SUBA de la divisa cren ilusión de rentabilidad, en el largo plazo se diluye

La Unidad Indexada le gana al dólar

El dólar pegó un salto en el último tramo de mayo que mantuvo a los uruguayos pendientes de la pizarra y a algunos pensando "¿por qué no habré apostado por esa moneda?". Los números, no obstante, siguen siendo más favorables para la UI.

Marcela Dobal

Durante todo el mes pasado, el dólar se encareció un 6,99% a raíz de la "disparada" que comenzó el jueves 23, cuando El País informó que el gobierno tiene decidido poner un encaje a la compra de deuda del Tesoro por parte de no residentes. Esa medida busca desalentar el ingreso de capitales de corto plazo, que presionan a la baja al tipo de cambio.

Así, en seis jornadas, el dólar interbancario subió de $ 18,996 a $ 20,596 y recién el viernes operó a la baja, para cerrar el mes a $ 20,268.

Como siempre, esto dejó ganadores y perdedores. Los exportadores dijeron que la suba fue insuficiente, pero seguramente no fue así para los uruguayos que invirtieron en la divisa. Carlos Perera, expresidente de la Bolsa de Valores de Montevideo y director de la sociedad de Bolsa Durán & Perera, dijo a El País que "conviene ahorrar en dólares", pero "todo depende de qué período se considere". En este sentido, reconoció que la Unidad Indexada ha sido rentable en los últimos cinco o seis años, pero que en el largo plazo existe "atraso cambiario", ya que "Argentina devaluó un 100% y Brasil un 40% en el último año", por lo que el dólar seguirá subiendo en Uruguay.

Casi el 100% de sus clientes apuestan por el dólar. "Algunos han optado por pesos y la UI, pero no se los aconsejo. Hace tiempo que vengo diciendo que el dólar tiene que estar arriba de $ 25", dijo.

Señaló que si se compran activos de renta fija en el exterior se pueden obtener rendimientos en dólares de entre 6% y 8%, como puede ser con una acción preferida del Deutsche Bank. Pero esto no ocurre si se invierte en títulos del gobierno locales, donde la rentabilidad es de 4%, aseguró, aunque también son menos riesgosos.

En el mercado de acciones varias se valorizaron e los últimos años y permitieron quintuplicar portafolios de inversión, dijo Perera. Citó las acciones de Crédit Agricole, Citi, Wells Fargo y AIG, cuyo precio en 2008 era muy bajo. Perera aseguró que estas compras no solo las hacen personas de capacidad de ahorro elevado, sino que cuenta con inversores "de US$ 1.000 para arriba".

El también expresidente de la Bolsa Ángel Urraburu tiene una visión opuesta. "La rentabilidad comprando el 1° de enero de este año a la fecha es muy pareja si la persona colocó en Letras en UI o si se hubiera quedado en dólares a esperar que la divisa suba", dijo.

Otro elemento que mencionó es que en la víspera de la devaluación de 2002 el dólar cotizaba a $ 17,50 y hace un par de semanas estaba en $ 18,95. "La gente parece que se olvidó. Para quien invirtió en 2003 (cuando se creó esa unidad) la diferencia a favor de la UI es estrepitosa", agregó el corredor.

A su juicio, el que tuvo dólares todo ese tiempo "perdió como en la guerra", porque la UI refleja la suba de precios. Con una inflación promedio de 8% en los últimos años, imaginate lo que perdió", dijo.

Urraburu añadió que si el inversor colocó su dinero en bonos del Tesoro en dólares (serie 45), perdió pese a la suba del tipo de cambio, porque el precio de esos títulos bajó de 100 a 90 en un mes y medio.

Ahorro.

Los últimos datos del Banco Central (BCU) muestran que los depósitos bancarios del sector privado sumaban US$ 24.399 millones en abril, de los que un 74,4% estaba en moneda extranjera y un 25,6% en moneda nacional.

