Alza Fiscal

Aumentan temores en Brasil

Una sorpresiva alza en los beneficios de pensiones aprobados en el Congreso podría costar a Brasil decenas de miles de millones de dólares en los próximos años, poniendo en peligro los esfuerzos para contener el excesivo gasto que amenaza la salud fiscal del país, afirman los especialistas.

Tras aprobar un proyecto de ley más general sobre ahorros fiscales, la Cámara de Diputados avaló una enmienda que podría elevar los gastos de las pensiones en 40.000 millones de reales (13.340 millones de dólares) en una década, según estimaciones del Ministerio de Seguridad Social.

La enmienda, que flexibiliza la edad de retiro, aún necesita ser aprobada en el Senado y la presidenta Dilma Rousseff podría incluso vetarla. La situación refleja cuán difícil será para Rousseff apuntalar las finanzas públicas en un momento en el que su popularidad se encuentra en mínimos récord y enfrenta la rebeldía de miembros de su coalición de 19 partidos, liderada por el mayor partido brasileño, el PMDB.

Varios legisladores de partidos aliados, incluyendo algunos del propio Partido de los Trabajadores de Dilma Rousseff, votaron a favor de la enmienda, lo que resalta la fuerte resistencia a una estrategia de austeridad que está siendo liderada por el Ministro de Hacienda, Joaquim Levy.

Aunque los cambios tendrían un acotado impacto en los próximos cinco años, los expertos concuerdan en que podrían aumentar los pagos de pensiones del Gobierno en más de medio punto porcentual del Producto Interno Bruto del país en unos 25 años.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)