ECOS
Arq. Nicolás Malosetti Zunin
Montevideo

Tránsito en Montevideo

@|Tránsito I (el síntoma). Se repite día tras día a las 8:00, un auto tras otro se detiene por balizas en la esquina de Garibaldi y 8 de Octubre, causando una distorsión en el flujo vehicular, así como un riesgo inminente a peatones y para sí.

Pero el caso notable de hoy (martes 8/8) y superando lo anecdótico, es que un coche escolar (SES...124 ) muy bien equipado, realizó la maniobra, por lo cual le hice notar lo riesgosa que era. Lejos de reflexionar, el conductor lo más razonable que me dijo en tono irrespetuoso fue que... “todos lo hacen”...

Los accidentes se caracterizan por ser irremediables, uno no tiene una fracción (por ej. 0.45) de accidente, y su prevención nos aleja dramáticamente de su ocurrencia, así como las imprevisiones nos acercan exponencialmente a esta.

Tránsito II (características).

El tránsito vehicular en la ciudad de Montevideo es tratado con un sentido contrario a lo profesional, o sea, lo contrario a experto, entendido, versado, perito, capacitado, conocedor, competente, diestro, hábil.

Al menos es lo que sus signos transmiten desde una escala metropolitana con mínima diferenciación vial (con leves síntomas de mejoras), y ni que hablar de una inexistente sincronización de las señales (¡en la era digital!), donde el cometido de la Policía de Tránsito se centra en gran medida en el contralor del arrendamiento del espacio urbano vial, o donde podemos apreciar carteles de “Ceda el Paso” en la rotonda y no en los accesos a ella, etc.

Tránsito III (terapéutica).

Se debe tratar el flujo vehicular en un análisis urbano profundo y abarcativo.

En nuestro país existe una extensión obligatoria de 2 años de la carrera de Arquitectura donde se profundiza en el aspecto indisociable entre arquitectura edilicia y urbanismo. Por eso nuestra facultad es de Arquitectura y Urbanismo.

La ingeniería civil también se acerca a la problemática desde su Perfil Transporte y Vías de Comunicación. La participación de profesionales vinculados a los impresionantes sistemas de información (GPS) y (AR) por ej., nos darán una herramienta formidable de desarrollo, actuando con profesionales vinculados al medio ambiente y la producción agropecuaria, turismo, cuidado y recuperación del agua, optimización energética... haremos de esta ciudad una ciudad inteligente (smart).

Aquellos técnicos definirán si son planes, líneas estratégicas, leyes, acciones o cualquier otra herramienta (al ritmo de desarrollo que venía el conocimiento urbanístico cuando finalicé mi carrera en el 2006), me imagino que se están produciendo herramientas excelentes por estos días.

Tránsito IV (acciones).

Reservar la actividad política a los políticos, delegar la actividad técnica a los técnicos.

Federico Prestinari
Montevideo

Derogación del IASS

@|Por fin se empezaron a preocupar firmemente los políticos, caso del Dr. Larrañaga, por la derogación del injusto impuesto.

Los 200 millones de dólares que se recaudan que parece mucho, mejorando la administración de los dineros públicos, se absorbe dicha cantidad.

Se necesita el apoyo de los trabajadores; la eliminación del impuesto a las jubilaciones asegurará que en un futuro ningún partido político podrá inventar impuestos a las pasividades o subirlos.

Los hoy jubilados aportamos por 40 años impuestos, creo que ya cumplimos con el Estado.

Si quieren convencerse en qué gasta la mayoría de los jubilados gran parte de los ingresos, hagan una encuesta en las mutualistas en las salas de espera, o en las farmacias de las mismas. Según mis cálculos, un 80% son personas mayores de 60 años, o sea jubilados.

Saúl Descoins
Montevideo

Desastre en puerta

@| Vi en un canal de TV una muy larga nota sobre el nuevo proyecto para la Av. 18 de Julio. Participó un jerarca municipal que me dio la impresión era uno de los que manejaba el tema, otro Sr. que hablaba en nombre de los comercios y dos periodistas del canal. Luego he leído todo lo que ha publicado El País y oído algún programa de radio que trataba el tema.

He vivido muchos años en 18 de Julio 1070, a mitad de cuadra entre Río Negro y Paraguay y al ver el proyecto y oír lo planificado por la Intendencia quedé totalmente estupefacto. ¿Van a construir una sola senda para ómnibus de ida y del otro lado de la calle, otra para la vuelta? Un ómnibus que va en la misma dirección que otro, si este está detenido no puede pasarlo. ¿Están locos? En los años que viví en 18 de julio, varias veces he visto ómnibus rotos parados esperando el guinche. ¿Los que vienen atrás van a esperar que venga el guinche? ¿Y qué pasa si una ambulancia, un día de invierno frío y con una lluvia intensa, debe venir a buscar o a traer un enfermo que vive en el séptimo piso? Los ómnibus que vienen atrás van a esperar que los enfermeros suban, acondicionen al enfermo y bajen por el ascensor? ¿O quizás van ordenar que la ambulancia pare a más de media cuadra en una transversal y transporten al enfermo bajo la lluvia y el frío? ¿Y que va a pasar con ancianos con problemas motrices, que en invierno y lloviendo, llegan en taxi a su casa en 18 a mitad de cuadra? ¿Van a prohibir que el taxis los deje frente a su domicilio? ¿Los van a dejar a más de media cuadra de su casa? ¿Y con viajeros que desde el aeropuerto llegan cargados de valijas, van bajarlos en una trasversal a una cuadra? Y en invierno, gente mayor con problemas de salud, cuando desde su casa pide un taxi, y le dan un tiempo de espera, ¿tiene que ir a una transversal y esperarlo en la calle al frío?

Quizás yo no entendí el proyecto, o tal vez los cerebros del Municipio ya tienen solución para todos estos asuntos. No escuché ni leí nada al respecto, pero si es verdad que planificaron una sola vía para ómnibus, sin ser técnico, pero habiendo vivido muchísimos años en 18 de Julio, me parece el “mamarracho de todos los mamarrachos.”

Pulse aquí para volver a la versión mobile.