DESDE EL BLANQUEO, “LA TRANSPARENCIA FISCAL NO TIENE CAMINO DE RETORNO”

Es peligroso jugar a las escondidas en Argentina

Operar en negro se convierte paulatinamente, en una carrera de obstáculos en Argentina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dr. César Litvin. Foto: Archivo

A juicio del Dr. César Litvin, Presidente del Instituto Tributario Argentino, el Blanqueo de Capitales que se está llevando a cabo en su país "ha superado todas las expectativas imaginadas", lo que se ha convertido en un gran impulso a la inversión, ya que los fondos repatriados se están volcando al sector inmobiliario, las energías renovables y en el agro. A continuación, un resumen de la entrevista.

—A poco más de un mes de la culminación de los plazos previstos para el Blanqueo, ¿cómo calificaría la operación?

—El blanqueo en la Argentina ha superado todas las expectativas imaginadas, considerando que el último del gobierno anterior se exteriorizaron 2500 millones de dólares y el del año 2009 dio 4300 millones de dólares. Actualmente se ha pasado la frontera de los 100.000 millones y se estima que el resultado final estará por arriba de los 120.000 (según las autoridades fiscales). En mi opinión estará por encima de los 130.000 millones. En síntesis, uno de los blanqueos más exitosos en el mundo, considerando que en Italia, hace un par de años fue 90.000 millones de euros

—¿Cuánto pesa en el éxito del blanqueo la confianza en el nuevo gobierno de Mauricio Macri?

—El éxito del blanqueo viene de la mano de varios factores que actuaron en el mismo sentido y en este orden de prelación: en primer lugar, la percepción de riesgo por la transparencia fiscal y los intercambios de información automáticos; segundo, la confianza en un gobierno que no tiene características "populistas"; en tercer lugar yo ubicaría el cambio de actitud de las instituciones financieras que han incentivado al blanqueo, bajo amenaza de cierre de la cuenta; y por último, un factor también importante, las oportunidades de inversión en Argentina.

—Las autoridades argentinas han dicho que a partir del blanqueo mejorará el comportamiento impositivo de los contribuyentes en general. ¿Cree que será así?

—Es inevitable que, a partir del blanqueo mejore el comportamiento fiscal de los contribuyentes dado que se han declarado una gran cantidad de activos que antes no pagaban impuestos, ahora las rentas y las tenencias estarán alcanzadas por los gravámenes. Por otra parte, en forma gradual, cada vez habrá menos incentivos a las operaciones negras dado que el resultado de las mismas, no podrá ser enviado a un banco o a la compra de bienes en el exterior. En rigor de verdad, operar en negro se convierte paulatinamente, en una carrera de obstáculos.

—¿Sigue habiendo ahorristas que consultan con dudas sobre estas operaciones?

—Son pocos los indecisos a esta altura de los acontecimientos, hay una convicción mayoritaria que el mundo cambió y es necesario adaptar el chip mental a ese nuevo paradigma.

—¿El gobierno argentino tiene previsto endurecer los controles una vez termine el plazo de blanqueo para aquellos que no hayan entrado?

—El gobierno dispone de una base de datos envidiable por otras Administraciones Tributarias, que le permite captar toda la intimidad económica de un contribuyente, ya no sólo en el país, ahora también en el exterior por los Acuerdos de Intercambios, con lo cual la estrategia de la AFIP, estará dirigida a detectar "sistémicamente" las inconsistencias de las declaraciones y en base a esa herramienta endurecer los controles.

—El mensaje es, entonces, "tarde o temprano" lo atraparán…

—El mensaje es "La Transparencia Fiscal no tiene camino de retorno", con lo cual más temprano que tarde el Fisco Argentino estará en perfectas condiciones para atrapar a los contribuyentes que quieren seguir jugando a las escondidas y ese juego se ha vuelto muy peligroso.

—¿Cómo influye todo esto en capitales extranjeros que evalúen ingresar al país?

—Ha sido una buena señal para los inversores extranjeros el éxito del blanqueo, esto trae oportunidades de negocios, sumado a la desregulación de normas que impiden el libre movimiento de capitales (cepo cambiario, salida del default, etc.)

Asimismo existe un proyecto de modificación de la ley de Mercado de Capitales, que muestra una clara señal de seguridad jurídica para el inversor.

—En qué se basa ese proyecto, ¿la generación de nuevos instrumentos que faciliten la inversión?

—El proyecto de ley de Reforma del Mercado de Capitales comprende diversos aspectos de la actividad, uno de ellos es el Tributario, la norma proyectada clarifica y determina tratamientos más beneficiosos para algunos instrumentos financieros que servirán para facilitar la inversión.

—¿Qué está pasando con los fondos que se repatrían? ¿En qué tipo de actividades se observa una mayor dinamización?

