Hábito

El Fondo de Ahorro Básico de SURA acumula $ 35 millones en capital

El Banco Central convocó en el pasado año a presentar propuestas accesibles, simples, rentables y con costos adecuados

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La compañía colombiana ingresó al mercado uruguayo en 2011. Foto: Archivo El País

Con un portafolio de corto plazo y el objetivo de rentabilizar los ahorros de los cuotapartistas procurando al mismo tiempo contar con un prudente nivel de liquidez, el Fondo de Ahorro Básico ya cuenta con 35 millones de pesos de unos 500 pequeños ahorristas, en cinco meses de actividad. El Fondo SURA lanzó en 2014 es el primero de esas características y el único hasta ahora en el mercado uruguayo.

El Grupo SURA es un grupo colombiano de larga trayectoria internacional pero de relativamente reciente expansión internacional. Ingresaron a Uruguay en 2011 al adquirir los activos del grupo ING en América Latina (Chile, Uruguay, entre otros). En Uruguay adquirieron Afinidad AFAP, que antes había sido de Santander, y la convirtieron en 2011 en AFAP SURA.

"Todo partió de una nueva unidad de negocios lanzada en 2013, Afisa SURA —comentó Gonzalo Falcone, presidente de SURA Asset Management Uruguay— orientada hacia los fondos de inversión. Teníamos hasta mediados de 2014 tres productos, dos en moneda nacional y uno en dólares, y cuando el Banco Central del Uruguay hace la convocatoria a instituciones financieras para proveer de un producto con determinadas características de accesibilidad, simplicidad, rentabilidad y costos adecuados, inmediatamente nos presentamos".

Fue de esa forma que se abrió el nuevo fondo, con un perfil mucho más de corto plazo que los ya existentes, "que se adecuara exactamente a lo que solicitaba el BCU", indicó.

El ahorro.

El público tiene ahorros, pero hacen falta instrumentos donde rentabilizarlos. "Eso nos abre un abanico de oportunidades que tratamos de cubrir con nuestros productos", afirmó Falcone.

Según encuestas realizadas por SURA a nivel regional, pero que recogen también información del país, la gente plantea dos planos de preocupación: por un lado, en un importante porcentaje, no tener el hábito de ahorrar, "y por tanto allí hay que trabajar en inclusión financiera", y por otro lado no obtienen la rentabilidad deseada por sus ahorros. "Entonces, buscamos que esa gente que tiene el dinero en una caja de ahorro o en su casa con rentabilidad cero, comience a ver rendimiento de su dinero", remarcó.

Otro aspecto que surge de las encuestas es que en el ahorro de los uruguayos existe el hecho de estar cubiertos ante un imprevisto. Como el objetivo es estar cubierto ante una contingencia, muchas veces la gente no busca rentabilizarlo, lo tienen en la casa, a disponibilidad, o en un banco con un depósito a la vista.

Las cifras.

En cinco meses, el fondo tiene 500 clientes, con ahorros por aproximadamente 35 millones de pesos. Los depósitos promedio de personas físicas son por un monto de $ 8.500 y en el acumulado por cuenta, el promedio a la fecha es de $ 24.500. El retorno se ubica en el entorno del 9% neto para el cliente, según cifras de la compañía.

La rentabilidad que asegura el Fondo de ahorro Básico es la que paga el Banco Central por la emisión de Letras de Regulación Monetaria, valor en el que están invertidos dichos recursos. "Lo que estamos haciendo es darle acceso a la gente a esos instrumentos —precisó— de una forma muy simple, porque a través de un acuerdo con Redpagos nos permitió estar en más de 360 locales en todo el país, cuando nuestra oferta hasta ese momento estaba acotada a nuestros asesores y muy focalizada en Montevideo. Esto nos permitió masificarlo en todo el país".

El ejecutivo explico que se trata de un producto "en el que la comisión está asociada al saldo que tiene la persona, y eso tiene que ver con la posibilidad de que todo el mundo acceda. No cargamos costos fijos, ni de entrada ni salida ni de mantenimiento de cuenta. Hay una única comisión vinculada al saldo de ahorro de la persona. Es una tasa anual, por tanto si está solo seis meses paga la mitad de la comisión".

