Alfredo Pignatta

La inflación y el balance de Ancap

La inflación, si bien se manifiesta por un aumento general y sostenido de precios, ello no es debido exclusivamente a un aumento en el valor de los bienes, sino que fundamentalmente se debe a un deterioro en el valor de la unidad que utilizamos para medir el valor de los bienes: la moneda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pérdida de poder adquisitivo impacta en situación económica del ente. Foto: Google

Impacto.

Esa pérdida en el poder adquisitivo de la moneda, impacta en la situación económica y financiera de las empresas de dos formas:

a) En forma directa por el resultado (pérdida o ganancia), que surge de la tenencia de activos o pasivos cuyo valor dependen del valor de la moneda.

b) En forma indirecta, al utilizar la moneda como unidad para asignarle un "valor" al resto de los componentes del patrimonio.

En relación al primero, el artículo "Pequeña historia del peso uruguayo", que publicamos la semana pasada, es suficientemente ilustrativo sobre ese resultado.

En dicha historia, se demuestra que el valor del peso uruguayo en 40 años se deterioró un millón de veces con relación al dólar, lo que genera una pérdida en el patrimonio de uno de los protagonistas de la historia, que tenía activos cuyo valor dependía del valor de esa moneda.

En este caso el resultado por efecto de la inflación, depende de dos factores: el índice de inflación y la posición monetaria neta (activos menos pasivos) de la entidad, que en algunos casos es muy significativa, como en las instituciones financieras.

Por ejemplo, en cálculos efectuados a partir de los estados contables de las instituciones bancarias, publicados en página web del Banco Central, que no contemplan el efecto de la inflación, se puede determinar que en los años 2011 y 2012, los bancos en Uruguay, en su conjunto, tuvieron pérdidas del orden de US$ 500.000.000, sin embargo esa pérdida, ¡no apareció en sus Estados Contables!

Esta falsa información llevó en algún caso a distribuir dividendos de ganancias que no existían, lo cual produjo una doble descapitalización, una por las pérdidas no registradas y otra por distribución de utilidades que no eran reales, situación similar a la ocurrida a fines de los años ´60 que llevó a la mayor crisis bancaria en el Uruguay.

Cambio de valor. El segundo impacto de la inflación, se produce en forma indirecta, porque la moneda es utilizada como unidad para medir el valor de los elementos que componen los estados contables. El cambio de valor de la moneda distorsiona la información sobre el valor de los elementos que no son monetarios.

Si adoptamos el criterio de: a) valuar los activos al costo de adquisición y b) no contemplar el efecto de la inflación, los elementos no monetarios que componen el patrimonio quedan valuados al valor que tenía la moneda en el momento de las transacciones y como ese valor cambia, todos los elementos quedan valuados en "monedas" de distinto valor, con lo cual es imposible determinar el real valor de ellos, se dice que la información que proporcionan es "basura" ya que no sirven para tomar decisiones que es el objetivo de dichos estados.

A efectos de ejemplificar este hecho supongamos que: dos empresas presentan un similar Estado de Situación Patrimonial: Terreno por $ 100.000 y un Patrimonio por $ 100.000

Las dos adoptan los criterios de: valuarlos al costo de adquisición y no contemplar la inflación.

Eso nos lleva a interpretar que las dos empresas tienen el mismo patrimonio y por lo tanto el mismo "potencial" económico y financiero. Sin embargo, si a los datos anteriores le agregamos que una de ellas adquirió el terreno en marzo de 2015 y la otra lo adquirió en marzo de 1970 y preparamos y presentamos los balances en dólares, la situación patrimonial de cada una de ellas sería la siguiente:

Empresa 1: Activo US$ 4.000 Patrimonio US$ 4.000 (al momento de la compra el dólar se cotizaba a $ 25)

Empresa 2: Activo US$ 1.000.000.000 Patrimonio US$ 1.000.000.000

Estos valores surgen del hecho de que el valor de $100.000 del año 2015, que presenta la segunda empresa, equivalía a N$ 100.000.000 en el período 1975 1993, los que a su vez equivalían a $ 100.000.000.000 en pesos anteriores a 1975. En marzo de 1970 la cotización del dólar era de $ 100, el costo de adquisición de ese terreno fue de mil millones de dólares! Muy distinto al monto de $ 100.000 que aparecían en el balance presentado.

Esto nos vuelve a indicar que si, en estos casos, no se considera la inflación, los estados que presentamos son "basura" porque no cumplen con el objetivo de informar sobre la situación económica y financiera de la empresa.

El monto e incidencia de esta distorsión depende de la estructura financiera de la institución.

Por último, un hecho que quiero destacar es que este fenómeno está ampliamente discutido y demostrado por la teoría y técnica contable desde hace más de 50 años, además las Normas Internacionales de Contabilidad establecen que en los casos en que la inflación incidan en forma relevante en la información, deberíamos tenerla en cuenta al preparar los estados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)