—Los fondos repatriados se están volcando principalmente al mercado inmobiliario y a emprendimientos empresarios, de energías renovables, agropecuarios, etc

Ya se observa más actividad en la industria de la construcción, la demanda de cemento y de terrenos para nuevos proyectos por ejemplo.

—¿Eso terminará impulsando a la economía argentina?

—Esta situación ayudará a que aparezcan los brotes verdes y la economía argentina se recupere de la herencia recibida, que fue una situación bien delicada, de terapia intensiva, y es imposible que en poco tiempo un paciente pueda correr un maratón. Estamos en pleno proceso de recuperación y el blanqueo es una herramienta muy importante para el impulso de la actividad económica.

—Hay un alto porcentaje de los fondos que se blanquearon que se quedaron en el exterior. ¿Qué le dejó a Argentina esa operación?, ¿se esperaba que sucediera así?

—Más del 70 % de los activos están y quedaron en el exterior; la parte de los fondos que han quedado afuera, está dentro de los márgenes previstos. Es más, si hubiera un aluvión de dinero de afuera que ingresa, el dólar no encontraría piso y generaría otras dificultades en la Macroeconomía.

—Al 31 de diciembre, un quinto de los fondos que habían ingresado por el blanqueo provenían de Uruguay. ¿Supone que esa tendencia se mantiene?

—Es posible que se mantenga la tendencia de los fondos provenientes de Uruguay, el argentino está muy invertido en ese país.

Además la AFIP considera que los contribuyentes que tenían activos no declarados, estaban radicados principalmente en Uruguay, Estados Unidos y Suiza.

—Se ha destacado en estos días una fuerte afluencia de fondos desde Uruguay debido a la aplicación de la Ley de Transparencia Fiscal sancionada aquí. ¿Es realmente un factor que pesa en los tenedores de fondos?

—La ley de Transparencia Fiscal de Uruguay es un componente que complicará aún más la operatoria de aquellos que quieran seguir trabajando en negro, para los que han entrado en el blanqueo fiscal de Argentina, requerirá una adecuada planificación tributaria para optimizar la carga impositiva en los dos países.

—¿Cómo se observa esa ley desde Argentina?

—Para los especialistas tributarios, tiene una importancia sustancial a la hora de realizar actividades o adquisiciones de activos en Uruguay. De todas formas, estamos esperando la reglamentación para tener el mapamundi normativo completo Cabe destacar el cambio de paradigma trascendental de Uruguay en quedar alineado dentro de los países cooperantes y con normativas cada vez más estrictas en contra de la evasión y del lavado de dinero.

—Algunas opiniones en Uruguay señalan que se ha apuntado a ser "el mejor de la clase" en cumplir con las políticas solicitadas por la OCDE, considerándolo un exceso. ¿Lo comparte?

—Entiendo que Uruguay ha dado un paso muy importante hacia la Transparencia Fiscal, La Argentina también ha mejorado sustancialmente la cooperación y además es uno de los primeros países en comenzar el Intercambio Automático en el 2017. Creo que ambos países pueden estar en el "podio" de cumplimiento de las políticas solicitadas por OCDE.

Las propiedades en Punta del Estehan entrado en el sinceramiento.

—Algunas lecturas indican que el blanqueo en Argentina genera "oportunidades de negocio en Uruguay para el sector financiero y el inmobiliario". ¿Lo ve así?

—Creo que el blanqueo en Argentina generará oportunidades en Argentina y también en Uruguay, el inversor es "mimoso", se va a los lugares que mejor lo tratan en impuestos, en seguridad jurídica, etc.

Uruguay es siempre una plaza donde el argentino se siente a gusto, habrá que mostrarle buenas oportunidades para optimizar su inversión.

—¿Qué está pasando con las propiedades, por ejemplo de Punta del Este, que también deben ser declaradas?

—En mi experiencia, no he visto contribuyentes argentinos que se desprendan de propiedades en Punta del Este para evitar el proceso de blanqueo, si lo hicieron fue por otros motivos personales, en general los inmuebles de Uruguay han entrado en el sinceramiento. Eso sí, declarando mayoritariamente la persona física y no la estructura.

—¿Qué razones existen para que Uruguay siga siendo una plaza financiera para los argentinos?

—Una importante cantidad de contribuyentes argentinos que ingresó al sinceramiento lo hizo con miedo a que regrese el populismo, con lo cual Uruguay es una buena plaza para captar ese temor típico del argentino que pasó experiencias olvidables como corralito, pesificación, nuevos impuestos, plan bonex, etc.

César Litvin.

Contador público. CEO en el Estudio Lisicki, Litvin & Asoc. Además, es Profesor Asociado a cargo de la Catedra de Teoria y Tecnica impositiva de la Universidad de Buenos Aires, y Presidente del Instituto Tributario Argentino.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)