medio ambiente

Empobrecimiento de los suelos en América Latina

Según estudios de FAO, un 14% de las tierras degradadas del mundo se ubican en la región.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Suelo afectado por la sequía. Foto: Archivo El País

La Sociedad Latinoamericana de Ciencias del Suelo (SLCS) se mostró "preocupada" por un "empobrecimiento" del suelo en la región, donde un 50% sufre deficiencia de nutrientes, según la ONU.

El presidente de esa sociedad, el ecuatoriano Gustavo Bernal, comentó que la agrupación que lidera está "preocupada por el suelo (en la región) porque está desgastándose, empobreciéndose, erosionando y, poco a poco, hay zonas que se están convirtiendo en desiertos".

Menos propiedades.

Bernal apuntó que si un suelo es pobre no sirve para los cultivos y pierde sus propiedades físicas como, por ejemplo, su capacidad para retener agua.

Basado en estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), señaló que se calcula que "el 50% de los suelos" de la región "sufre deficiencias nutricionales".

Entre los suelos pobres en nutrientes se destacan grandes áreas de altura, donde están Los Andes, y también suelos amarillos o rojizos muy ácidos en los trópicos húmedos.

Bernal, ingeniero agrónomo con doctorado en Microbiología de Suelos, apuntó que un 10% de los suelos en Latinoamérica presenta limitaciones de drenaje por tener exceso de arcilla bajo un horizonte permeable y que cerca de un 20% es árido.

Erosión.

La erosión hídrica es un "grave problema", principalmente en las zonas con empinadas laderas de los Andes, con suelos someros que prácticamente son fragmentos de roca", sostuvo.

"La erosión del suelo (como un proceso de degradación) afecta a todo el área montañosa del continente americano", añadió.

Según la FAO, indicó, alrededor de un 14% de las tierras degradadas del mundo están en América Latina y El Caribe, por lo que subrayó la importancia de más acciones gubernamentales en el sector, más interacción en la región y recalcar a la ciudadanía sobre la importancia de que el suelo "es la vida".

"Los Gobiernos tienen que concientizar, tienen que hacer cumplir las normativas, reglas, leyes que existen", agregó al indicar que si no se adoptan correctivos, "en diez o veinte años va a ser tarde (para) recuperar suelos" en Latinoamérica, donde se encuentran "seis de los 17 países megadiversos del planeta".

Falta educación.

Bernal, presidente de la Sociedad de Ciencias del Suelo de Ecuador, tildó de "superficial" la enseñanza sobre este recurso en el sistema educativo y mencionó las dificultades en seguridad alimentaria, migración, baja de producción y la pobreza entre algunas de las consecuencias derivadas de los problemas del suelo.

Asimismo, reconoció que hay determinadas regiones en países como Brasil, donde se protege el suelo con técnicas como la "labranza cero", que no utiliza grandes maquinarias para sembrar, y también mencionó a Argentina entre las naciones en las que "se ven muchas regiones donde el suelo está bien manejado y bien conservado".

No desconoce, sin embargo, la sobreexplotación de madera en el norte de la Amazonía de Brasil, donde el suelo poco a poco se va empobreciendo, dijo.

Bernal admite que hay acciones de los Gobiernos para afrontar los problemas del suelo pero aboga por una "mayor integración" de las entidades relacionadas en cada país, así como "mayor comunicación entre países", concienciación de políticos y "leyes sistematizadas, consistentes para proteger y poder recuperar a los suelos".

Por ello saluda que la ONU haya declarado a 2015 como el Año Internacional del Suelo, que aprovechan para concientizar más sobre la importancia del recurso a través, entre otros, de simposios como el que desarrollarán este viernes en Quito, ciudad que acogerá en 2016 el XXI Congreso Latinoamericano de Suelos.

En ese congreso se expondrán avances, investigaciones o problemáticas en temas relacionados con la economía y nutrición del suelo, calentamiento global y matriz productiva, entre otros.

Ello, porque el suelo "no es exclusivamente un tema agronómico, es un tema que compete a ambientalistas, ingenieros civiles, geólogos, políticos, es un problema social", finalizó Bernal para quien el suelo es el "soporte de la diversidad de paisajes, vida y cultura".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)