S&P GLOBAL RATINGS ESTIMA QUE PODRÍA ESTABILIZAR LA CALIFICACIÓN DE LA DEUDA URUGUAYA

Uruguay mantendrá el grado de inversión

En pocas semanas, S&P Global Ratings presentará una nueva evaluación sobre la deuda uruguaya. Marina Neves, analista de crédito para Uruguay, elogió el manejo de la deuda soberana y comentó que evalúan la capacidad del gobierno para cumplir con su objetivo fiscal. Sostuvo que en caso de reducirse la calificación, se mantendrá en grado de inversión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Standard & Poor's. Foto: Flickr

LUIS CUSTODIO - [email protected]

—Hace casi un año, S & P revisó de estable a una perspectiva negativa de la deuda del país. En el período transcurrido, ¿cómo evolucionó la economía uruguaya?

—Las calificaciones de Uruguay siguen siendo BBB, con una perspectiva negativa. La economía uruguaya evolucionó en 2016 más o menos en línea con nuestras expectativas, reflejando nuestra visión de su estructura diversificada que la aisló un poco de la crisis económica regional. Nuestro análisis se ha centrado mucho en la capacidad del gobierno para llevar adelante su plan de consolidación fiscal y, al mismo tiempo, mantener el crecimiento económico.

—El crecimiento de la economía uruguaya para 2016 fue holgado por encima de lo proyectado por vosotros. ¿Qué peso tiene la mayor actividad económica en vuestro análisis?

—Nuestro análisis económico se basa en el crecimiento de la tendencia económica y no sólo en un año. Sin embargo, incluimos en nuestras proyecciones el impacto de importantes proyectos de infraestructura, como las plantas de UPM, así como los proyectos de PPP, que deberían continuar durante los próximos años.

—El aumento en las tasas de interés traería consigo una suba en la cotización del dólar; ¿Qué tipo de impacto esperan en el país?

—La dolarización ha sido una característica de la economía uruguaya desde hace mucho tiempo. Aunque no tenemos una evaluación del impacto que las tasas de interés más altas en los Estados Unidos podrían tener sobre los niveles de dolarización en otros países, el impacto en Uruguay dependerá de una serie de factores, incluyendo cómo el gobierno administra la economía y la inflación.

—¿Cómo evalúan el peso mayor y el perfil de la deuda uruguaya?

—Tenemos una calificación de BBB sobre la deuda en moneda extranjera de Uruguay. Una debilidad en el perfil de la deuda uruguaya es su exposición al riesgo de cambio, ya que más del 50% de su deuda está denominada en moneda extranjera, lo que hace que el gobierno sea vulnerable a cambios bruscos en moneda extranjera. Sin embargo, la gestión efectiva de la deuda del gobierno reduce significativamente los riesgos: su perfil y vencimiento medio, combinados con los activos líquidos mantenidos por el gobierno, reducen el impacto de los shocks repentinos.

—El déficit fiscal es alto y se ha publicado por parte de diferentes agentes que es un "riesgo" que tiene la economía uruguaya. ¿Cómo calificar las medidas de ajuste fiscal tomadas en enero por el Poder Ejecutivo?

—Nuestro enfoque está en los perfiles fiscal y de deuda a largo plazo de la economía uruguaya, y estamos analizando la capacidad del gobierno para alcanzar el objetivo fiscal fijado en un objetivo presupuestario de cinco años.

—Para qué fechas están programadas para el nuevo análisis de la calificación para Uruguay?

—Nuestra última revisión completa sobre Uruguay fue el 6 de junio de 2016, y haremos otra revisión completa dentro de 12 meses a partir de esa fecha. O sea, el mes próximo.

—En el contexto actual, la posibilidad de mantener una calificación como el mes de junio de 2016 ¿sería un logro para la economía uruguaya, o puede aspirar una mejora?

—El hecho de que la calificación de Uruguay haya mejorado en los últimos años a pesar de los graves problemas económicos en Brasil y Argentina indica que el país ha avanzado en el fortalecimiento de sus pilares macroeconómicos. Podríamos estabilizar la calificación si, en línea con nuestro escenario base, la economía se fortalece gradualmente, apoyando el ingreso per cápita y, por ende, la base de ingresos del país, su flexibilidad de política fiscal y monetaria y su capacidad para absorber los crecientes niveles de deuda. Esto, combinado con la implementación de la política fiscal que mantiene a Uruguay encaminado a reducir su déficit para cumplir con su objetivo presupuestario quinquenal de tal manera que no degrade el crecimiento, apoyaría la calificación.

