un análisis a los programas de los partidos revela múltiples similitudes

Programas electorales establecieron coincidencias en políticas de Estado

En la mayoría de los puntos las propuestas adolecen de aspectos descriptivos, tanto en costos como en financiamiento.

Cr. Nicolás Delgado Rey

  •  
LUIS CUSTODIOlun dic 1 2014

Un análisis a propósito de las propuestas programáticas presentadas por los tres partidos políticos con mayor caudal electoral en el reciente período de elecciones, identificó que las mayores coincidencias se ubicaron en el área de infraestructura, funcionamiento del Estado, políticas sociales y relaciones internacionales. El trabajo, que recibió el primer premio (compartido) en la convocatoria anual de la Academia Nacional de Economía, corresponde al Contador Nicolás Delgado. El autor destacó, además, que en un tema de alta sensibilidad como el de la educación solo hay cuatro iniciativas concretas que tienen un objetivo común. De la misma forma, subrayó la falta de datos específicos respecto de la financiación de los planes de gobierno incluidos en los textos relevados. A continuación, un resumen de la entrevista.

—La convocatoria de la Academia Nacional de Economía fue amplia, "el análisis de las propuestas de los partidos". ¿Por qué eligió ese enfoque?

—Siento que los uruguayos estamos perdiendo mucho tiempo discutiendo quién es mejor, cuál partido hace las cosas de qué manera, si el contexto es favorable o no, etcétera. Y nos perdemos la posibilidad de comenzar a hacer cosas. Quise obviar a ese tipo de discusiones y me propuse aterrizar la propuesta por la búsqueda de las coincidencias, despejando todo lo que día a día trabaja la posibilidad de acuerdos.

Entiendo que los incentivos electorales pesan, y son los que hacen que queden de manifiesto las diferencias entre partidos y candidatos. Por tanto, es lógico que los discursos políticos estén enfocados allí. Pero para avanzar necesitamos de los dos pies; en una coyuntura como la actual donde parece haber un panorama político dividido por mitades, por más que una parte sea la que lleve la iniciativa gracias a la mayoría que le otorga la ciudadanía, en algún momento se necesitará el "otro pie", sino no se avanza, o por lo menos, no se hará a la velocidad que se necesita.

Busqué en los programas aquellos temas que pudieran reunir condiciones para ser políticas de Estado, que trasciendan a un gobierno, no necesariamente perfectas e inamovibles, pero con posibilidades de instrumentarse.

Acá hay una lista de temas. Le corresponderá a quienes les interese desde el punto de vista político, sentarse a discutir qué es útil y viable de todo ello.

Generalidades


—La falta de concreción de los programas es una limitante para un trabajo de esta naturaleza…

—Exacto; la primera limitación es que existen muchas propuestas genéricas, que representan intenciones, muy difíciles de bajar a tierra. Eso fue una constante en toda la investigación. Otra dificultad que encontré fue la estructura de cada programa, todos diferentes. Para asimilar los diferentes formatos, partí de lo macro a lo micro, tratando de llevar a una unidad común las diferentes secciones. Armé 19 áreas temáticas (políticas sociales; economía y finanzas; relaciones exteriores; infraestructura; Estado; innovación, ciencia y tecnología; educación; industria; salud; seguridad ciudadana; agro; defensa nacional; medio ambiente; trabajo; turismo; vivienda; cultura; deporte y "otros"). A partir de esa categorización macro, empecé a bajar las propuestas y ubicarlas, en la búsqueda de definiciones más claras. Las que eran muy genéricas las fui eliminando; y así llegué a una matriz de 860 propuestas; luego filtré esa lista para encontrar las coincidencias entre cada partido. Cuando encontraba una propuesta común entre dos de los partidos, volvía a leer el programa del tercero para ver si encontraba elementos que me indicaran algún aspecto coincidente que hubiera pasado por alto. De esa forma llegué a un listado de 53 propuestas comunes, bastante delimitadas más allá de alguna generalidad. O sea que casi el 6% del total son coincidencias reales, según la metodología que utilicé.

Infraestructuras.


—¿Cuál fue el área en la que halló más coincidencias?

—Infraestructura es la que muestra mayores coincidencias. Aparecen una decena de aspectos muy específicos: continuar con la diversificación de la matriz energética (con destaque en el gas natural, eólica y fotovoltaica; la inversión e redes inteligentes (smart grid), aumentar los recursos para afrontar una fuerte mejora en la red vial, mejor planificación estratégica para el transporte de cargas, el dragado del puerto de Montevideo a 14 pies de profundidad, entre las más destacadas. De todos modos, teniendo en cuenta que los recursos financieros siempre son escasos para estos rubros, no estaría mal que los partidos incluyeran en sus programas un planteo más concreto acerca de qué pretenden que se haga, en qué orden y cómo llevar adelante la parte monetaria.

