DANIEL PORCARO

Inmobiliarias y la era digital

Con los parámetros de los últimos treinta años, la correlación era sencilla: tipo de cambio favorable para los argentinos, buena temporada turística y por tanto, buen nivel de actividad para las inmobiliarias.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Un proyecto de ley plantea incentivos para la inversión inmobiliaria en las zonas turísticas. R. Figueredo

La última temporada pone a la vista de todos que algunas cosas han cambiado, buena temporada turística ya no es sinónimo de satisfacción para las inmobiliarias. Dejemos para otra nota si la primera parte de la correlación (tipo de cambio favorable a Argentina sinónimo de buena temporada) se sigue o seguirá dando, lo cierto es que el balance que hace la gremial de inmobiliarias de Maldonado no es positivo.

Preocupación.

Se argumenta que las plataformas digitales son "competencia desleal" y le hacen daño al nivel de actividad del sector y se le pide al Estado soluciones para el tema, denunciando la resignación de recursos tributarios que por ésta vía se verifica.

Difícil que con el diagnóstico efectuado puedan encontrarse soluciones sustentables para la actividad inmobiliaria en el futuro.

Primero, porque el propio Estado ha sido sorprendido con la irrupción tecnológica en varios sectores de actividad, y hasta tanto no tome la iniciativa y acomode desde el punto de vista regulatorio cómo tratar a las plataformas digitales, no tendrá al alcance los mecanismos de control tributario pertinentes.

Pero en segundo término, y desde mi punto de vista fundamental, no se manifiesta por parte de la gremial inmobiliaria un pensamiento reflexivo acerca de la actividad, el valor que aporta, su relación con las nuevas tecnologías y las nuevas generaciones.

Desde el ámbito académico hemos advertido en una serie de encuentros con el sector inmobiliario acerca de las amenazas existentes fruto de variables mucho más complejas que el estimulo tributario puede tener para usar nuevas tecnologías.

Señales.

Que durante el año 2016 hayan dejado de funcionar en el departamento de Maldonado setenta inmobiliarias es por demás alarmante, pero es la sirena que anuncia que las cosas cambiaron, ya no basta colgar carteles, tener un local, atender el teléfono y mostrar viviendas, todo se ha vuelto más complejo.

Quizás al diagnóstico que se realiza le haga falta agregar para el análisis, la manera de comunicarse efectivamente con la nueva generación de millenials, que no solo rentan hostales o habitaciones sino que son los que influencian en las vacaciones de la familia, buscan información sobre las localizaciones dependiendo de sus hobbies, hábitos o aspiraciones.

Diferenciales.

También falta analizar porqué las nuevas plataformas son un canal efectivo para valorar experiencias, tanto de arrendadores como arrendatarios, y cómo la calificación por pares es un valor agregado diferencial.

Conocer ademas como están evolucionando en el sector estas plataformas, hará más realista el destino futuro de las inmobiliarias tal cual las conocemos. Si estas plataformas logran hasta otorgar adelantos por alquileres o financiar los días de vacaciones a los usuarios se comprenderá que el circuito es mucho más complejo.

Para finalizar, dos factores claves a incluir en el análisis estratégico del sector: cómo enfrentar la inversión en marketing digital bajo el concepto de "economía compartida" y el salto cualitativo diferencial que los recursos humanos del sector necesitan para enfrentar la nueva realidad a través de la capacitación continua.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)