ECOS
C.I. 849.900-9
Montevideo

Las estadísticas del Ministerio

@| Juego de números. El Ministerio del Interior nos atiborra de números para aseverar que la situación de seguridad ha mejorado. Vuelve a la teoría de la “sensación térmica”. En el día de hoy se exhibe un video que muestra un robo con violencia a una transeúnte, que terminó exitosamente con el aprisionamiento de los delincuentes. Correctamente se tipifica el hecho rapiña. Pues bien, hace un par de años me tocó vivir una experiencia similar. Mi señora estaba parada en la calle Cataluña esperando que llegara con el auto, cuando dos individuos en una moto la alcanzaron y el de atrás le manoteó la cartera, aceleraron, cayó al piso y la arrastraron. Afortunadamente la correa se rompió, se llevaron la cartera y no resultó lesionada. Seguramente una situación que otros han vivido. Hicimos la denuncia en la seccional policial ubicada en el Estadio Centenario. Cuando le pregunté al oficial que redactaba el parte si el hecho iba ser calificado como “robo con violencia”, me planteó que para ello debía intervenir el forense, que éste debía ser llamado y que iba a demorar... Por lo tanto, luego de más de una hora, nos retiramos de la seccional sin esperar al forense, ya que mi señora sólo tenía un raspón.El robo pasó a ser tipificado como “robo simple”. Es un ejemplo de cómo se construyen las estadísticas que nos endilgan...

Esc. Ana Ramírez Eula
Presidenta de la Asociación de Escribanos del Uruguay

De la Asociación de Escribanos

@| Que hay que combatir el lavado de activos y el terrorismo está fuera de discusión; el mundo lo necesita y nuestro país está inmerso en él, por tanto es fundamental contribuir con tal fin. Aclarado este punto, deseo agregar que coincidimos en un cien por ciento con las expresiones del Fiscal General Dr. Jorge Díaz, publicadas en su cuenta de Twitter el 20.10.2016: “El secreto profesional del abogado protege la posición de su cliente en juicio (actual o eventual) y nunca puede ser levantado por terceros.” Por otra parte, sobre la base de nuestra experiencia como profesionales del derecho, consideramos que el ciudadano uruguayo es quien se verá perjudicado cada vez más al vulnerarse su derecho a la intimidad. Además, el propio secreto profesional ha sido vulnerado sin tener en cuenta que constituye un derecho inherente a todas las personas, que sin él se vería menoscabada la libertad individual. Es importante destacar que no es un privilegio de los escribanos. Existen varios principios fundamentales, de los cuales dos no pueden ser desconocidos por el Estado: proporcionalidad y racionalidad. Entendemos que cualquier medida antilavado que se adopte debería causar el menor daño posible. Y en este caso se ha desconocido la esencia de la profesión notarial convirtiendo a los escribanos en funcionarios honorarios del Estado. Ya se nos ha impuesto el contralor fiscal (ITP, IRPF, contribución inmobiliaria, impuesto de enseñanza primaria, certificado de BPS, entre otros) con la obligación de responder solidariamente para asegurar el cumplimiento de algunos de ellos. Ahora se pretende que nos transformemos en el primer filtro contra el narcotráfico y el terrorismo, sin tener en cuenta que no contamos con las infraestructuras de logística ni de seguridad para desarrollar esa tarea, como sí la poseen otros sujetos de los obligados a reportar operaciones sospechosas (bancos, casinos, compañías de seguros, financieras, casas de cambio, etc.). Se nos impone un rol que excede a nuestra profesión. En él se pierden todas las garantías, tanto para quien contrata la prestación del servicio como para el profesional que interviene. Ese accionar viola la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la propia Constitución, además de desconocer principios tales como la proporcionalidad y la racionalidad, que son fundamentales a la hora de adoptar medidas antilavado de activos. En resumen, defendemos el secreto profesional que protege al ciudadano, no cerramos los ojos ante lo evidente.

Federico Prestinari
Montevideo

Ajuste fiscal

@| No entiendo el ajuste fiscal aplicado en las tarifas y en el impuesto al trabajo y a las jubilaciones de personas que trabajaron por más de 40 años aportando y perdieron el aguinaldo y vieron reducidos sus ingresos en un 50%, cuando se aumentan sus gastos médicos lógicos por la edad que todos sabemos son muy onerosos. Digo esto porque el gobierno anuncia un crecimiento para este año del 1% y los organismos internacionales del 1.50%. No pongo esto por la compra del avión presidencial, porque si se hubiera administrado bien Ancap se hubieran podido comprar más de 600 aviones.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.