—¿La cuantificación de los costos es un escollo para este tipo de trabajos?

—Desde el punto de vista económico financiero son muy difíciles de analizar todos los programas. La mayoría de las propuestas no presentan un componente cuantitativo o monetario que permita conocer las estimaciones realizadas por los técnicos partidarios, o estimar el costo, dimensión o financiamiento requerido.

De la misma forma, no es posible realizar un análisis y evaluación económico-financiera sobre la viabilidad de la implementación de un programa de gobierno en forma íntegra o de propuestas individualmente consideradas.

Y lo otro que tampoco surge es el tema prioridades. Los planes de gobierno carecen de algún tipo de escala o referencia de prioridades, que permita conocer cuáles son las propuestas prioritarias y los plazos fijados para su implementación. Cabe mencionar que en otros países se ha visto ejemplos donde se presentan documentos político-partidarios con las medidas y propuestas a implementar en la primera etapa de gobierno, básicamente una hoja de ruta, permitiendo conocer parte de las prioridades del partido.

—El funcionamiento del Estado fue el segundo tema en el que existieron mayores coincidencias…

—Especialmente, todos los partidos tienen una postura similar en esta línea, respecto a la carrera de los funcionarios —impulsando su movilidad horizontal y vertical—, la capacitación y educación permanente, los recursos que se le deben brindar para realizar su tarea, etc. También hay propuestas comunes sobre la necesidad de avanzar hacia una remuneración por productividad o mejora de gestión.

Todos están de acuerdo en que se necesita avanzar y priorizar la gestión por resultados, es decir incorporar incentivos por productividad a nivel individual y grupal. Además, proponen establecer un sistema de evaluación de la gestión pública, interno y externo, que permita la mejora continua de los servicios públicos y tenga como uno de los criterios de evaluación más relevantes el beneficio de la población. Adicionalmente debe servir como insumos para mejorar la toma de decisiones, la asignación o reasignación de recursos.

Tengo la sensación de que todos los partidos visualizan que la reforma del Estado pasa en parte por ir cambiando la cultura organizacional. Siempre escuchamos la discusión redundante acerca de si debían entrar más o menos funcionarios, de qué forma se daban esos ingresos, etc. Me parece importante que los técnicos que trabajaron en los programas hallan hecho hincapié en la necesidad de una mejor gestión.

Vulnerables


—¿Qué hallazgos hizo en materia de políticas sociales?

—Fue el tercer grupo de mayores coincidencias. Los partidos políticos parecen haber entendido que son importantes y necesarias para el desarrollo. Las medidas en que encontré importantes similitudes están relacionadas con colectivos específicos: la tercera edad, personas con discapacidad, violencia doméstica, los jóvenes y sus dificultades, por ejemplo, para acceder a la vivienda, entre otras. De todos modos, me da la sensación que dentro de las propuestas, faltan elementos que me hagan pensar que trascendemos el asistencialismo. Estas propuestas son necesarias, pero creo que falta avanzar en proponer políticas que permitan a la gente ir superando etapa tras etapa. Asimismo, se necesitan más elementos de evaluación, mayor información sobre los resultados para tomar mejores decisiones.

—¿Qué ocurre con los temas vinculados a la inserción internacional del país?

—Aparecen coincidencias. Sobre todo, la negociación de nuevos acuerdos comerciales con otros bloques o países, en particular con la Unión Europea, a partir de tratar estos temas económico-comerciales en el ámbito del Mercosur. Asimismo, apostar a una mayor presencia en organismos internacionales (como la OMC) y fortalecer el posicionamiento del país a través de la promoción económica con oficinas especializadas en los destinos más relevantes.

FICHA TÉCNICA


Nicolás Delgado Rey tiene 26 años, es contador público egresado de la Universidad de Montevideo. Asimismo, cuenta con un certificado sobre inversiones otorgado por la CFA (Chartered Financial Analyst), así como programas focalizados en análisis y acciones en situaciones de negocio y decisiones económicas (IEMM). Actualmente es docente en Finanzas corporativas en la UM; trabaja en el área de consultoría de KPMG, participando en proyectos de asesoramiento financiero y gerencial.

El sistema político asume que hace falta mejor información


—¿Cuáles son las bases metodológicas utilizadas para este trabajo?

