C 27.80
V 29.20
C 32.10
V 35.10
C 1.30
V 1.90
C 8.20
V 9.20

JUAN MÁSPOLI

"Uruguay tendrá que entrar en camino de la energía nuclear"

El director de Ancap (en representación del Partido Colorado) dijo en entrevista con El País que "estamos llegando a un nivel de precios en los combustibles que está empezando a afectar las posibilidades de competencia".

Juan Máspoli:"Soy firme defensor de la energía nuclear. No hay que negarse". Foto: Leonardo Carreño

  •  
MIGUEL NOGUEZ18 feb 2014

Además se mostró partidario de explorar el camino de la energía nuclear porque "nos estamos privando de algo que Argentina y Brasil tienen, o sea que los riesgos eventuales están".

-Hace un par de meses el presidente de Ancap José Coya mencionó que habría que estudiar si se debe volver a contratar un seguro de precios para la compra de crudo. ¿Cómo ve esa posibilidad?

-A priori no estoy de acuerdo. Podríamos estudiarlo, pero es un mercado muy abierto, muy transparente. Ese tipo de seguros cuando se quiso aplicar no funcionó y resultó muy malo. Son seguros muy caros en condiciones desventajosas. Es un mercado muy difícil de prever. El seguro en general maneja certidumbres. Aunque se mueve en un escenario de eventos aleatorios maneja certidumbres. En el tema del petróleo hemos visto fluctuaciones escandalosas en algunos tiempos. No creo que sea el camino.

-¿Pero no da otra seguridad al momento de planificar, tanto para Ancap como para otros sectores de la economía?

-Sí claro. En lo teórico se pueden imaginar muchas cosas, pero después eso tiene un costo y hay que pagarlo. En realidad el precio que hoy tiene el petróleo se transfiere automáticamente al consumidor por paramétrica. Por eso digo que si los aumentos son por paramétrica, por razones de buena administración los vamos a acompañar. Ahora, si son de origen fiscal no.

-¿Por qué no acompañó la última suba de los combustibles a principios de año?

-Sostuvimos en ese tiempo y ahora con más fuerza, que la política fiscal a través de la política de los combustibles es un camino que en Uruguay se va terminando. Estamos llegando a un nivel de precios en los combustibles que está empezando a afectar las posibilidades de competencia de nuestra industria, de nuestros productores. Votamos en contra porque era (un ajuste) básicamente de origen fiscal. Era por la corrección del Imesi, además con un aumento del gasoil que no tiene Imesi. Creemos que en tiempos de crecimiento como vive el Uruguay se podría pensar en formulas alternativas para empezar a modificar esa política de ingresos a través de los combustibles.

-¿Por dónde deberían ir esas fórmulas alternativas?

-Cuando se crece al 4% o 5% se puede destinar parte de ese crecimiento a reorientar los ingresos de la caja fiscal y no concentrar, como es hoy a través de los ingresos por IVA e Imesi, más de US$ 800 millones al año. En términos generales sobre una facturación de US$ 4.000 millones hay un 25% del valor de los combustibles que se deriva básicamente a ingresos fiscales y eso pone en condiciones desiguales de competencia con los combustibles del área. ¿Por qué hay un combustible de valor distinto en la frontera? Porque sino no venderíamos. La discusión es si hacemos la caja en el pico del surtidor o al fin del proceso productivo. Para quien tiene que manejar los gastos y los ingresos del Estado es mucho más seguro en el pico del surtidor. Esta otra formulación es un poco más compleja porque es más de largo plazo y más difícil, pero quizás con el valor que hoy están teniendo empiece a ser necesario imaginar otras formas. Si los tiempos fueran de estancamiento nadie puede pensar en tocar la caja porque sería una locura, pero estamos en un crecimiento sostenido en los últimos ocho, 10, 12 años.

-En los últimos años una prioridad del gobierno ha sido el desarrollo de alternativas energéticas para diversificar la matriz. ¿Hay alguna que considera se debe explorar?

-Sí, soy firme defensor de la energía nuclear. No hay que negarse. Uruguay en algún momento tendrá que entrar en ese camino. Nos estamos privando de algo que Argentina y Brasil tienen, o sea que los riesgos eventuales están y los beneficios no los vemos. Ya no es el mundo de los años `80 cuando sucedían eventos como el de Chernobyl. Hoy es un mundo muy avanzado con muchísima tecnología, seguridad, previsión y camino trazado. Es una cuestión que Uruguay no debería cercenarse.

-¿Qué beneficios tendría?

-Tiene los beneficios de tener energía disponible en términos más o menos económicos, en tiempos razonables y en condiciones de seguridad. Hoy hay más de 300 plantas en el mundo y eventos como el de Japón fueron una tragedia, pero si se quiere es la anécdota. El anterior en Chernobyl fue una situación muy distinta y después no hubo eventos. La disponibilidad de energía para un país que crece es fundamental. Cuando hay proyectos importantes de desarrollo para instalarse uno tiene que tener energía, y si se crece en proporción a 3%, 4%, 5% por año, la matriz energética razonablemente tendría que estar creciendo eso.

-Hace algunas semanas el director de Ancap Juan Gómez se mostró partidario de estudiar la venta del área de fabricación de bebidas que tiene Ancap. ¿Cómo ve eso?

-La parte de bebidas la dirige la firma Caba que es una empresa bajo derecho privado con funcionarios privados. Es una empresa que trabaja bien, que gana dinero, que ha sido exitosa y que ha reordenado su cartera de productos. Creo que no están ahí los problemas de Ancap. Si el deseo de la mayoría es venderla habrá un camino a recorrer. Es una sociedad anónima. Podría pensarse en hacerla cotizar en bolsa y dar participación al capital, hay muchas opciones. Creo que es una empresa que está ganando dinero y que no le va mal. Si el Estado tiene que hacer esto o no, es una discusión más de largo aliento. Si el Estado tuviera que empezar a hacerlo hoy yo diría que no, pero tiene una larga historia y se ha buscado una formulación razonable y que es eficiente y eficaz.

-¿Alguna otra área de Ancap sí debería venderse?

-Hay que redefinir un plan estratégico. Hay cosas importantes sobre las que hay que volver a imaginar. Perdimos la presencia en Argentina fruto de condiciones externas. Toda la operación de las estaciones fue el fracaso, pero una empresa que aspira a seguir creciendo y a mejorar su posición estratégica tiene que imaginar cosas nuevas. Estamos explotando gas en Neuquén y en el área de los solventes estamos con Carboclor en la zona de Campana que da un posicionamiento regional con posibilidades interesantes de desarrollo. Ahí van las líneas estratégicas de una empresa moderna, pujante y en competencia que no solamente esté atada a la refinación.

Perfil

Nombre: Juan Máspoli

Edad: 53 años

Cargo: director de Ancap

Profesión: ingeniero industrial

Trabajo privado y estatal

Este ingeniero industrial mecánico se desempeñó en el ámbito público (fue Jefe Técnico Regional del Departamento de Flores de OSE) y en el privado. En este último dirigió varias obras, entre ellas para una planta de generación eléctrica de biomasa en Rivera, planta de secado de granos, proyecto de puerto en Nueva Palmira, entre otros. En 2010 ingresó a Ancap como asesor del director Juan Amaro (hijo), a quien sustituyó el año pasado. En el período 2000-2005 fue diputado por el Partido Colorado. Integra el sector Propuesta Batllista (ProBa) que lidera José Amorín.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.