Desde 2009 crecen la cantidad de vales y los montos entregados

BPS otorga 733 préstamos sociales a jubilados y pensionistas por día

El Banco de Previsión Social (BPS) otorga diariamente 733 préstamos sociales a jubilados y pensionistas. Desde 2009 se observa un crecimiento constante tanto en la cantidad como de los montos solicitados.

La institución otorgó casi 22.000 préstamos mensuales en lo que va del año. Foto: F. Flores.

Maximiliano Montautti

Jubilados y pensionistas recurren cada vez más a este tipo de préstamos que les da el BPS. En 2009, el promedio mensual fue de 12.961; al año siguiente fueron 14.924; en 2011 la cifra alcanzó los 16.804 y el año pasado los préstamos fueron 18.653 al mes.

El aumento también se percibió en los montos solicitados que variaron de $ 12.989 en promedio en 2009 a $ 16.730 en 2012. Y en el comienzo de este año, se mantiene el crecimiento tanto de las cantidades como de las cifras solicitadas y posteriormente otorgadas por el BPS.

Un informe del organismo al que accedió El País señaló que entre enero y abril de este año, el promedio de préstamos mensual fue de 21.990 (733 por día) por un importe de $ 17.302.

Ese documento entregado por la Gerencia de Finanzas al directorio del BPS señaló que las cifras se expresan en cantidad de préstamos (vales) y no en cantidad de personas, ya que un mismo jubilado o pensionista puede recibir más de un préstamo en un mismo año.

Además informó que en 2004 se otorgaron 52.252 préstamos, y en 2012 se cuadruplicaron al llegar a 223.833, de los cuales 134.859 fueron en el interior y 88.974 en Montevideo.

Pero el otorgamiento de préstamos no es una de las posibilidades que más le agrade a la representación de jubilados y pensionistas en el BPS.

El director por el sector pasivos en la institución, Sixto Amaro, dijo a El País que lo ideal siempre es que los jubilados o pensionistas pueda mantenerse con las prestaciones que reciben y no deban recurrir a estos préstamos.

"Es una herramienta que utilizan los pasivos para poder cubrir algunas necesidades que se les plantean en determinadas épocas del año, pero luego generan un escenario en el cual por seis, 12, 18 o 24 meses se ven menguadas las prestaciones que reciben producto de los descuentos", señaló Amaro.

Para el director, el aumento de este tipo de préstamos muestra la realidad de familias y de adultos mayores que adicionalmente necesitan por distintas circunstancias más dinero del que reciben por concepto de sus jubilaciones y pensiones mensuales.

Amaro indicó que el pico de entrega de estos préstamos se produce en diciembre. "Se da en ese mes por lo que significa esa fecha y además porque seguramente a fin de año, muchos jubilados y pensionistas terminan sus préstamos que sacaron a 12 meses o ya están autorizados para solicitar otro", aseguró.

Características.

Uno de los directores del BPS, Ariel Ferrari, dijo a El País que todos los jubilados y pensionistas pueden acceder a estos préstamos, siempre que tengan margen para que se les realice el descuento mensual. Como principal característica señaló que es un préstamo con un interés bajo.

Ferrari explicó que el pasivo siempre debe cobrar en efectivo un mínimo mensual del 30% de su jubilación o pensión, según la ley 17.829 sobre retenciones a salarios y pasividades. "Eso permite que no queden sobregirados", señaló.

El BPS puede embargar el 70% de la jubilación o pensión entre préstamos u otras prestaciones que otorga. El préstamo solicitado tiene como tope el equivalente a seis jubilaciones con un tope de $ 206.776. El mínimo de cuotas consecutivas es de seis y el máximo de 24.

Además, para renovar el vale, el pasivo debe tener pagas 10 cuotas de 24, ocho de 18, cinco de 12 o tres de seis cuotas. La tasa de interés anual efectiva sobre saldos es de 27,5% en seis cuotas, 30,5% en 12 y de 32% tanto para los préstamos de 18 como de 24 cuotas.

A su vez, desde febrero de 2006 el préstamo del BPS es compatible que el que también otorga el Banco República (Caja Nacional) a jubilados y pensionistas.

Cada vez se recurre menos a los testigos

El directorio del Banco de Previsión Social (BPS) recibió un informe de la Asesoría General de Seguridad Social del organismo sobre los medios de prueba que los afiliados presentaron para alcanzar su jubilación entre 2009 y 2012, diferenciándolos entre prueba documental, testigos presentados, certificaciones o trabajos realizados en el exterior.

Entre las conclusiones se destacó que la prueba documental es la más usada, llegando a alcanzar porcentajes de 96% entre las altas de jubilación por vejez. Esa prueba documental es menor en jubilación por invalidez y alcanza el 83%.

El informe explicó que todos los otros medios de prueba vienen disminuyendo, y se señaló con mayor importancia a la presentación de testigos para comprobar años de trabajos anteriores.

Esta prueba en 2009 fue de 30%, mientras que en 2012 disminuyó a 22% aunque tiene un leve aumento en jubilación por invalidez, donde en 2009 era del 6,9% y en 2012 llegó al 10,9%.

La asesoría jurídica también destacó el aumento constante del número de altas que tienen todos sus años de servicios en el país con afiliación dentro del BPS reconocidos exclusivamente por prueba documental, pasándose del 36% en 2009 al 48% en 2012.

El representante de los pasivos, Sixto Amaro explicó que la baja de la presentación de testigos para comprobar años de trabajo anteriores se debe a la posibilidad de acceder a datos a través de la historia laboral que desde 1996 funciona dentro del BPS en formato electrónico. "Seguramente la presentación de testigos para tramitar la jubilación siga disminuyendo cada vez más", manifestó Amaro.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.