PRIVACIDAD DE SUS SERVICIOS ES PRINCIPAL ARGUMENTO A FAVOR a la hora de vender

Empresas europeas en la disputa para almacenar datos en la nube

Timo Laaksonen, director de computación de la nube en F-Secure, empresa europea de seguridad en línea, tiene un sencillo argumento de ventas para su aplicación de almacenamiento de contenidos. 

Aumenta la oferta de servidores en línea. Foto: Archivo El País

  •  
lun jun 23 2014

El producto de la empresa, que fue introducido a finales del año pasado, permite que la gente tenga acceso a sus fotos, documentos y expedientes de video desde cualquier parte del mundo, de manera muy similar a los servicios de las empresas estadounidenses Dropbox y Google, entre otras.

Pero a diferencia de sus rivales de Estados Unidos, F-Secure dice que nunca comparte los datos del individuo con otras empresas o gobiernos. Además, advierte que toda la información se almacena en servidores seguros en Finlandia, país que tiene una de las leyes de privacidad más estrictas del mundo.

"Cuando se trata de servicios de la nube, la confianza tiene mucho que ver", destacó Laaksonen, quien agregó que empresas de telecomunicaciones como AT&T y BT del Reino Unido han ofrecido el servicio de nube de F-Secure a sus clientes. "Como empresa de seguridad finlandesa, podemos diferenciarnos, particularmente de las estadounidenses", dijo.

Crecimiento.

F-Secure es apenas una de muchas empresas europeas en la nube con la esperanza de aprovechar el creciente apetito popular por la privacidad en línea. Estos operadores de la nube europea han dirigido un enfoque particular sobre sus raíces locales tras las revelaciones de Edward Snowden, el ex contratista de la Dependencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos, conocida como NSA, sobre actividades de vigilancia por parte de dependencias de inteligencia estadounidense y británica.

A fin de atraer clientes, las empresas están destacando que sus centros de datos están en la Unión Europea, cuyas leyes de privacidad son más duras que las de Estados Unidos. Grandes empresas como Deutsche Telekom, el ex monopolio estatal de teléfonos de Alemania, así como nuevas empresas de menor tamaño, están intentando ganar participación ante rivales estadounidenses como Amazon, que dominan el mercado global de la nube.

Gobiernos nacionales y la Unión Europea también están suministrando incentivos financieros y contratos a largo plazo a proveedores de la nube en el ámbito nacional, en una búsqueda por darle un buen impulso inicial a una industria que sigue siento relativamente un pececito, comparada con ballenas estadounidenses como Google.

Localismos.

En Alemania, por ejemplo, eso incluye la creación de una etiqueta "Hecho en Alemania" por parte de empresas locales de computación en la nube, para poner de relieve a proveedores que cumplen con las reglas de protección de datos del país. El objetivo es ganar más clientes alemanes que estén conscientes de la privacidad.

"Tenemos que igualar la calidad de empresas estadounidenses, pero con el beneficio adicional de seguridad extra", dijo Oliver Dehning, uno de los cofundadores de la empresa alemana de correo electrónico en la nube AntiSpamEurope, cuyos tres centros de datos tienen su base en el país.

En desventaja.

Si bien Europa ha actuado con lentitud para acoger servicios de la nube, empresas estadounidenses como Amazon, Microsoft y Google han invertido miles de millones de dólares en infraestructura con base en la nube, como centros de datos y software en línea a lo largo de los últimos cinco años. Será difícil que empresas europeas igualen esa inversión, dicen analistas, particularmente al tiempo que el gasto de la industria tecnológica de Europa sigue siendo magro en comparación con su homologo estadounidense.

"Todo tiene que ver con el dinero", dijo René Büst, analista sénior en la empresa de consultoría tecnológica Crisp Research en Kassel, Alemania. "Ningún proveedor europeo puede competir con empresas del tipo de Amazon".

Las empresas estadounidenses también están respondiendo a los crecientes temores de privacidad de la gente. Muchas permiten a clientes europeos que almacenen en línea datos en servidores por todo el continente, en tanto empresas como Microsoft ahora cumplen con reglas de protección de datos de Europa a fin de ganar contratos locales que, de lo contrario, habrían ido a competidores internos.

Además, al centrarse con frecuencia exclusivamente en Europa, muchas empresas europeas aún deben alcanzar el tamaño de empresas como Dropbox, que tiene casi 300 millones de usuarios en todo el mundo. Marcando un contraste, F-Secure, la empresa finlandesa de seguridad en línea, dice que ha registrado a poco más de un millón de clientes para su producto rival desde su lanzamiento en octubre.

"Para que las empresas europeas sean exitosas, tienen que apuntar a crecer fuera de Europa", destacó Gregor Petri, director de investigación para computación de la nube en la empresa tecnológica Gartner en Eindhoven, Holanda. "Necesitan volverse globales".

Con todo y las dificultades, algunas grandes empresas de telecomunicaciones en Europa están intentando irrumpir en la computación de la nube.

El caso Orange.

A lo largo de los últimos dos años Orange, la empresa francesa de telecomunicaciones, ha notado una creciente demanda de servicios en la nube de empresas europeas que buscan compartir datos a través de sus operaciones internacionales.

En respuesta, Orange ahora ofrece computación de nube a través de una red de 30 centros de datos por todo el mundo incluidos dos en Estados Unidos. Además, aplica controles para que las empresas puedan restringir dónde se almacenan los datos para cumplir con específicas reglas de privacidad nacionales.

Y debido a que se informó de las revelaciones sobre la NSA el año pasado, la empresa ha recibido una ola cada vez mayor de preguntas sobre seguridad de datos. "La historia de Snowden ha alejado el péndulo de las empresas estadounidenses", aseguran. "Hay abundante apetito de Europa por firmar tratos con proveedores europeos".

Si bien el aumento de la privacidad en línea ha sido capitalizado por las empresas de la nube en Europa, algunos dicen que normas más estrictas de protección de datos no bastarán para superar el predominio de empresas estadounidenses.

Cuando Quentin Adam cofundó su negocio de nube, CleverCloud, en 2010, estaba asumiendo Heroku, división de la empresa tecnológica de San Francisco Salesforce.com.

Si bien la empresa tiene raíces en Francia, casi 60 % de los clientes de CleverCloud tiene su base afuera del país y Estados Unidos es uno de los mayores mercados de la empresa.

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.