C 30.35
V 31.75
C 32.77
V 36.56
C 1.50
V 2.50
C 8.20
V 9.40

Los desafíos del gobierno

Moody’s advirtió por el déficit fiscal de Uruguay

Se puede ver amenazada “credibilidad de la política” afirmó.

Análisis de países es seguido por inversores. Foto: Archivo

  •  
09 feb 2016

La calificadora de riesgo Moody’s emitió un comentario sobre el déficit fiscal de 2015 en Uruguay mayor al previsto y advirtió que "parece poco probable que el gobierno cumpla los objetivos de consolidación" este año "lo que amenazaría la credibilidad de su política fiscal".

A su vez, agregó que una consolidación fiscal menor a la necesaria, llevaría a un "debilitamiento de los indicadores crediticios de Uruguay en relación a sus pares de calificación".

El año pasado, el déficit fiscal fue de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) —el mayor para un año calendario desde 2002— cuando el gobierno estimó en el Presupuesto que sería de 3,3% del PIB y que en 2016 bajaría a 3,1% del PIB.

Según la nota de Moodys —a la que accedió El País— "dada la naturaleza rígida de los gastos de Uruguay y un entorno macroeconómico difícil, parece poco probable que el gobierno pueda cumplir los objetivos de consolidación fiscal en 2016, lo que amenazaría la credibilidad de su política fiscal".

La agencia recordó que "los ingresos crecieron 7,9% durante el año, por debajo de las expectativas del gobierno" mientras los gastos aumentaron 10,8%. "Debido a que los gastos de capital son solo un 6% del gasto total, el ajuste fiscal a nivel del gobierno central ha sido difícil por la rigidez del gasto", añadió.

"El gasto en pasividades, que es políticamente inviable de cortar, se incrementó en un 18% sobre base anual. Por otra parte, dada la gran dependencia de Uruguay de la financiación en moneda extranjera, la depreciación del peso uruguayo ha empujado la relación pagos de interés sobre ingresos por encima de 12% frente a una media del 8,9% para los soberanos con calificación Baa". Uruguay tiene una nota de Baa2, que en la escala de Moodys se ubica un escalón por encima del mínimo del grado inversor.

"Estimamos que la deuda sobre el PIB se elevó a 44,5% en 2015, desde el 39,5% en 2014 como consecuencia del déficit fiscal más amplio y la depreciación del peso. Debido a que el 55% de la deuda de Uruguay está denominada en moneda extranjera (principalmente dólares), esto hace las finanzas públicas vulnerables a debilitamientos de la moneda", expresó el comentario.

"En 2015, el peso uruguayo se debilitó un 23,3% (frente al dólar), por lo que el pago de intereses sobre la deuda se hizo más costoso", añadió.

Según Moodys "el crecimiento más débil de los ingresos fiscales en 2015 se debe a una desaceleración significativa en la actividad económica. El crecimiento del PIB probablemente se desaceleró a 1,8% en 2015, de un promedio del 4,9% en (el período) 2010-2014".

"Esto pone de manifiesto el grado de dependencia que tienen las cuentas fiscales en el fuerte crecimiento económico, dado que la aplicación de recortes del gasto requeriría la adopción de políticas impopulares", afirmó la calificadora.

A su juicio, "la economía seguirá enfrentando viento en contra dado que el principal socio comercial de Uruguay, Brasil, se encuentra en medio de una recesión prolongada. Esperamos un crecimiento del PIB del 2,1% para Uruguay en 2016, pero el balance de riesgos para nuestra proyección de crecimiento se inclina hacia el lado negativo".

Evaluó que "es probable" que el gobierno tome "medidas para aumentar los ingresos fiscales y sustentar el esfuerzo de consolidación fiscal. No obstante, si las medidas de consolidación se quedan cortas en reducir el déficit, la deuda seguirá subiendo hacia el 50% del PIB en 2017, lo que socava la credibilidad de la política fiscal y debilita los indicadores crediticios de Uruguay en relación a sus pares de calificación".

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.