DIVERSIFICACIÓN, SIMPLICIDAD Y BAJO COSTO: VENTAJAS COMPARATIVAS

ETF son los instrumentos financieros que más crecen

Los inversores a nivel global parecen inclinarse por un instrumento conocido por su sigla en inglés como ETF (exchange-traded fund o fondo de inversión cotizado).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Joanne Hill. Foto: Fernando Ponzetto

Es el instrumento financiero con mayor crecimiento en los últimos diez años, afirmó Joanne Hill, referente internacional en el área de fondos cotizados en bolsa, que estuvo en Montevideo invitada por CFA Society de Uruguay y Argentina (miembro asociado a CFA Institute, la principal asociación de profesionales de inversión del mundo que trabaja por la excelencia en la industria).

La experta explicó que se trata de un producto muy eficiente por su elevado grado de diversificación, simplicidad a la hora de operar y costos bajos. Señaló también que se trata de un vehículo muy popular para acceder a empresas de mercados emergentes. Hill dijo que a partir de los ETF "se democratizaron los instrumentos de inversión". A continuación, un resumen de la entrevista.

—¿Se puede definir a los ETF como un híbrido entre un fondo de inversión y una acción?

—Los ETF son una forma de "empaquetar" y canalizar estrategias de inversión. Toman algunas de las mejores características de los fondos mutuos y de las acciones. Es una innovación disruptiva, lo comparo mucho con el iPhone: cada uno lo puede usar para diferentes cosas. Por ejemplo, los ETF son usados por todo tipo de inversores: institucionales, individuales, hedge funds (fondos de cobertura), para inversores que están para el corto o largo plazo. Por eso decimos que los ETF democratizaron los instrumentos de inversión.

—¿Por qué debería elegirse este instrumento?

—Por ejemplo, si un inversor quisiera invertir en los mercados emergentes, y no tiene ninguna visión particular sobre acciones individuales o sectores, simplemente pueden seguir los mercados emergentes a través de una forma muy eficiente, que son los ETF.

Hay 100 millones de millones de dólares invertidos en ETF en estos mercados. Muchos inversores institucionales grandes están comprando las acciones de varios de los países latinoamericanos.

—Globalmente, ¿qué volúmenes de inversión movilizan?

—Hay 3,6 billones de dólares invertidos en ETF en todo el mundo, de los cuales 2,7 billones se manejan desde Estados Unidos, aunque están invertidos en otras regiones.

Es el instrumento financiero con mayor crecimiento en los últimos diez años. En la última década, los activos en ETF crecieron 19,4% promedio por año. Por región, si se observa a Estados Unidos, Europa y Asia, las tasas de crecimiento han sido similares. El único lugar donde no ha sido así es en América Latina, donde no hay muchos administradores que manejen ETF. Sí hay muchos inversores que invierten en acciones de empresas latinoamericanas, pero a través de ETF manejados desde Estados Unidos, por ejemplo. Pienso que los ETF van a continuar creciendo. Hoy en día, el volumen de sus activos representa más o menos el 20% del activo de los fondos mutuos.

—¿Podemos definir el perfil de un inversor típico en ETF?

—Si uno mira la industria de gerenciamiento de patrimonios en Estados Unidos, el sector con mayor crecimiento son los asesores de inversión. Estos asesores les cobran una comisión a los clientes por manejarles el portafolio. En este grupo de gente, es muy popular la utilización de ETF, porque son muy versátiles, es muy fácil acceder a mercados a través de ellos. Entonces, los asesores de inversión tienen determinada visión y la implementan a través de estos vehículos. Son fáciles de entrar, salir, cuando cambia la visión del asesor es muy fácil acomodar ese portafolio y además los ETF tienen costos internos muy bajos. En promedio, de 25 a 30 puntos básicos. Por tanto, ese costo de los ETF más sus honorarios, les da un costo final razonable al inversor. Además, hay mucha competencia en esta área; compiten en precio, entonces bajan las comisiones.

Por otro lado, la tendencia indica que cada vez más los asesores de inversión son robots. Y estos usan muchísimo los ETF (proporcionan asesoramiento financiero digital basado en reglas matemáticas o algoritmos, con mínima participación humana).

—¿Cómo se operan?