—¿Corre riesgo el grado inversor para Uruguay en el escenario real?

—Como dijimos, las calificaciones de Uruguay están en BBB. Una rebaja potencial de Uruguay, si fuéramos a rebajarlo, probablemente sería a BBB-. Por lo tanto, bajo un escenario de degradación potencial, una calificación probable sería en la categoría BBB-, que sigue siendo grado de inversión.

Argentina y su incumplimiento.

S&P aumentó la calificación de Argentina a "B" de "B-" el 4 de abril pasado. Joydeep Mukherji, Managing Director de la calificadora, recordó que la perspectiva de la calificación es estable.

—Argentina salió de la calificación de Default (SD) a partir del cumplimiento con la abultada deuda vencida. ¿Cuál es el presente?

—La normalización de las relaciones con los acreedores externos nos llevó a elevar la calificación soberana de SD. También preparó el escenario para que el gobierno continúe con su plan de reducción de la inflación y el déficit fiscal y estabilizar la economía. Un elemento importante de este plan es obtener financiación de los mercados de capitales externos y, por tanto, alejarse de la financiación del déficit del BCRA, lo que ha contribuido a la alta inflación. Creemos que el gobierno seguirá dependiendo de la financiación externa en los próximos años, al tiempo que mejorará gradualmente las condiciones internas. El gobierno emitió alrededor de US$ 30.000 millones en bonos externos desde el año pasado. El tipo de interés refleja las condiciones del mercado internacional y las percepciones de los inversores sobre el riesgo crediticio.

—¿El escenario que se plantean a corto plazo?

—Una amplia continuidad en las políticas económicas para los próximos dos años. Si bien existe cierta incertidumbre sobre el ritmo de implementación de las políticas, pensamos que el gobierno alcanzará gradualmente sus metas fiscales e inflacionarias. También esperamos que la economía se recupere y crezca alrededor de 3% en los próximos tres años.

—¿Cuáles son las mayores vulnerabilidades?

—El fracaso en reducir la inflación hacia los objetivos del BCRA, el inesperado menor crecimiento económico, el deterioro de la política económica y la inestabilidad política, podrían erosionar la confianza de inversionistas y consumidores. Esto, a su vez, podría socavar la capacidad del gobierno de implementar su estrategia de ajuste.

Brasil en crisis e incertidumbre.

En febrero de este año, S&P Global Ratings afirmó la calificación en moneda extranjera de largo plazo de "BB" de Brasil. Hasta fines de este año, no habrá una revisión global de la nota, explicó Lisa Schineller, managing director de la calificadora.

—¿Cómo están observando la situación de Brasil?

—La actual administración está llevando a cabo una agenda de políticas correctivas que busca estabilizar y fortalecer lentamente el proceso fiscal y de crecimiento a mediano plazo de Brasil. Sin embargo, los desafíos políticos y económicos siguen siendo considerables. Seguimos esperando un proceso de ajuste prolongado con una corrección de la política fiscal en medio de un modesto crecimiento este año y una trayectoria de crecimiento moderada. A su vez, las cuentas fiscales de los gobiernos locales están en peligro, así como se observan potenciales problemas de salud y seguridad.

—La agencia bajó a niveles que reflejaban un gran riesgo la calificación de los bonos brasileños en forma reiterada. ¿Qué es lo que sigue?

—La perspectiva negativa de la calificación refleja nuestra opinión de que hay al menos una probabilidad en tres de que podríamos bajar las calificaciones de Brasil a fines de este año. Esto refleja el riesgo de que la estrategia del gobierno para estabilizar la economía y su posición fiscal se pudiera socavar por la dinámica política después de tres años de recesión y por posibles consecuencias de las investigaciones de corrupción.

—¿La agitación política y los casos de corrupción son importantes para la hora de la evaluación?

—Nuestra calificación de Brasil refleja nuestra visión de las instituciones políticas establecidas que proporcionan un respaldo importante para la estabilidad económica. Encontramos que las investigaciones en curso de las denuncias de corrupción contra individuos y empresas de alto perfil en los sectores privado y público y entre los partidos, políticos aumentaron la incertidumbre política a corto plazo.

PERFILES.

Joydeep Mukherji.

Indio. Director general de calificaciones soberanas para América Latina. Economista, Máster en Políticas Públicas.

Lisa Schineller.

Estadounidense. Directora del Departamento de Riesgo Soberano para América Latina. Doctora en Economía (Yale University)

Marina Neves.

Brasileña. Analista de calificación global. Licenciada en ciencias sociales, Máster en Desarrollo Económico y Economía empresarial.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)