Según el prospecto de presentación del fondo, "los rendimientos de los títulos emitidos a 30 días se mantuvieron estables a lo largo del mes de Enero-2015, producto que el Banco Central esterilizó menos dinero de la plaza financiera, permitiendo que exista una mayor liquidez. Dado esto, el Fondo se mantuvo estable con un valor Cuotaparte creciente, acumulando al cierre de mes un aumento neto del 0,68%".

Operativa.

La operativa es muy simple: el trámite lleva unos minutos para la apertura de cuenta y solo se requiere de la cédula de identidad. Desde ese momento, el ahorrista puede seguir operando de la forma que lo desee, depositando los montos que disponga, sin mínimos. Otro aspecto que surge de la encuesta regional de SURA es que la gente no ahorra con un objetivo específico. En ese contexto, el hecho de poder disponer de dinero ante una contingencia o un evento que les demande acceder a su ahorro es un valor adicional. El FAB prevé disponibilidad inmediata para el cliente. Este tiene la posibilidad, en un máximo de 72 horas, de tener en cualquier local de Redpagos su dinero disponible, en forma total o parcial.

Falcone entiende que si bien 500 ahorristas en el fondo es una cifra interesante para el corto lapso que va desde setiembre a ahora, "tenemos que seguir trabajando porque el potencial es mucho mayor y tiene todas las características para convertirse en un producto masivo".

De exportación.

A pesar que la encuesta regional mostró altos porcentajes de personas que no tienen hábito de ahorrar, Falcone asegura que en Uruguay existe cultura de ahorro. "Las encuestas nos demuestran que sí. Y además, sin un objetivo determinado, la gente ahorra sin un objetivo definido. Equipos Mori mostraba hace algunas semanas que un 27% de los uruguayos ahorra".

Entre los que ahorran, según un trabajo de la propia compañía, destinan cerca de un 9% de sus ingresos a tal fin.

La compañía está presente en México, El Salvador, Colombia, Perú, Chile y Uruguay, y en materia de ahorro se comportan en forma bastante similar todos ellos, según las encuestas.

A nivel general, un 72% de la muestra declaró ahorrar, lo cual se presenta de manera similar en todos los países de la región, donde destacan Colombia con un 79% y Perú con un 77%. En tanto cuando se especifica si ahorran voluntariamente, el estudio arrojó que un 57% de los latinoamericanos encuestados dice ahorrar en forma voluntaria. En Chile, este indicador baja al 46% y en México al 49%, frente al 68% que alcanzan los encuestados de Uruguay y el 67% de Perú y Colombia.

Es el primer país en que SURA desarrolló este producto y evalúa "exportar" el modelo a otros de los países en que está presente, debido a que la dinámica del comportamiento de la sociedad es muy similar. La experiencia uruguaya ha resultado muy interesante y en Chile, Perú y México es factible que lo repliquen.

En Uruguay lo que se destaca es el ahorro en el hogar, con una cifra que supera el 30% de las personas que declaran que no consumen todos sus ingresos. El promedio en los demás países está en un 20%. "Ese es el diferencial de nuestro mercado en relación con los otros", apuntó.

El primer fondo lanzado en 2013 fue el Fondo Protección. Con un horizonte temporal a un año, en pesos y considerado el "buque insignia" de la compañía. En la actualidad supera el 12% de rentabilidad.

Después se puso en marcha el denominado Fondo Conservador, con las mismas características pero con un horizonte de dos a tres años. En ambos casos, se invierte en papeles públicos, igual que el Fondo de Ahorro Básico.

El restante producto es el Fondo de Ahorro Dólar. "Surgió detectando la preferencia del público local por la moneda extranjera", afirmó Falcone. Tiene un horizonte temporal de dos a tres años, en un mercado donde los rendimientos de ahorro en dólares a plazo fijo están por debajo del 1% anual. El fondo fue lanzado con una expectativa de generar un retorno neto para el cliente por encima del 1,5%, "pero hasta la fecha, se vienen sobrecumpliendo esas expectativas, con un retorno de 3,3% a 3,5%", indicó.

Otra variante es que en este último fondo se puede invertir, además de títulos del Estado, en otras emisiones, como Conahorro (Conaprole), UTE, Ducsa, todos ellos en el mercado local, excepto un bono multilateral de la corporación Andina de Fomento (CAF) que también se incluyó en el portafolio.

Entre estos tres fondos se manejan unos 300 millones de pesos en algo más de un año y medio de actividad, según explicó el ejecutivo.

En 2015, se proponen abrir espacio a nuevas opciones para los clientes, con oportunidades de inversión a nivel internacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)