Advierten que afecta a más sectores y dudan de previsión oficial

Se consolidó la desaceleración económica en el primer semestre

La economía uruguaya consolidó su desaceleración en el primer semestre extensible a más sectores, con el desalineamiento cambiario como un factor de riesgo. Analistas dudan que la proyección oficial de crecimiento de 4% pueda cumplirse.

Sintió el impacto de la menor llegada de argentinos.  Foto:Inés Guimaraens

Marcela Dobal

El crecimiento menos sólido en el primer trimestre, la competitividad que no logra recuperarse y un mercado de trabajo menos dinámico son algunos síntomas de que la economía reduce su ritmo de expansión. Esto ya no solo impacta en los sectores que miran al exterior sino también en los que dependen del mercado doméstico.

"La economía uruguaya ha seguido creciendo en el segundo y tercer trimestre, pero a un ritmo menor al observado previamente. La desaceleración ha continuado y probablemente se profundizará en 2014", afirmó el socio de Vixion Consultores, Aldo Lema. Su proyección de crecimiento es de entre 3% y 3,5% para este año, pero considera "poco probable" que esas cifras se mantengan el próximo. "En un rango todavía muy abierto por la incertidumbre, entre 2% y 4%, el crecimiento de 2014 se perfila más cerca del piso que del techo", afirmó.

El economista señaló que la desaceleración comenzó en los sectores transables orientados a la región y "hay riesgo de que se extienda a aquellos más globales". También afirmó que "debería profundizarse el aterrizaje de los sectores ligados a la demanda interna".

El gerente del Departamento de Economía de CPA/Ferrere, Alfonso Capurro, afirmó que la economía se mueve a tres velocidades, con un sector primario que "sigue muy bien", mientras que los exportadores de bienes a la región "vienen muy mal desde mediados de 2011" y el mercado interno, que "hasta ahora venía bien, pero está acusando el impacto de la región".

"El comercio se ve perjudicado porque más uruguayos van a Argentina a comprar y menos turistas vienen a Uruguay con respecto a un año atrás. Es más gradual que otros sectores, pero de a poquito se empieza a sentir, sobre todo en rubros más transables, como la vestimenta", dijo el analista.

Capurro señaló que el dato de actividad del primer trimestre fue malo ya que si se quita la fuerte incidencia de "electricidad, gas y agua" (un componente muy volátil), la expansión fue de solo 2,2% interanual. Y la desaceleración también se evidenció en un deterioro del mercado laboral, dijo.

El analista señaló, asimismo, que en las proyecciones que el Ministerio de Economía presentó para la Rendición de Cuentas se recortaron las previsiones de crecimiento del consumo (4,4% a 4,2%), aumentó la de desempleo (de 5,7% a 6,5%), se acotó la suba del salario real (de 3,3% a 2,9%), así como la expansión de las exportaciones de bienes (de 8% a 4,8%), de las importaciones (de 7% a 2,5%) y de la inversión (de 6,4% a 5,3%). "El gobierno admite un deterioro de los fundamentos macroeconómicos pero mantiene la previsión de crecimiento de 4%. Hay una especie de inconsistencia", dijo Capurro.

La economista Mercedes Comas, de la consultora PwC, dijo que existen dos factores "de mayor riesgo e incertidumbre" que podrían profundizar la desaceleración económica en lo que resta del año.

Uno, es la pérdida de competitividad, "que no se corrigió con la reciente suba del tipo de cambio, ya que se dio una similar valorización del dólar en los países de la región". El otro, es "la creciente preocupación por la situación económica en Argentina, desde la perspectiva del sector real de la economía, como monetario y cambiario".

Por esto, Comas sostuvo que "vienen tiempos más difíciles" para el turismo y para varios rubros comerciales, en particular en el litoral con Argentina y la frontera con Brasil. La economista también ve "una actividad que se fragmenta", con sectores exportadores de bienes primarios que "continúan con buenas cifras", exportadores a la región con "una clara afectación en muchos casos" y sectores vinculados a la demanda interna con "un menor dinamismo".

Aconsejan cautela en la toma de decisiones

Ante una economía que crece a menor ritmo y un dólar que aumentó su cotización, los analistas consultados por El País aconsejan a consumidores y empresarios ser más cautos en la toma de decisiones.

El socio de Vixion Consultores, Aldo Lema, sostuvo que no se debe extrapolar las tasas de crecimiento registradas en la última década para el próximo quinquenio y se debe "evaluar con mayor prudencia los gastos en durables y las inversiones". Además, el economista recomendó "poner mucho cuidado en las decisiones de endeudamiento y los descalces de moneda" (es decir, tomar deuda en una moneda diferente a la que se perciben ingresos).

Por su parte, la economista Mercedes Comas, de la consultora PwC, señaló que esta fase de menor dinamismo en la que ingresa el país implica "riesgos e incertidumbre" en un escenario "que debería ser tomado con prudencia a la hora de tomar decisiones".

En cuanto a los consumidores, Comas recordó que las estadísticas oficiales muestran un aumento de los niveles de endeudamiento, en particular desde 2010, y que esto coexiste con "un escenario con un tipo de cambio volátil, que se debería tener en cuenta con ingresos en pesos".

En materia de decisiones empresariales, la economista dijo que muchos sectores están negociando y deberán negociar salarios en estos dos años. "Coincidimos con la opinión de las autoridades de tratar de acordar pautas que superen el modelo tradicional de inflación más un componente real fijo de aumento, dando mayor flexibilidad y contemplando realidades sectoriales cada vez más heterogéneas", afirmó.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.