Por habitante, duplica al que lo sigue con US$ 2.846,4 durante 2012

Los gastos asociados a vivienda en Uruguay, los más altos de América

Uruguay es el país de la región donde los consumidores realizan un mayor gasto en su vivienda.

Marcela Dobal

El gasto por habitante ascendía el año pasado a US$ 2.846, casi el triple que en el promedio de América Latina.

Los datos fueron proporcionados a El País por la consultora Euromonitor International y reflejan una brecha muy grande del gasto en vivienda del uruguayo en comparación con cualquier otro latinoamericano.

Si se tiene en cuenta el dólar promedio de 2012, el gasto de cada uruguayo equivalía a unos $ 4.816 mensuales el año pasado (la medición es per cápita, no por hogar).

Para su estudio, la consultora tiene en cuenta "el gasto en alquileres de vivienda, alquileres imputados de vivienda, mantenimiento y reparación de la vivienda, agua y saneamiento y combustibles, electricidad, gas y otros".

El gasto promedio de los uruguayos incluso duplica el de los chilenos, que ocupan el segundo puesto del ranking con US$ 1.438 gastados en el año (ver gráfico). Y, si se compara con los países vecinos, la brecha es de 103% con Brasil y de 138% con Argentina.

El resto de los países latinoamericanos registran valores por debajo del promedio regional, desde México (US$ 993) hasta Bolivia (US$ 180).

Por otra parte, los precios del rubro "vivienda" en Uruguay han aumentado más que el nivel general de precios en el último tiempo. Solo en enero-septiembre el encarecimiento fue de 14,7%, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Ese incremento es mayor que el del Índice de Precios al Consumo (IPC) en ese lapso, que fue de 8,2%. También se observa una brecha al comparar el encarecimiento de los gastos en vivienda con respecto a septiembre del año pasado (+13,9%) con la suba del IPC en ese período (+9,02%).

En los últimos 12 meses, el componente de la división "vivienda" que más se encareció fue electricidad, con una suba de 21,9%. También fueron significativos los aumentos en servicios para la conservación y reparación de la vivienda y los alquileres de inmuebles, que aumentaron su precio 15,6% y 14,2%, respectivamente.

En el extremo contrario, otros rubros se encarecieron por debajo de la media, como el suministro de agua (+7,5%), el alcantarillado (+8,8%), el gas (+6,9%) y los combustibles sólidos (+2,6%).

El año pasado un hogar de Montevideo necesitaba en promedio ahorrar todos sus ingresos unos 44 meses para poder adquirir una vivienda de 69 metros cuadrados (que es la superficie promedio de las de propiedad horizontal), según datos divulgados por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).

Ese lapso es menor al que se requería en 2004 (66 meses), pero es mayor a los 39 meses que eran necesarios en el año 2000. Desde 2006, los meses requeridos en cada año son inferiores al promedio del período 2000-2012 (unos 48 meses).

En tanto, entre 2006 y 2012 creció cuatro puntos porcentuales la proporción de hogares inquilinos y ocupantes en detrimento de los propietarios, de 22% a 26% en la capital y de 11% a 15% en el resto del país.

Los hogares inquilinos destinan una mayor proporción de sus ingresos al pago de alquiler, en comparación con la que destinan los propietarios a pagar una cuota. En 2012 los inquilinos destinaron en promedio un 18% de sus ingresos al pago de la vivienda, mientras que los propietarios que están pagando una cuota de compra destinaron 10%, según datos de la Encuesta Continua de Hogares procesados por la ANV.

El precio promedio de los alquileres en la capital era de $ 8.853 a diciembre pasado, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

En tanto, en enero-mayo el precio medio de las propiedades comunes transadas en Montevideo fue de US$ 959 el metro cuadrado y el de las horizontales de US$ 1.502, según la ANV. El 6,4% de las transacciones que involucraron propiedades horizontales ese año fueron vivienda nueva (de antigüedad menor a cinco años).

Programas de compra mayores en la capital

Tres de cada cuatro hogares propietarios uruguayos obtuvieron su vivienda con recursos propios, mediante una herencia o se la regalaron, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) procesados por la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).

Del total de propietarios del país, un 55,8% adquirió la vivienda con recursos propios, un 17,9% lo hizo por una herencia y a otro 1,7% se la regalaron.

El resto de los dueños debieron recurrir a algún mecanismo de financiamiento o fondeo (ver gráfico). Un 17% pudieron comprar un inmueble con apoyo de un crédito o programa público, un 4,2% lo hizo con crédito privado bancario, un 1,9% con fondos de cooperativas y el 1,6% restante dijo haber utilizado "otros créditos privados".

Las proporciones cambian según la zona geográfica del país.

En la rural tienen mayor peso los compradores con recursos propios (60,4% del total). Algo similar ocurre en el resto del Interior (59,2%), mientras que en Montevideo son el 50,5% de los dueños de un inmueble.

También en la zona rural es mayor la proporción de propietarios a quienes les regalaron el inmueble que poseen; asciende a 30%, mientras que en la capital es de 19,2% y en el Interior un 15,7%.

Por otra parte, Montevideo es la zona del país con mayor concentración de dueños que accedieron al inmueble a través de un crédito o programa público (20,7% del total). En el Interior el porcentaje es de 15,5% y en la zona rural es mucho menor (3,9%)

El Interior, en tanto, destaca por la mayor proporción de propietarios que recurrieron a un crédito privado bancario (5,0% frente a 3,4% en la capital y 2,8% en el área rural).

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.