ECOS
Ma. Luisa Giannechini
Montevideo

Seguridad, ¿qué es?

@| “Conmovida, dolida y así podría seguir expresando mis sentimientos humanos por la crueldad con que se está      viviendo el hoy en nuestro   querido país.

La cantidad de personas que por una razón u otra mueren o tienen accidentes, los cuales después dejan secuelas.

Pero cuando digo humanos sentimientos, me refiero a  que es impresionante cómo  se dejó de lado el quererse de persona a persona.

Qué puedo decirles a ustedes queridos lectores, pienso que aquellas personas de buenos sentimientos se sentirán conmovidas, angustiadas y hasta desamparadas. ¿Quedará    algún ciudadano que no haya sido robado o atropellado de una forma u otra en este bendito país?

Para aquellos que no saben, quiero contarles que acá en Montevideo, más o menos 40 años para atrás en la historia, habían dos cárceles, una era Miguelete y la otra Punta Carretas y no se conocía hacinamientos en ellas.

Por supuesto los menores infractores tenían a sus padres o tutores responsables. A cada falta cometida se les llamaba; eran ellos responsables por sus hijos.

También los gobiernos anteriores supieron controlar no sólo esto: no se conocían las  calles con tanta basura, perros, caballos sueltos (palabras obscenas, insultos, ruidos molestos y más...). Existían límites (hoy esto no se conoce).

Sin irme lejos en la historia, les cuento que el otro día pasé en plena tarde por el frente de la farmacia de mi barrio y en su vereda había unos cuantos jóvenes, algunos sentados en el suelo, otros acostados haciendo uso del permiso de consumir droga. Triste espectáculo. ¿Cómo se puede educar, enseñar o encaminar a estos jóvenes?,  si quedan con sus pobres cerebros nublados, trastornados, viviendo ilusiones y quedando en un estado de enajenación y violencia. Pobres padres aquellos que pasan por esto con sus hijos, y son estos jóvenes quienes agarran sus motos y bicicletas y salen mirando sin ver, provocando accidentes, robos, etc.

Sé perfectamente que es    difícil ser padres y más aún educar y encaminar a los jóvenes en este sistema que hoy vive la sociedad uruguaya.

Cuando no se es padre o madre es más difícil aún educar o encaminar a nuestros muchachos.

Pero tener sentimientos humanos es otra cosa y no pasa por ir a la universidad o a ningún centro de estudio.

Es cuestión de amor, amor hacia las personas con consciencia y corazón. Con ‘amarás a tu prójimo como a ti mismo’. Es imposible llegar a creer que acá, en mi país, se haya matado a tiros a una persona y después prenderla fuego; a un perro muerto cuesta quemar, cuanto más a un cristiano.

Es que no entienden estas personas que tenemos alma y espíritu y no podemos ser peor que los animales.

Amar... sentimiento que hace más humano al hombre    y lo hace vivir en sociedad y en paz”.

A.C.
Montevideo

Semaforizando

@| “Luego de haber trancado toda la ciudad con exceso de semáforos, ahora trancaron 26 de Marzo. La trancaron totalmente en Tomás de Tezanos; el embotellamiento que hicieron es horrible y el otro embotellamiento es en 26 de Marzo y Julio César.

26 de Marzo era una avenida que funcionaba fluidamente y así la trancaron como al resto de la ciudad paralizando el tránsito, tirando horas hombres y combustible. ¿Cuál es el curro?”.

Peter F. Stross
Montevideo @

Reformas constitucionales

“Nuevamente el FA ha salido a hablar de una reforma constitucional aunque esta expresión no se utilice. Quieren cambiar la forma de designación de los nuevos ministros de la Suprema Corte de Justicia. Algo que ya ha ocurrido en Venezuela y que los ‘K’ han intentado realizar en Argentina con lo que ellos llamaron democratización de la Justicia. Algo parecido quieren instalar en este país bajo el lema: la sociedad debe participar de la designación de dichos ministros. El actual sistema previsto es muy simple, pero para ellos está lleno de secretismos (me recuerda a las múltiples comisiones investigadoras en el Parlamento a la que ellos se negaron por diferentes motivos y que terminaron en la Justicia con procesamientos). El sistema prevé que el gobierno proponga a un juez para ese cargo cuando se produce la vacante y el Parlamento lo aprueba o no, siendo necesarias mayorías especiales, o sea dos tercios de los legisladores. Hay un plazo de 45 días para tomar una decisión y en el caso que no hubiere un acuerdo, automáticamente la vacante es ocupada por el juez de mayor antigüedad en el cargo como tal. El FA pide participación de la sociedad. ¿Acaso el Parlamento no está integrado por los representantes del pueblo? ¿No es ese el ámbito para que los representantes del pueblo o sociedad (como prefiera llamarlo el FA) discuta las propuestas para evitar extensas discusiones populares? Estamos frente a un intento de manejar a la Justicia y que ésta pierda su independencia. Así como las fuerzas progresistas en otros países han avanzado sobre los valores republicanos y democráticos, el FA está intentando seguir los mismos pasos. No debemos permitir que avasallen a la República en nombre de una ficticia democracia”.

Pulse aquí para volver a la versión mobile.