C 27.90
V 29.10
C 29.68
V 33.69
C 1.40
V 1.78
C 8.50
V 9.80

REMITIDO

Guinea Ecuatorial le responde a los Estados Unidos de América

A finales del mes de julio el presidente de los Estados Unidos de América realizó una nueva gira por África. El propio hecho del viaje no resultó en sí una sensación, y las noticias realmente tampoco lo fueron.

Guinea Ecuatorial presenta hoy una actividad pujante.

  •  
mar sep 8 2015 04:04

Todo fue como de costumbre durante las visitas de los líderes estadounidenses por los países del tercer mundo. Incluso, hasta las palabras. El discurso de Barak Obama en la sede de la Unión Africana en Addis Abeba recordaba por momentos la conversación de un brillante estudiante de curso superior con los alumnos de una escuela rural, con los cuales él vino a hablar y de paso a enseñarles lecciones de la vida.

En tales encuentros siempre se pronuncian palabras correctas, que casi nunca llegan al auditorio. Esto resulta fácil de explicar. Los alumnos de la escuela rural no poseen los conocimientos y la experiencia de un estudiante capitalino, y el estudiante tiene una idea muy vaga de la vida rural.

"Nadie debe ser presidente vitalicio", - expresó el presidente, teniendo en cuenta que, al aferrarse al poder algunos líderes africanos frenan el desarrollo de la democracia en sus países.

Palabras de oro. La democracia supone la alternancia en el poder, nadie discute eso. Sólo que el tono didáctico utilizado por Obama lo estropeó todo, pues él está convencido, puramente a la americana, de que dice la verdad suprema. Olvidándose de que, entre los Estados Unidos de América y África existe aproximadamente la misma diferencia que entre una megalópolis del siglo 21 y una aldea de hace cien años atrás.

Los Estados Unidos de América periódicamente dan lecciones acerca de la democracia no sólo a los africanos, también dan lecciones a los latinoamericanos, a los árabes, a los rusos y a muchos otros más. Lo que ha resultado de la primavera árabe apoyada por los Estados Unidos lo ha visto todo el mundo. Lo ha visto y se ha horrorizado. Allí también existían regímenes sin alternancia de poder y no importa para nada que bajo esos regímenes la gente viviese tranquilamente. Ahora allí no hay ningún régimen, sin embargo existe la libertad ilimitada para cortarle la cabeza a sus conciudadanos.

En sentido general, en Addis Abeba el presidente Barak Obama no dijo nada nuevo. Las noticias comenzaron después, cuando en respuesta a las palabras del presidente, de repente, en Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial, se hizo una declaración bastante tajante. El Secretario general del gobernante Partido Democrático, Jerónimo Osa Osa Ecoro calificó las palabras de Barak Obama de "error", aunque cometido sin malas intenciones:

"El presidente de los Estados Unidos sin lugar a dudas tiene las más nobles intenciones. Pero le faltan conocimientos acerca del estado real de las cosas en África. Barak Obama comete el típico error de la gente que compara el modelo social occidental con todos los países, olvidándo que, muchos pueblos - por ejemplo, los propios africanos tienen otra historia de desarrollo y por lo tanto requieren de otros modelos y soluciones".

Más adelante, resulta aún mucho más interesante:
"Nosotros debemos recordarle al presidente de los Estados Unidos que, los africanos fueron explotados también por los habitantes de su país. Este duro período nos detuvo, nos lanzó hacia atrás, sin darnos la oportunidad de desarrollarnos como muchos otros países en el mundo. Él mismo, en el ejemplo de su propia familia puede de manera detallada investigar este grave crimen cometido contra la humanidad.
Nosotros no podemos - al cabo de sólo 50 años de haber recibido la independencia - pensar, vivir, sentir y ser tan organizados como, por ejemplo, los norteamericanos.

Es por ello que le pedimos al presidente de los Estados Unidos y a todo el mundo occidental que entiendan que cada país debe vivir su propia historia y recorrer su propia trayectoria evolutiva".

Se entiende que, al hacer esta declaración, Jerónimo Osa ha defendido a su presidente. Obiang Nguema Mbasogo se encuentra en el poder de Guinea Ecuatorial desde hace ya 36 años. Desde el punto de vista de los norteamericanos y de los europeos esto, sin dudas, no es democrático. Jerónimo Osa cree lo contrario, afirmando que la prolongada permanencia del presidente en el poder no significa que él retiene el poder en contra de la voluntad del pueblo. Por el contrario, él se encuentra en el poder porque así lo quiere el pueblo, porque "hasta su llegada al poder, nunca antes la gente en el país vivió tan bien y tan tranquilamente".

Guinea Ecuatorial - es un pequeño estado del África Central, a orillas del Golfo de Guinea, ex colonia de España. Hasta mediados de los años 1980 fue uno de los países más pobres del continente, cuya población era aterrorizada por el dictador Macías. Como resultado del golpe de estado militar del año 1979, llegó al poder Obiang Nguema Mbasogo, por cuya iniciativa en la plataforma marina comenzaron a realizarse las exploraciones en busca de petróleo.

Hoy Guinea Ecuatorial es el tercer productor de petróleo en el África subsahariana, mientras que el Producto Interno Bruto per cápita es de alrededor de 36,660 dólares (según datos del año 2010), es decir, como el de España y Portugal.

En internet se puede encontrar una enorme cantidad de información tanto negativa como positiva acerca de este país, lo cual es comprensible: no a todo el mundo le agrada cuando el ayer pobretón de repente comienza a ganar buen dinero. Mientras que en internet no se encuentra ni una sola palabra acerca de que de Guinea Ecuatorial, al igual que de muchos otros países africanos, huye la gente. Al contrario, uno de los principales problemas de Guinea Ecuatorial es la migración ilegal. Hacia acá tratan de llegar en busca de trabajo no sólo los habitantes de los estados vecinos, sino también los europeos, procurando salvarse de la crisis en su patria.

No vamos a empezar el debate en torno al tema de que si el presidente Obiang es bueno o es malo y de cuán grandes han sido sus contribuciones personales en el florecimiento actual de Guinea Ecuatorial. Que sean los propios guineoecuatorianos quienes respondan a esta pregunta.

Resulta importante otra cuestión. Por primera vez África interviene en defensa de su dignidad y derecho a tener su propio destino. El país que ocupa el lugar 141 en el mundo por su extensión territorial, le ha declarado abiertamente al presidente de los Estados Unidos de América que no tiene razón. Ese hecho debe ser respetado y del mismo, hay que aprender.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.