CENTRO DE ESTUDIOS PARA EL DESARROLLO - INSTITUCIÓN DE ESTUDIOS E INVESTIGACIÓN INDEPENDIENTE

Property Rights Index para 2017

Recientemente, la Property Rights Alliance, en asociación con el CED en nuestro país (*), presentaron el Índice Internacional de Derechos de Propiedad, IPRI por sus siglas en inglés, el cual sirve como indicador del grado de protección de los derechos de propiedad.

Está formado por diez indicadores, los cuales se agrupan en tres componentes: el Ambiente Legal y Político (LP, por sus siglas en inglés), Derechos de Propiedad Física (PPR) y Derechos de Propiedad Intelectual (IPR). La escala global del IPRI es de 0 a 10, así como para cada componente.

Resultados globales.

En 2017 se calculó el Índice para 127 países. El promedio global fue de 5,63, siendo el componente con promedio más bajo el LP (5,17), seguido por el IPR (5,5) y el PPR (6,22). La muestra abarca una población de 6.87 billones, 16,8 % viviendo en países con un puntaje entre 2,5 y 4,4, 68% en países con puntaje entre 4,5 y 6,4 y 15,2% con IPRI entre 6,5 y 9,4.

El top 3 del ranking lo ocupan Nueva Zelanda (8,63), Finlandia (8,62) y Suecia (8,61). Los peores son Yemen (2,72) y Venezuela (3,06).

Al hacer el análisis a nivel de regiones, se trabajó con diferentes clasificaciones de países. Siguiendo la clasificación tradicional de grupos IPRI, América del Norte (8,13) y Europa Occidental (7,66) tuvieron los mejores puntajes, mientras que África (4,81) y la región de Europa Central, Oriental y el Cáucaso (4,93), los peores. De acuerdo con la clasificación geográfica del Banco Mundial, Oceanía está a la cabeza con un puntaje de 8,44, seguida por América del Norte (7,15) y la Unión Europea (6,82), mientras que en lo referente a la evolución del IPRI todas las regiones, con la excepción del Resto de Europa mejoraron sus puntajes, destacándose en ello América Central y el Caribe (incremento del 10,25%).

Cuando la clasificación se hace por nivel de ingresos, también según el Banco Mundial, se obtiene que las categorías que más mejoraron su puntaje fueron la de países de Ingreso Bajo (+7,79%) y la de Ingreso Alto (+5,44%). Este fue el primer año que se pudo observar que los puntajes del IPRI no siguieron estrictamente el orden de las categorías de ingresos ya que los países de Ingreso Mediano Bajo resultaron con un puntaje inferior que los de Ingreso Bajo (4,49 vs. 4,61). Mientras que para la categoría de Alto Ingreso no se apreciaron prácticamente diferencias entre los componentes del IPRI, en el caso de las restantes tres categorías (Ingreso Mediano Alto, Mediano Bajo y Bajo) se observó un patrón muy similar entre ellas en el cual el mayor puntaje se obtiene en PPR, el peor en LP y una situación intermedia sucede con el IPR.

El IPRI mostró una correlación robusta con varios indicadores de desarrollo, dando mayor sustento a la literatura que reporta la existencia de una importante interacción positiva entre la protección de los derechos de propiedad y el desarrollo. Es ilustrativa la relación entre IPRI e ingreso per cápita promedio: el quintil con mayor puntaje tiene uno de 57.230 dólares y el quintil con puntaje menor posee uno de 4.533.

Con los datos de los tres componentes del IPRI se realizó un análisis de conglomerados, el cual agrupó a todos los países en tres grupos claramente definidos, cuyos integrantes, además, comparten diversas características entre sí, confirmando la consistencia del IPRI y la importancia de la protección de los derechos de propiedad como factor de desarrollo.

Un primer grupo son los países con menores puntajes y mayor dispersión de valores, reúne la mayoría de África, Asia Central, algo del Medio Oriente, parte de América Latina y Rusia. Un segundo grupo, con mejores puntajes y menor variabilidad, son la mayoría de América Latina, Europa Central-Oriental, el Sudeste Asiático y algunos países de Medio Oriente. El último grupo es más reducido y reúne a los países con mejores puntajes, con muy baja dispersión al estar todos bien punteados y muy equilibradamente en los componentes, se integra casi enteramente por América del Norte, Europa Occidental, Australia, Nueva Zelanda, Japón, Singapur, Hong Kong y Taiwán.

Posición de Uruguay.

El puntaje IPRI de Uruguay en 2017 es de 6,41, aumentando 0,31 con respecto a 2016, lo que lo coloca en el segundo puesto de América Latina y el Caribe, y número 36 en el mundo (avanzando una posición respecto a 2016, con 128 países evaluados).

El puntaje en LP disminuyó 0,02, siendo de 7,18 en 2017. (con puntaje de 7,7 en Independencia Judicial, 6,35 en Estado de Derecho, 7,06 en Estabilidad Política y 7,6 en Control de Corrupción). El puntaje en PPR aumentó 0,81 siendo de 6,71 en 2017 (con puntajes de 6,95 en Protección de Propiedad Física, 7,71 en Registro de Propiedad y 5,46 en Accesibilidad a Crédito). El puntaje en IPR mejoró 0,15, siendo de 5,35 en 2017 (con puntajes de 6,4 en Protección de Propiedad Intelectual, 6,45 de Patentes y 3,2 de Copyright).

En síntesis, se comprueba la importancia que tienen los derechos de propiedad eficazmente protegidos para el desarrollo, dada la fuerte correlación que existe entre este y el IPRI global. Esto se observa en producción, nivel de bienestar, emprendedurismo e innovación, libertades civiles, inclusión social y acceso a nuevas tecnologías, entre otras áreas. Los países mejor posicionados están todos entre los más desarrollados y otros que se les acercan están desarrollándose rápidamente.

(*) Los autores de este artículo son Alfonsina Albertoni, Ramiro Correa y Santiago Acosta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)