—Con el objetivo de presentar, analizar y comprender la situación actual de Uruguay, se utilizó el modelo conceptual de análisis denominado Pestle (por su sigla en inglés), para exponer los diferentes factores o fuerzas que intervienen en el ambiente del país. Los componentes del análisis Pestle son las fuerzas políticas, económicas, socio-demográficas, tecnológicas, legales y por último las medioambientales.

El análisis expuesto en cada uno de los mencionados componentes intentó presentar —a grandes rasgos— la situación del país, su funcionamiento y brindar una comparación con otros países de la región y del mundo, evitando presentar tendencias históricas y centrándose en dar una perspectiva actual, para un posterior análisis de las propuestas estudiadas.

A su vez, para la revisión y análisis de las medidas coincidentes se asignó categorías adicionales a cada propuesta debido a que pueden incidir en más de un área temática; asimismo se realizó una clasificación por el objeto de la propuesta a través de un modelo denominado 3P (que es parte del desarrollo del trabajo), clasificándose las iniciativas entre las siguientes cuatro categorías: población, planificación y estrategia, procesos y recursos materiales o humanos. Los resultados resultaron bastante equilibrados, es decir que las propuestas estaban medianamente repartidas entre las cuatro categorías.

—De todos modos, usted destaca en el trabajo que temas como planificación y procesos son ítems en los cuales existe una preocupación común...

—Es que el Estado hace muchos esfuerzos, fundamentalmente desde el punto de vista financiero. Cómo evaluarlos, cuándo se han cumplido etapas en determinados programas o poblaciones objetivo, son temas sobre los que el sistema político se está planteando que necesita más información. Se trata básicamente de estar en condiciones de tomar mejores decisiones, y para ello hay que estar mejor informado. Ese es un énfasis coincidente entre los partidos.

—¿Hay algún aspecto más que se pueda definir como "debilidad" de los programas?

—Siendo ofertas electorales, era lógico pensar que en algunos aspectos podían resultar algo vagos. Por otra parte, me dio la impresión que puede haber cuestiones metodológicas a corregir, ya que en más de un caso me encontré con que el trabajo de diferentes grupos para la confección de los programas generaba problemas de conexión entre las diferentes áreas.

Escasos puntos de contacto en propuestas sobre educación


—¿Qué surge del análisis de las propuestas educativas?

—Como tema de alta sensibilidad que es, en los tres programas de gobierno que analicé encontré muchas propuestas, pero fueron pocas las coincidencias concretas, tan solo cuatro.

Si bien siempre se pueden encontrar otros puntos de contacto, a partir de contar con mayor información a la que se establece en los programas, me resulta una "luz amarilla" la escasez de propuestas comunes. Es decir, aun cuando existan diagnósticos compartidos vinculados al mal funcionamiento y resultados del sistema educativo uruguayo, en especial en la enseñanza pública con las consecuencias sociales que eso determina, esta situación no se ha traducido en medidas concretas, coincidentes y claramente enunciadas en los programas de gobierno de los partidos analizados

Una de las propuestas es la de incorporar a la educación formal a los niños de 0 a 3 años de edad, todos coinciden en el impacto que esto tendrá en el desarrollo de los niños. Claro está, el cómo es muy importante y ese es un aspecto a tener en cuenta que no aparece en los programas.

Otro punto de acuerdo parece ser el de fomentar los valores y los prácticas enfocadas a la actividad emprendedora. Es muy importante que comencemos a tener coincidencias al respecto de esto, que es la base de un cambio cultural. Después, aparece en todos los programas la necesidad de un mayor desarrollo de la educación superior y terciaria en el interior del país, y también, la universalización del aprendizaje del inglés como segunda lengua.

—El segundo tema que la opinión pública recoge con fuerza es el de la seguridad ciudadana. ¿En que se asemejan los programas en dicha área?

—Encontré más coincidencias que en educación. Implementar una reforma en la capacitación de la Policía Nacional con el objetivo de profesionalizar y optimizar los recursos humanos disponibles y profundizar el uso de la tecnología con el delito, parece ser un asunto definido como clave por todos los partidos.

También, se coincide en promover una nueva Ley Orgánica Policial, la cual jerarquice y haga énfasis en la profesionalización y la disciplina de la Policía en beneficio de la población. Otros aspectos destacados son un mejor sistema sobre información criminal, propuestas que ponen mayor énfasis en la rehabilitación de los presos y la lucha contra el narcotráfico. Asimismo, hay aspectos de corte social, que apuntan a mejorar las condiciones de vida, y en especial de vivienda, de los efectivos policiales.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.