Si bien ese stock muestra una alta dolarización, el nivel es más bajo que el 90% observado en los años `90, ya que los uruguayos están cambiando su forma de pensar en el ahorro. Eso se refleja en las encuestas de Equipos Consultores.

La última, realizada en marzo, reveló que al 24% de los encuestados el ingreso familiar le permite cubrir sus necesidades y ahorar.

Al total de consultados también se les preguntó: "Si un familiar suyo dispusiera de una cantidad de dinero para depositar, le recomendaría que la depositara en moneda nacional o en moneda extranjera?". Un 53% optó por la nacional, un 31% por la extranjera y un 15% dijo que no sabía.

Santiago García, analista económico de Equipos, explicó que "las respuestas son coherentes con una mayor rentabilidad en los últimos años de una inversión en pesos o en Unidades Indexadas (UI) en comparación con otra en dólares, suponiendo el ahorro en cuenta".

El economista señaló que "a medida que el ahorro en dólares se ha vuelto más riesgoso, con una rentabilidad muy volátil, las nuevas decisiones parecen volcarse más hacia el peso o la UI".

No obstante, García dijo que para muchas personas pasar lo que tenían ahorrado en dólares a moneda nacional y "reconocer la pérdida" puede ser más difícil. "Es algo más estructural que parece modificarse en forma muy lenta. Es decir, que sigue estando el pensamiento de que el dólar no va a bajar siempre", agregó.

La forma en que se producen las alzas del dólar en el mercado de cambios también alimenta esa percepción, señaló el analista de Equipos.

Los últimos cinco episodios en los que el tipo de cambio nominal subió considerablemente fueron al desatarse la crisis global de 2008, luego a mediados de 2010, en septiembre/octubre de 2011, mayo/junio de 2012 y el mes pasado. El dólar subió "en forma muy pronunciada y en pocos días, mientras la tendencia descendente posterior ha sido muy paulatina".

De hecho, el BCU ha realizado fuertes compras de dólares en el mercado cambiario para evitar que siga bajando pero no actúa de igual forma para atenuar subas pronunciadas.

Otro de los aspectos que no contribuyen a facilitar el pasaje de los ahorros a moneda nacional es el desconocimiento de las opciones disponibles para ahorrar en pesos o UI, que a su vez son escasas. "Es muy sencillo ir y depositar en dólares o comprar dólares, pero la gente no conoce los mecanismos para hacerse con otros instrumentos más atractivos (como Letras de Regulación Monetaria o bonos) o piensa que están fuera de su alcance", explicó.

UI versus dólar.

Una forma de comparar los rendimientos que se obtienen al invertir en UI y en dólares es tomar como referencia el mismo instrumento, dijo a El País el corredor Diego Rodríguez, de la sociedad de Bolsa Gastón Bengochea & Cía.

Brindó como ejemplo los bonos uruguayos, a uno y dos años de vencimiento. En ambos plazos, el nominado en UI brinda un interés mayor.

En mayo de 2012, el rendimiento de un bono uruguayo a un año era de 1,56% en dólares y el de un bono uruguayo en UI era de 2,56%. Aquel mes, el tipo de cambio cerró en $ 21,06, más alto que el actual. Esto lleva a que la rentabilidad (medida en dólares) de invertir en UI fue de 15%, porque la UI subió 8,21% y el peso uruguayo se apreció un 4%. Es por tanto "casi 10 veces mayor que si el cliente hubiera invertido en dólares" (1,56%), dijo Rodríguez.

También es mayor la rentabilidad obtenida si se compró bonos a dos años en UI. En mayo de 2011 los títulos nominados en dólares generaban un interés de 1,55% anual, mientras que la rentabilidad anual de los bonos en UI era de 2,43%. Pese a que el dólar subió desde la cotización de $ 18,60 de aquel mes, el que se colocó en UI obtuvo una renta casi cuatro veces mayor (6,1% anual en dólares), porque la inflación en dos años fue de 16,7%. Rodríguez recomienda a sus clientes tener una porción de su dinero en UI y otra en dólares, más allá de la evolución de este último.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.