—Una de las principales características es la liquidez. El ETF, al igual que una acción, cotiza todo el tiempo, pero cada 15 segundos se puede ver la cotización de los activos que tiene subyacentes. Si hubiera alguna discrepancia entre los activos que componen el ETF y este instrumento, inmediatamente habría oportunidades de arbitraje que cierran esa brecha. Si se observa la actividad promedio en un día en Estados Unidos, entre 20 y 30% del volumen operado corresponde a de la cotización son ETF.

—¿Cuáles son las tendencias del mercado de ETF en particular?

—Una de las áreas de mayor crecimiento es una que está a mitad de camino entre la administración tradicional por fondos mutuos y seguir índices. Se llama "Beta inteligente", o "Beta estratégico". Básicamente lo que se hace es definir un set de reglas, un criterio por el cual escogen activos y luego los rebalancean. Por ejemplo, cuáles son aquellas acciones en las que a lo largo de los últimos 20 años han crecido los dividendos. O acciones que en los últimos 10 años tuvieron crecimiento de ganancias. Y se invierte en función de esa regla. Escoger un factor —como en los dos ejemplos usados antes— es en sí mismo una estrategia activa, pero los sigo en forma pasiva, por lo tanto no necesito un administrador al que hay que pagarle por estar todo el día monitoreando.

Además, hay administradores tradicionales de activos, como fondos mutuos, que hoy han incorporado ETF como parte de su oferta de productos. Y en lugar de ofrecer índices amplios, lo que hacen es escoger un "Factor ETF", o escogen un sector, un nicho por el cual pueden cobrar un poco más que si siguieran el mercado en su totalidad.

—¿Y cuáles son las industrias que más interesan al inversor?

—Las financieras, energía y tecnología. También acciones de la salud. En realidad, cuando alguien tiene una visión positiva de un sector pero no sabe qué acciones escoger, invierte en un ETF.

Con la victoria de Donald Trump, se generó la expectativa de que se desregule en parte el mercado financiero y que la perspectiva de las acciones financieras fuera mejor. Una manera eficiente y rápida de "capturar" esa tendencia, era comprar un ETF.

—Entonces, resulta un buen inicio para quien quiere invertir y conoce poco de mercados…

—Así es. Pero durante muchos años, la única forma de participar del mercado accionario era escogiendo acciones individuales. Ahora, a partir de estos vehículos, uno puede inmediatamente implementar una estrategia rápida y eficiente, desde una visión macro que tiene el inversor o su asesor.

—Al trabajar con índices o determinados grupos de acciones, probablemente se neutralice la suba de unas con la baja de otras. ¿Se minimizan los riesgos?

—Una de las estrategias más populares para invertir en ETF es escoger acciones que tienen baja volatilidad, acciones con menor riesgo. Ahora, la consecuencia es que tendrán menos retorno. Si uno mira la volatilidad histórica (por ejemplo en S&P 500), estas acciones de baja volatilidad tuvieron un tercio menos de la volatilidad total de ese índice. Pero los retornos han sido más magros que eso. Entonces, no necesariamente escoger ETF de baja volatilidad puede ser la mejor estrategia.

Es una opción accesible también para los inversores uruguayos.

—En un mercado pequeño, con inversores que en general manejan volúmenes de inversión relativamente bajos, ¿cómo se comporta un instrumento como los ETF?

—Los inversores uruguayos no son tan diferentes a los inversores de otra parte del mundo. Típicamente, acá, en Estados Unidos o en Asia, contrataban a su corredor o asesor para que les escogiera bonos individuales. Bonos que operan en mercados que no necesariamente son muy transparentes y en la mayoría de los casos no tienen mucha liquidez.

Ahora, este segmento de clientes puede escoger un ETF de renta fija, que no sea del mercado uruguayo, a través de este vehículo que le da una exposición global y diversificación instantánea.

Incluso pueden acceder a otro tipo de inversiones como por ejemplo commodities, oro, que no resultan fáciles de acceder individualmente, y que resulta muy fácil llegar a ellos a través de mercados diversificados. Otra opción puede ser invertir en un país sobre el que tienen la visión de que va a andar muy bien, también lo pueden hacer a través de este vehículo.

Joanne Hill.

Directora de Estrategia de Inversión en ProShares Advisors, uno de los mayores gestores mundiales de ETF. MA, International Affairs (G. Washin-gton University); Ph.D./MBA Finance (Syracuse University); International Service (American University).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)