EL 70% DE LAS HABILIDADES QUE ESTÁN SIENDO DEMANDADAS EN EL ÁMBITO LABORAL SE RELACIONAN CON “EL CAMBIO”

Asumir los desafíos de un acelerado reciclaje en el empleo

No hay retorno. Para las organizaciones y personas, la cuestión ya no es si utilizarán las nuevas tecnologías de robótica e inteligencia artificial, sino cuándo, dónde y a qué velocidad van a aplicarlas como un elemento diferenciador.

Asumir los desafíos de un acelerado reciclaje en el empleo. Foto: Max Pixel
Foto: Max Pixel

Las nuevas tecnologías son la llave para resolver los grandes desafíos globales y su impacto llegará a todos los negocios a través de los avances en robótica, genética, inteligencia artificial o dispositivos digitales. La incógnita es cómo.

Horizonte.

La mayoría de los analistas sitúan el punto de inflexión en unos diez años, predicción que se apoya en la rapidez con la que se mueven las innovaciones exponenciales a través de las fronteras, combinando categorías nuevas de la tecnología como la biología molecular o la ciencia de los materiales.

"Esta realidad se traduce en mejoras e irrupciones en una gama cada vez mayor de sectores, funciones y disciplinas", escribe Lucía Crespo, responsable de atracción, desarrollo y retención de talento digital en Telefónica y profesora de IE Business School en Madrid.

Como ejemplo, se calcula que, en torno a 2027, cerca del 10 % de los coches se conducirán solos, con los consiguientes cambios en áreas como los seguros, la siniestralidad o la gestión del tráfico. En la misma línea, la aplicación de la impresión 3D introducirá variaciones decisivas en los medios de consumo masivo, mientras que el 30 % de las auditorías se realizarán por medio de inteligencia artificial", aventura la profesional.

En la receta hay que considerar que no solo todas las industrias se van a ver impactadas por la transformación digital, sino que también van a variar las capacidades y los empleos en el futuro. Puede ocurrir que el 50 % de una carrera técnica de primer curso no tenga ningún sentido cuatro años después, en el momento de la graduación, pero, por otro lado, está estadísticamente demostrado y hay estudios que avalan que la transformación no va a destruir mucho empleo, porque de lo que se trata es de establecer nuevos roles.

La capacidad de aprendizaje es el eje más importante, ya que el 65 % de los puestos de trabajo que estarán vigentes dentro de diez años no se han inventado aún, y formarse rápido es fundamental para mantenerse competitivo en este entorno.

Geraldine Delfino, Senior Manager del Área de Selección de Personal de la firma PWC, recuerda que la Directriz Estratégica del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (2015-2020) refiriéndose a la Cultura del Trabajo para el desarrollo, indica que nuestro país "debiera ir hacia la generación de un nuevo perfil de trabajador creativo e innovador, responsable e involucrado (...) como resultado de un proceso social, apostándose fuertemente al Uruguay del trabajo de calidad, y a la universalización de la educación y del trabajo, siendo que ninguno es viable sin el otro".

El gran cambio.

Muchos trabajos serán reconfigurados y redefinidos, y de ello ya hay señales en Uruguay, asegura María Laura Volpi, gerente de Capital Humano de KPMG. "En el área de la salud, hoy en día ya son necesarias mayores habilidades, desde la utilización de herramientas informáticas para todas las actividades diarias para todo el personal (historia clínica, registros, órdenes, trámites administrativos, entre otros) hasta el aprendizaje de utilización de robots en las cirugías para los médicos".

Otro caso es el de la industria manufacturera, donde la tecnología seguirá ganando terreno, lo que requiere por parte de las personas un mayor aprendizaje en programación y operación de los nuevos sistemas y maquinarias. "También se deberán desarrollar nuevos mecanismos de control a fin de asegurar la calidad de los productos, dado que cambia el proceso de producción y en muchos casos la velocidad con la que opera una máquina puede propagar un error mucho más rápido y con un impacto mayor para la empresa", asegura la profesional de KPMG.

También la construcción sentirá el impacto. "En esta área también estamos muy habituados en la región al trabajo más artesanal, sin embargo esta realidad irá cambiando con la introducción de nuevos materiales y maquinarias para su manipulación", dijo Volpi.

