C 27.70
V 28.90
C 31.16
V 35.08
C 1.50
V 2.10
C 8.00
V 9.00

Lo generarán instituciones financieras y será de fácil acceso

El BCU quiere fomentar el ahorro minorista con fondo de inversión

El Banco Central convocó a instituciones financieras a crear un fondo de inversión para dar una opción a pequeños ahorristas y mejorar la "eficiencia de la política monetaria". El Central está "preocupado" por la inflación, pero no "desesperado".

Presidente del BCU dio su primer mensaje con el fondo y dijo que la inflación "preocupa" pero no desespera.

  •  
09 abr 2014

Con la idea del BCU, que ya tuvo contactos con instituciones financieras para que la implementen, es que una persona puede ir, por ejemplo, a una red de pago y ahorrar en un instrumento que luego de un mes le permita hacer una pequeña ganancia.

En la que fue su primera aparición ante medios de prensa, tras su asunción el 10 de enero, el presidente del Banco Central (BCU) Alberto Graña, presentó ayer la idea de que se genere un Fondo de Inversión compuesto por Letras de Regulación Monetaria (LRM) autorizado a emitir participaciones para el ahorrista.

La propuesta del BCU consiste en que el sector financiero genere un fondo de inversión que administre compuesto por LRM (que en principio serán a 30 días de plazo en pesos nominales aunque luego podrán incluirse otras). A su vez, el fondo estará autorizado a emitir participaciones que podrán ser vendidas a ahorristas pequeños, medianos y grandes a través de bancos, intermediarios de valores o corresponsales financieros (las redes de pago manifestaron interés en serlo).

La idea es que cada institución financiera (bancos, administradoras de créditos, de fideicomisos) tenga su fondo y lo ofrezca al pequeño ahorrista.

El objetivo es que ese fondo tenga liquidez (es decir, otorgue al ahorrista la posibilidad de hacerse del dinero antes del plazo fijado si así lo necesita), sea sencillo y con bajos costos de transacción, explicó Graña.

El titular del BCU sostuvo que la situación actual muestra la dificultad de acceso del inversor minorista a alternativas de inversión -entre otros los instrumentos de deuda pública-, por falta de información, altos costos transaccionales y barreras de entrada debido a los altos mínimos requeridos para operar con títulos.

El jerarca dijo a El País que esta iniciativa se viene pensando desde hace mucho tiempo como una nueva herramienta para promover el ahorro de familias y pequeños ahorristas.

Graña agregó que el organismo ya mantuvo contactos con instituciones financieras interesadas. Para el jerarca será clave la comunicación e información que se brinda sobre esta nueva herramienta para que se convierta en exitosa.

En diálogo con la prensa, señaló que "el objetivo es promover un mayor grado de inclusión financiera y accesibilidad a titulares de cajas de ahorro, cuentas corrientes y circulante". El jerarca explicó que las LRM serán en respaldo de ese fondo de inversión al cual podrán acceder los ahorristas con "montos que no sean prohibitivos para ellos". El diseño final corresponderá a cada institución.

Otra intención de la propuesta es fortalecer los canales de transmisión de la política monetaria, en un escenario donde se observa un desequilibrio a nivel oferta-demanda en el mercado interno que presiona los precios.

Graña afirmó que esa oferta está en el límite de su capacidad operativa, con niveles históricamente bajos de desempleo y alta demanda doméstica.

El fondo no tendrá tope en el monto para colocar y el ahorrista podrá retirar su inversión en la fecha que lo estime conveniente dentro del plazo de los 30 días. Graña explicó que el plazo para la instrumentación del fondo dependerá de la celeridad que muestren los privados para implementarlo.

También informó por qué se decidió que el respaldo del fondo sea en moneda nacional. "Reafirmar y reforzar mecanismos de la política monetaria logran el efecto de tenerle confianza al peso y por ende a los mecanismos nominados en pesos uruguayos", dijo, aunque aclaró que más adelante, si la idea prospera y capta la atención de los pequeños inversores, se podrán incluir instrumentos nominados en Unidades Indexadas (UI).

Inflación.

Sobre el posible impacto de la nueva herramienta sobre la suba de precios, el titular del BCU indicó que "la política monetaria opera con rezagos. Así esto pudiera ponerse a andar mañana, igual el efecto lo estamos viendo de manera gradual como con cualquier otro instrumento de política monetaria", dijo.

Recordó que la inflación es actualmente la principal preocupación desde el punto de vista macroeconómico. "Es bueno precisar que tenemos esa preocupación, ahora preocupados es una cosa y desesperados es otra completamente distinta. A veces se genera una alarma que está bien que se genere, pero desde el punto de vista macroeconómico la situación de Uruguay es de absoluta estabilidad y la inflación en estos niveles es un problema pero no una amenaza que nos haga encender luces ni siquiera naranjas", afirmó Graña.

Ayer el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCU fijó el nuevo crecimiento de la oferta de dinero (ver aparte) y se mantuvo en 3%-7% la meta de inflación. "La inflación está fuera de la meta, las expectativas también. Es un elemento que hay que combatir fuertemente, pero está absolutamente bajo control", sostuvo.

Nueva meta de dinero

El Comité de Política Monetaria (Copom) señaló que el agregado monetario definido como referencia de la política monetaria (M1 ampliado) habría crecido en el orden de 11,5% interanual en el primer trimestre del año, por debajo del rango definido en enero de entre 13% a 15%. Explicó que la desaceleración de los medios de pago es coherente con una trayectoria gradual hacia 8% en el horizonte de política, tasa consistente con la meta de inflación y el crecimiento del producto potencial. Por eso, el Copom fijó un rango de referencia de crecimiento de entre 10% a 13% para el M1 ampliado para el trimestre abril-junio.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.