EN MUCHOS CASOS ESTE PAÍS CRECIÓ POR PERMITIRLE A LOS VECINOS HACER COSAS QUE ALLÁ ESTABAN PROHIBIDAS

No es bueno para Uruguay que Argentina sincere su economía

Es posible que Uruguay sufra en el corto plazo una disminución importante de activos financieros, según el abogado argentino experto en temas financieros Martín Litwak.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Martín Litwak, abogado argentino experto en temas financieros. Foto: El País

El profesional dice que una de las razones por las cuales los argentinos depositaban dinero en Uruguay fue tradicionalmente la fortaleza del secreto bancario y, al no existir y ser el servicio bancario local caro y no muy eficiente, es lógico que ese dinero se transfiera a otras plazas. Además, advirtió que son muchos los argentinos que han decidido transferir dinero no declarado depositado en bancos uruguayos a Argentina y blanquearlo como si fuera dinero en efectivo en el marco de la Ley de Sinceramiento Fiscal. A continuación, un resumen de la entrevista.

—Argentina avanza con Uruguay en las bases para acceder a los datos de los contribuyentes registrados en aquel país que tienen cuentas en las entidades financieras y bienes inmuebles registrados en Uruguay. Una delegación de la AFIP visitó recientemente Montevideo. ¿Cuál es su opinión?

—En realidad, Argentina y Uruguay firmaron un tratado vigente de intercambio de información a requerimiento de las partes en Abril de 2012 y, adicionalmente, ambos países se han adherido al sistema global de intercambio de información automática promovido por la OCDE y el G-20 del cual hoy participan 101 países.

Esto implica que con o sin reunión entre AFIP y la DGI uruguaya, las entidades financieras uruguayas deberán compilar —en Abril de 2018— información de residentes argentinos con cuentas en el Uruguay y las autoridades fiscales uruguayas estarán enviando en forma automática esta información a Argentina en Septiembre de 2018. La información a intercambiarse incluye, entre otras cosas, saldos y ganancias al 31 de Diciembre de 2017.

Así las cosas, la visita de AFIP a tierras uruguayas parece más, desde mi punto de vista, una jugada mediática que busca sembrar miedo en los contribuyentes argentinos en el contexto del proceso de amnistía fiscal actualmente vigente allí.

Es claro que el gobierno argentino, en lugar de informar los cambios que se han registrado y se seguirán registrando en el mundo en materia de intercambio de información, ha decidido basar su estrategia comunicacional relacionada con el blanqueo en asustar a la gente.

—¿Qué gana y que pierde Uruguay con estos acuerdos?

—Uruguay no gana mucho y de hecho siempre nos hemos manifestado en contra, no de que se firmen estos convenios, sino de tomar la delantera en estas cuestiones. ¿Para que apurarse?

El tratado bilateral con Argentina, por ejemplo, fue muy mal negociado por Uruguay y se firmó antes de tiempo. Por entonces, quienes defendían la firma del tratado sostenían que Mujica había obtenido ciertos compromisos de Cristina. Esos compromisos, si es que realmente se obtuvieron, jamás de cristalizaron. Y para peor, existen hoy proyectos de ley en el parlamento que, una vez aprobados, van a terminar de destruir el de por sí ya débil sector financiero local.

Desde hace años que el gobierno no se asesora de la mejor manera en estas cuestiones. Quiere ser el mejor de la clase y no estudia a fondo el impacto de las normas que aprueba.

La verdadera razón por la cual los países más desarrollados han venido promoviendo el intercambio de información fiscal no es para combatir el terrorismo ni para evitar el lavado de dinero, sino para aumentar la recaudación. No es casualidad que de los 20 países que más dinero adeudan, 18 sean miembros de OCDE (de este listado, solo China y Hong Kong no lo son).

Y es justamente este déficit eterno, junto con el aumento en las expectativas de vida y el descenso de la natalidad, el que hace que esta tendencia hacia la transparencia no vaya a cambiar.

No hay que dejarse engañar ni hacerle el juego a las potencias. Uruguay debería cuidar sus intereses.

—Se maneja que esa información sería retroactiva: datos de los argentinos con este tipo de inversiones en Uruguay, pero cinco años hacia atrás…

—Creo que nuevamente estamos confundiendo aquí comunicación con realidad.

Más allá que AFIP comunique que logró que Uruguay entregue información retroactiva, quiero creer que aún queda algo se seguridad jurídica aquí y que lo que va a suceder es que Uruguay va a brindar información NO retroactiva pero bajo el tratado bilateral vigente desde Febrero de 2013.

—El acceso a la información ya no sería a través de la justicia sino de gobierno a gobierno: ¿ese cambio es importante?

—Evidentemente es un cambio fundamental ya que agiliza y abarata el intercambio.

Esta es, por otro lado, la tendencia a nivel global en materia de intercambio de información entre países.

—Sería caso a caso y no "a granel". ¿Eso no otorga ciertas seguridades?

