder comprar en cualquier lado?

-Bueno… reconozco que el cigarrillo hace mal… pero eso no significa que lo que vos estás fumando sea bueno.

-Si fuera malo no lo dejarían legal, ¿no? (cara de “no seas nabo, viejo choto”).

 Pegué la última pitada a mi cigarrillo, lo pisé contra el piso y me levanté, la saludé -Chau, ¡cuidá a esa princesita divina!- y me fui a caminar mis dos cuadras y media pensando que me habían dejado sin palabras y sin respuesta.

Castor
Montevideo

La mugre de Montevideo

@| Para arrancar, debo decir que no soy frenteamplista, pero debo ser franco y expresar que el problema de la mugre que con dolor exhibe la ciudad de Montevideo se debe fundamentalmente a 2 causas:

1) El 85% de los montevideanos son mugrientos; tiran la  basura fuera del contenedor,  en la calle, en la vereda, en los palier y en el ascensor de los apartamentos. Sacan al perro y no juntan la caca de los mismos, y disfrutan si alguien que viene atrás se la lleva puesta, y ni que hablar de que alguien   se digne a juntar la basura     que otros dejan porque es considerado un acto servil. Lamentablemente esa es la mentalidad imperante.

2) La implementación del uso de los contenedores fue realmente peor por lo mismo expuesto líneas arriba.

Moraleja: somos sucios y voy a quebrar  una  lanza por Mujica con el que no comparto muchas de sus decisiones como Presidente, pero sí en uno de sus dichos: “Si vos no cambiás, no cambia nada”.

Federico Prestinari
Montevideo

Pagos del BPS

@|  Los pagos del BPS correspondientes al mes de diciembre, por las fiestas, comenzarán a hacerse a partir del día 5 de enero. Espero reconsideren el mismo ya que los vencimientos que tenemos no se corren; la Caja Bancaria lo adelanta unos días, concretamente para el 23 de diciembre.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.