CARLOS STENERI

"No hay tiempo de elucubrar si conviene o no"

El exdirector de la Unidad de Gestión de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas comenzó su exposición en el evento que celebró los 20 años de Economía & Mercado con una anécdota para graficar "dos décadas que conmovieron al mundo" económico. Contó que vistió China en 1996, cuando era director por Uruguay en el Banco Mundial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Carlos Steneri. Foto: Darwin Borrelli

Allí concurrió a una escuela rural, sin electricidad y con agua de pozo y algo le llamó la atención: los alumnos los recibieron hablando en inglés, en perfecto inglés. Eso le mostró que el gobierno chino había tomado la "decisión de educar para crecer y pasar la población del campo a las ciudades".

Esa economía planificada "empezó a crecer y exportó ahorro", entre otras cosas, "a través de la compra de títulos de deuda de Estados Unidos", afirmó y agregó que de esa forma "surgió un nuevo orden internacional" con economías que empezaron a interactuar como la estadounidense y la china.

En esos 20 años, el crecimiento de la economía china fue tan fuerte que se convirtió en la segunda mayor economía del mundo y de hecho hoy tira del carro de la economía global. "China crece al 6,7% hoy y está explicando el 40% del crecimiento mundial", señaló Steneri. Este, uno de los mayores cambios que conmovió al mundo en los últimos 20 años —a su juicio— y es que "el mundo occidental va a tener que compartir con Oriente las decisiones políticas y económicas".

La expansión de China llevó ayudó en gran parte al crecimiento regional en la última década. "China se convirtió en el principal socio comercial del Mercosur" dijo el economista y añadió: "la política dorada de América Latina, tiene como financista último a la demanda de China por materias primas".

Para Steneri, eso llevó a varios gobiernos de índole populista en la región, ya que "el populismo fue financiado indirectamente a través de esta liquidez financiera internacional" y "si no hay plata, el populismo es sólo una idea".

También relató cómo ese ingreso de China cambió el mercado financiero internacional. "Se está prestando a los países a tasa fija al 4,5%-5% nominal a 30 años de plazo, cuando estábamos en los 90 con grado de inversión nos prestaban al doble en términos nominales", relató Steneri.

Capitalismo y comercio.

El economista profundizó su visión sobre los cambios en las últimas dos décadas y dijo que el "decaimiento de la actividad en Occidente ha hecho caer cuestionamientos al sistema capitalista, que no da lo esperado"., pese a que "es el que ha arrancado más gente de la pobreza en los últimos 50 años".

En Estados Unidos y Europa, "hay una crisis existencial del capitalismo", sostuvo y se preguntó: "¿será pasajera? Espero que sí". De acuerdo a su visión, eso está detrás de fenómenos políticos nacionalistas en los países europeos y explica en parte el surgimiento del candidato republicano Donald Trump en Estados Unidos.

El análisis del expositor, derivó en que "las reglas cambiaron también en lo comercial. El multilateralismo soñado en Bretton Woods entró en crisis y su epitafio lo marcó la reunión de Doha" donde los países dijeron "hasta acá llegamos". Eso, dio lugar a que los acuerdos comerciales pasen a ser "entre bloques regionales", pero esta modalidad tiene problemas: "el acuerdo entre Estados Unidos y Europa va camino a fracasar" y el acuerdo "Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés) "tiene sus dificultades", agregó.

Esas complicaciones pasan porque en los nuevos acuerdos "no se negocian aranceles, eso es fácil, es poner un número", indicó. Lo que se negocia son "condiciones de acceso" al mercado, "no es si la soja paga 2% o 5%, sino las características genéticas que tiene que tener la soja", ejemplificó.

Para "Uruguay" que "está en una región complicada, la única manera de poder salir (de ella) porque no podemos mudarnos, es diversificar nuestra inserción internacional lo más posible", aseguró.

"No hay tiempo para estar elucubrando si nos conviene o no o con quién", afirmó Steneri y dijo que este tema "es tan importante como la educación" para el futuro de Uruguay.

"No podemos esperar más. No podemos estar atados y tan dependientes de una región tan inestable", concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)