En las áreas de servicios también se requerirán habilidades informáticas para el uso de dispositivos, desde la recepción y procesamiento de solicitudes hasta el desarrollo de nuevos softwares que ofrezcan un mayor atractivo, rapidez y facilidades para los destinatarios del servicio que se brinda. Volpi recuerda que "las áreas de atención al cliente están atravesando grandes cambios con la automatización, se están utilizando cada vez más programas como los bots, los cuales simulan una respuesta humana ante consultas o solicitudes". Asimismo, en la atención telefónica también se ha ampliado la utilización de la tecnología.

En el futuro serán muy valorados los conocimientos de nanotecnología, biotecnología y genética pero también hay otro tipo de habilidades que diferencian a las personas de los robots y en un trabajo complementario con éstos, significarán nuestro mayor aporte de valor, sostiene la experta de KPMG.

Socios con el Robot.

Las compañías del siglo XXI tendrán que romper con los modelos preestablecidos, buscando nuevos modelos organizativos y de colaboración para sacar el máximo partido a la hora de integrar el trabajo de sus empleados (Human Labor) y la tecnología (Digital Labor). En un futuro próximo, los trabajadores contarán con el apoyo de robots como compañeros de trabajo de manera natural, ayudándolos a realizar un trabajo más efectivo.

Referencias internacionales indican que, en la captación de talento, el 70 % de las capacidades demandadas son habilidades relacionadas con el cambio.

Al respecto, Delfino indicó que últimamente "en las descripciones de cargo notamos un énfasis mayor en las habilidades blandas, tales como la inteligencia emocional, la empatía, la resiliencia, la adaptación al cambio, la responsabilidad, el compromiso".

Retenerlos parece ser el gran desafío al que se ven enfrentadas hoy las empresas, "para lo cual también necesitan ser creativas, especialmente considerando que en nuestro país, especialmente las nacionales conviven aún diferentes generaciones, por lo cual las razones que los motivan a permanecer son diferentes, porque sus necesidades e intereses son distintos, esto lleva a las empresas a destinar tiempo a conocer a sus empleados para atraerlos con políticas y acciones ajustadas a sus necesidades e intereses", sostuvo.

Los nuevos profesionales también exigen, y eso forma parte de la nueva realidad. "Demandan trabajo flexible, autonomía, creatividad, sentido del hacer, objetivos concretos, proyectos propios, credibilidad corporativa, un buen balance entre el trabajo y su vida personal, oportunidades, y un paquete competitivo de remuneraciones", explicó.

También desde la perspectiva del reclutamiento de personal, Volpi de KPMG, añade que actualmente —y a futuro— las empresas "buscan y desarrollan personas que puedan aportar su creatividad para enfrentar problemas e idear nuevas soluciones, servicios, productos". Ejemplifica también con características como la capacidad de adaptarse a los cambios permanentes, flexibilidad para modificar su perspectiva ante cambios del contexto, posibilidades de incorporar nuevos conocimientos y habilidades, precisó.

Lo cotidiano. La denominada cuarta revolución industrial ya se refleja claramente en algunas actividades cotidianas: "las cajas en los supermercados, cada vez más tienden a la automatización, así como las personas que cumplen el rol de cajeros en los bancos, cada vez son menos; los lugares de comida rápida que cuentan con máquinas para que el cliente realice su pedido y pague ahí mismo su compra, reforzando el área de preparación de comida y entrega de pedidos; los peajes también son otro ejemplo de automatización, reconvirtiendo a los empleados en actividades de asistencia al turista y al automovilista en la ruta, agentes que intervienen en seguridad vial o formadores de educación vial", indicó Geraldine Delfino.

La profesional de PWC rescata una frase de Tom Davenport (oriundo de Harvard y Profesor de Tecnología de la Información y Management de Babson College). El experto dice que para preparase "es crítico enfocarse en el conocimiento y no en la información; el conocimiento está formado por información, análisis, interpretación, contexto y experiencia, todo lo cual nos lleva a ser empleables y a marcar la diferencia".

Bajo el lema trabajo + humano, expertos se reúnen en Montevideo.

Más de 500 expertos internacionales de Gestión Humana se reúnen en Montevideo esta semana.

Desde el miércoles 11 al viernes 13 se lleva a cabo uno de los mayores eventos de esta práctica, el Cigeh, donde referentes de toda América y destacados expertos europeos se darán cita en una actividad sin precedentes en Uruguay, de la que El País es partner.

Bajo el lema "Trabajo + humano", más de 20 renombrados speakers internacionales presentarán sus visiones sobre estos temas que están transformando la Gestión Humana.

El suceso, declarado de interés nacional, se desarrollará en el Radisson Victoria Plaza.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)