C 27.70
V 28.90
C 31.16
V 35.08
C 1.50
V 2.10
C 8.00
V 9.00

FINANZAS DE BOLSILLO

Del "viejo Clearing" a las bases actuales: ¿qué datos tienen?

¿Cuándo y cómo se entra al Clearing de Informes y qué derechos se tienen?.

Foto. archivo El País

  •  
08 ene 2017

En 1954 se fundó el Clearing de Informes, al igual que otros en la región surgió por medio de comerciantes —en el caso de Uruguay fueron libreros— que empezaron a tener problemas de impagos y ellos "anotando en su cuaderno, empiezan a compartir esa información con los colegas de su industria", recuerda el director general de Equifax-Clearing de Informes, César Calomino. En 1988 fue vendido al grupo Exxel y en 2001 a Equifax.

Esta es "una empresa de soluciones de información. Está presente en 24 países, cotiza en la bolsa de Nueva York y en 2015 tuvo una facturación de US$ 2,6 billones. Cada oferta y cada línea de negocio se adaptan a las geografías locales", comenta Calomino.

Para la mayoría de los uruguayos "estar en el Clearing" es sinónimo de no poder acceder al crédito. Desde hace un tiempo, sin embargo, se puede estar "en el Clearing" sin haber tenido incumplimientos o cancelando deudas, es decir con una connotación positiva.

¿Cómo es eso? "Equifax en Uruguay, maneja dos grandes grupos de fuente de información", explica Calomino.

Una de ellas, "es la histórica, por la que lo conoce la mayor parte de la gente, que es la de incumplimientos. Una persona va a una casa comercial, quiere comprar un electrodoméstico, no le alcanza para pagar en efectivo y quiere sacar un crédito, saca su crédito, en algún momento tiene un inconveniente, no puede pagar y la casa comercial decide incluirlo en el Clearing", cuenta el director general de Equifax-Clearing de Informes.

Por otro lado, "está todo lo que es la base de datos de cumplimientos, esa por ahí no es muy común. Es relativamente nueva, en Uruguay está hace un par de años, en Argentina desde 1995. Cuando uno va cumpliendo, también está como una fuente de información, porque ese cumplimiento es positivo", añade.

Si alguien incumple en sus pagos, puede terminar en el "viejo Clearing" es decir la base "negativa". Pero, si alguien toma un crédito y cumple en los pagos de las cuotas estará en la otra base, la "positiva".

Si además, "la misma persona que pudo tener un atraso, de repente siguió cumpliendo bien y también tenía una tarjeta de crédito que fue cumpliendo. Ese comportamiento positivo, es súper valioso a la hora de tomar decisiones", señala Calomino. Recuerda que "en 2008 en Argentina estuvo la crisis del campo y obviamente, cuando uno se endeuda lo hace con la realidad de corto y mediano plazo. Hemos tenido en ese momento gente que se ha atrasado, ha entrado en la base de datos con incumplimiento, pero después ha tenido comportamiento positivo, pudo seguir pagando y pudo cancelar esa deuda. Lo que hizo el mercado pos crisis, fue adaptarse. En vez de decir, tuvo un incumplimiento, no le doy productos", fue "tuvo un incumplimiento hace seis meses, pero después ha venido cumpliendo bien todo el resto y a esa gente la volvían a incluir en el sistema. Eso ayuda a lo que es reinclusión financiera".

Calomino afirma que "la mayoría de la gente es cumplidora. En general, la gente es buena cumplidora. Si alguien no tuvo atrasos o si tuvo un atraso y lo canceló, como nos puede pasar a todos, está en la base de cumplimientos. Responde al comportamiento y la vida crediticia de la persona".

¿Cómo llegan los datos de los incumplimientos y cuánto tiempo están? "Un acreedor decide ingresar un incumplimiento, lo puede hacer cuando considere oportuno. Una vez que es ingresado el registro, puede estar inicialmente por cinco años y puede estar, por única vez, por otro período de cinco años (es decir 10 años en total como máximo) siempre y cuando el acreedor nos haya solicitado 30 días antes del vencimiento del registro original, su voluntad de extenderlo", responde Carla Barboza, gerente de Legales en Equifax Clearing de Informes.

Ahora, ¿qué pasa cuando la persona cancela esa deuda? Según Barboza "inmediatamente es actualizada esa información. El día que se canceló, el acreedor tiene cinco días hábiles para comunicarlo a nosotros y una vez comunicado, tenemos tres días hábiles para actualizar el registro".

Agrega que "por más que esté la cancelación, la ley establece que puede estar registrada por cinco años". Aún así, "es una información que entendemos muy valiosa para el mercado, porque mostró capacidad de pago", señala. "La cancelación es información de comportamiento positivo. Si la persona paga, es un comportamiento positivo. Eso es lo que se le muestra al mercado, que la persona pagó", complementa Calomino.

¿Qué pasa si la persona canceló el pago, pero el acreedor no lo comunicó al Clearing? La ley 18.331 de Protección de Datos Personales establece que cada persona tiene el derecho a acceder a su información y el derecho a corregirla en caso de constatar que es errónea.

Calomino recomienda que "lo bueno es proactivamente, así como uno hace su chequeo del auto, chequear sus datos personales. Es gratuito y lo puede hacer la persona. Porque me ha tocado ver casos, que contratan un gestor o un abogado y la verdad no tiene por qué gastar un peso, porque es sencillo y lo hace la persona".

En el caso del Clearing, el trámite se puede hacer en sus oficinas en Montevideo y en sus representantes en el Interior —se puede ver cuáles son en www.equifax.com/home/es_ur—

El informe sobre la situación de cada uno "con que se solicite una vez por año está bien. Aunque lo pueden hacer cada seis meses", indica Calomino.

Así se puede acceder a los datos que tienen de uno

El derecho de acceso a la información sobre uno en una base de datos está reconocido en la ley de Protección de Datos Personales. En el caso del Clearing, "con la cédula puede tener acceso a toda la información que tenemos en nuestra base de datos. Viene a nuestras oficinas (Luis A. de Herrera 1248 escritorio 232, en el complejo WTC, Edificio Avenida) de lunes a viernes de 9 a 17 y 30 horas y se le otorga en un informe especial", dice Carla Barboza, gerente de Legales de Equifax. "Tenemos un plazo para dar respuesta de cinco días hábiles. Sugerimos que tenga el hábito de ir reconociendo cómo está el informe crediticio, porque es la carta de presentación que se tiene ante el mercado. Si hay algo en lo que no estoy de acuerdo, es erróneo, o quiero incluir otra información que me beneficia y no está, puedo hacerlo", agrega. En caso de un dato erróneo, "s otro proceso, que tenemos cinco días hábiles para solucionar este tema. El titular de los datos, viene con comprobantes de que pagó algo" por ejemplo, dice Barboza. "Estamos en un promedio de 30 a 40 situaciones por día que se presentan. Hay algunos casos que se solucionan ahí mismo, si es más complejo llegan al área legal". afirma.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.