—El intercambio a granel, que en la jerga se conoce como fishing expedition, en general no es aceptado por ningún país.

De cualquier manera, al haber intercambio automático (al menos en cuanto a activos financieros), este tema carece de relevancia.

Ello en tanto la información no se va a pedir ni en forma general ni en forma particular, sino que va a llegar justamente sin que medie pedido de parte. Ese es el nuevo estándar global en la materia.

—Se especula que se quiere evitar es el efecto "estampida" de dólares de argentinos en Uruguay, que ante el comienzo del acuerdo de intercambio de información obligatorio por haber firmado el compromiso ante la OCDE huyan de los bancos del país vecino hacia otros puertos más "amigables"…

—La verdad es que —salvo Estados Unidos y en nuestra opinión por algunos años más— no existen más países "friendly" en materia de evasión fiscal.

Hoy todos los países y jurisdicciones que antes se denominaban "paraísos fiscales" se han comprometido a intercambiar información financiera en forma automática.

De hecho entre los primeros países que firmaron el acuerdo multilateral promovido por OCDE se encuentran las Islas Vírgenes Británicas, las Islas Caimán, etc.

Por más que a algunos les cueste verlo hoy y que lo que voy a decir suene un tanto "revolucionario" para quien no está en el tema, de acá a pocos años no va a existir más el dinero negro bancarizado.

Es posible que haya dinero no declarado en cajas de seguridad o en algunos activos ilíquidos (joyas, arte, etc.), pero no en bancos.

Volviendo al tema de la estampida, es posible que Uruguay sufra en el corto plazo una disminución importante de activos financieros por dos motivos: (a) una de las razones por las cuales los argentinos depositaban dinero en Uruguay fue tradicionalmente la fortaleza del secreto bancario y, al no existir y ser el servicio bancario local caro y no muy eficiente, es lógico que ese dinero se transfiera a otras plazas; y (b) son muchos los argentinos que han decidido transferir dinero no declarado depositado en bancos uruguayos a Argentina y blanquearlo como si fuera dinero en efectivo en el marco de la Ley de Sinceramiento Fiscal recientemente aprobada allí..

—¿Cuál es el efecto del blanqueo de capitales de Argentina en Uruguay? ¿Sectores sensibles como el financiero y el inmobiliario pueden tener problemas?

—Definitivamente no es bueno para Uruguay que Argentina sincere su economía. Y acá no solo me refiero al blanqueo en si mismo sino a la regulación del mercado de capitales y demás.

Uruguay en muchos casos creció por permitir a los argentinos hacer cosas que en su país estaban prohibidas.

A modo de ejemplo, en Uruguay creció la banca privada porque en Argentina no se puede realizar esa actividad. ¿Qué cree que va a pasar cuando esto cambié en la otra orilla?

Yo estimo que esto va a suceder antes de fin de año y que muchos asesores de inversión, agentes de valores e instituciones bancarias van a cerrar sus puertas aquí y se van a trasladar a Buenos Aires. Lo peor de todo es que el gobierno uruguayo no está haciendo nada para evitar esto. Absolutamente nada.

Sinceramiento fiscal puede llegar al 75% de los contribuyentes.

—La Ley de Sinceramiento Fiscal de Argentina. ¿Es un instrumento válido?

—Si uno mira a Argentina y trata de buscar razones por las cuales debe blanquear su dinero, es muy difícil encontrar alguna. Se trata de un país donde tradicionalmente la seguridad jurídica ha sido siempre muy baja, donde además hay un alto grado de delincuencia y donde el sistema impositivo presenta muchísimos errores y distorsiones. Desde otro punto de vista, el mundo cambió y la información sobre activos no declarados va a llegar tarde o temprano a AFIP.

Así las cosas, la pregunta que hoy por hoy se hacen los argentinos es si va a haber otra amnistía con el alcance de esta de aquí hasta que la información financiera se comparta 100%. Y la respuesta es "seguramente no". De hecho en Argentina hubo 200 moratorias y blanqueos y ninguno tuvo las características que tiene este.

Entre estas características principales del presente programa, destaco el hecho de que el dinero puede mantenerse fuera del país (de hecho el gobierno no tiene ninguna intención de fomentar que ese dinero ingrese a Argentina), el precio propuesto y el llamado tapón fiscal.

Si bien la ley tiene varios errores y Argentina presenta muchos riesgos, analizando objetivamente la coyuntura internacional, en la mayor parte de los casos la conclusión será que es un buen momento para exteriorizar lo que uno tiene. Y por lo que estamos viendo desde julio a esta parte, estimo que van a entrar al blanqueo entre el 65% y el 70% de los contribuyentes. De ser esto así estaríamos ante un blanqueo récord desde todo punto de vista.

PERFIL.

Martín Litwak.

Abogado calificado en Argentina, Inglaterra, Gales y las Islas Vírgenes Británicas. También posee una maestría en Finanzas y Derecho. Se especializa en las áreas de operaciones corporativas, mercados financieros y de capital.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)