MAYORES TASAS DE INTERÉS NO SIGNIFICARÁN ESCENARIO DE BAJA PARA EMERGENTES

Abandonar las agendas "insostenibles" en la región

Para Mark Mobius, experto en inversiones en mercados emergentes, Argentina y Brasil son dos de los países a los que los capitales llegarán con mayor fluidez próximamente, en el marco de una serie de reformas que los actuales gobiernos de esos países están implementando, las que calificó como "excitantes".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mark Mobius. Foto: El País

Mobius, Presidente Ejecutivo del Templeton Emerging Markets Group y un exitoso inversionista reconocido a nivel mundial, augura un nuevo empuje de crecimiento en los emergentes, los que no se verán, a su juicio, perjudicados por las subas de tasas de interés en Estados Unidos ni por las políticas comerciales de Donald Trump. A continuación, un resumen de la entrevista.

—¿Cómo ve posicionados a los mercados emergentes (EM) en el contexto actual?

—Están experimentando un repunte después de tres años de un rendimiento relativo menor frente a los mercados desarrollados. En los tres años anteriores al 2016, los mercados emergentes mostraron un desempeño inferior al de EE.UU. y otros mercados desarrollados. Dicho esto, los mercados emergentes han superado a los desarrollados por un amplio margen desde 1988, pero ha habido tiempos de bajo rendimiento como lo hemos experimentado recientemente. Ahora los mercados emergentes están teniendo un rendimiento relativo superior nuevamente y esperamos que continúe, no sólo porque crecerán este año más del triple de la tasa de los desarrollados y el continuo crecimiento elevado de Asia, sino también por el fuerte repunte en América Latina, con Argentina y Brasil en un excitante camino de reformas.

—¿Qué efectos puede tener en los EM las políticas de Donald Trump en Estados Unidos?

—Las consecuencias son favorables, simplemente porque la administración Trump enfatizará las relaciones bilaterales en lugar de los acuerdos multilaterales. Negociará con cada país individualmente, lo que permitirá una mayor flexibilidad en las operaciones comerciales y de inversión. También, impulsará agresivamente un alto crecimiento en EE.UU. Como es la economía más grande del mundo, esto alentaría el crecimiento en otros países.

—Pese a su visión favorable de la política que lanzará Trump sobre acuerdos bilaterales, ¿qué opina sobre los anuncios de proteccionismo comercial?

—Dado el alto grado de interdependencia entre el comercio de EE.UU. con el resto del mundo (por ejemplo, las exportaciones agrícolas y de material aéreo de EE.UU. son muy importantes para ese país, no sólo en términos económicos sino también políticos, ya que estas industrias tienen una gran influencia política en Washington) será muy difícil para la administración Trump implementar fuertes medidas proteccionistas a nivel comercial. En cambio, su gobierno, a través de negociaciones bilaterales que sustituyan los acuerdos multilaterales en vigor, tratará por esa vía ganar un mayor acceso de bienes y servicios estadounidenses a varios mercados de exportación. De modo que no pienso que el comercio se vea afectado significativamente.

—Luego de 4 años de salidas de capitales de los EM, ¿qué razones ve para que los resultados comiencen a ser positivos?

—Reformas. Hemos visto una reforma continua en Asia y Europa del Este e incluso en algunos países africanos. Ahora, las estamos viendo en América Latina. Esto significa una mayor privatización de las empresas públicas, más acuerdos de asociación público-privada y, en general, un mayor flujo de fondos hacia la infraestructura, pero operada por el sector privado y no por el sector público. Esto significará operaciones de inversión más rápidas y eficientes y un alto crecimiento económico.

—Usted visitó México, Chile, Perú, Argentina y Brasil en las últimas semanas, ¿qué impresión se lleva de la región?

—Mi opinión es muy positiva por los cambios mencionados antes. En todos los países hay una creciente conciencia que la agenda populista de los gobiernos puede ser desastrosa para un país y es necesario abandonar la agenda de programas sociales insostenibles, ineficientes y corruptos que ponen en bancarrota gobiernos y producen ineficiencias.

—¿Cómo está viendo el precio de los commodities actualmente?

—Los precios de los productos básicos han mostrado una recuperación, y esperamos que esa recuperación continúe pero a un ritmo lento. Muchos de los productores ineficientes se han visto forzados a salir de los mercados, de modo que sólo los productores más eficientes sobrevivirán y prosperarán.

—¿Ve oportunidades en monedas de países emergentes o cree que todavía hay más para devaluar?

—Hay muchas oportunidades en las monedas de los emergentes. Ya hemos visto aumentos dramáticos en el real brasileño, el rublo ruso y un número de otras monedas que han surgido de niveles muy bajos.

Por supuesto, tales desarrollos necesitan ser vigilados con mucho cuidado y evaluados en términos de su sobre o sub-valoración. Muchas monedas de los mercados emergentes aún están sub-valoradas en términos de paridad de poder de compra.

—A pesar del repunte de economías como las de EE.UU. y Europa, ¿hay espacio para más oportunidades en los ME?

—Sí, porque un repunte en EE.UU. y en Europa significa que habrá más dinero disponible de esas economías para las inversiones a nivel mundial. La dimensión de esos dos mercados significa que cualquier incremento en su crecimiento dará lugar a más dinero disponible para la inversión en los países emergentes.

Si sólo tomamos los fondos de pensiones en esas naciones, vemos que esos fondos necesitan invertir globalmente, y particularmente en mercados emergentes, para lograr los rendimientos necesarios para cumplir con sus obligaciones. La acumulación de fondos es tan grande y en crecimiento si sus economías se expanden que cualquier pequeño incremento asignado a los mercados emergentes puede ser muy significativo.

—Frente a un escenario de suba de tasas en los Estados Unidos, ¿cree que puede ser algo negativo para los ME?

—Si la inflación no supera el aumento de las tasas de interés, entonces habrá problemas en el mercado. No vemos que ese escenario se produzca. La inflación superará los aumentos de las tasas de interés, lo que generará mayores inversiones y gastos, en vista del hecho de que las expectativas de inflación seguirán aumentando. Es importante tener en cuenta que tasas de interés más altas en EE.UU. no necesariamente significan un escenario en baja para los mercados emergentes. De hecho, la historia pasada de las tasas de interés de EE.UU. y el rendimiento de los mercados emergentes muestra que la correlación es baja. En muchos casos, en el pasado, las tasas de interés más altas en EE.UU. fueron acompañadas por mayores precios de las acciones de mercados emergentes.

—Se ha hablado mucho del enlentecimiento de la economía china. ¿Qué comentarios le merece?

—Es cierto que, en términos porcentuales, la tasa de crecimiento de China está desacelerándose, pero debemos recordar que la economía total de China se está volviendo más y más grande, de modo que una tasa porcentual más baja hoy no significa una menor cantidad global de dinero en la economía, en comparación con momentos anteriores cuando la tasa de crecimiento era mayor. Por ejemplo, en 2010, la tasa de crecimiento de China fue de 10%, mientras que el año pasado fue de alrededor del 7%, pero el 7% en términos de dólares agregó mucho más a la economía de China que el 10% en 2010, ya que la economía total en 2016.

—¿Cómo considera que debería componerse un portafolio moderado y qué porcentaje de dicho portafolio cree que tiene que estar en emergentes?

—Los mercados emergentes constituyen ahora alrededor del 40% del PIB mundial, las importaciones y las exportaciones. En términos de capitalización de mercado, los mercados emergentes representan más del 30% de la capitalización mundial en el mercado de acciones en total. Para inversores que buscan tener una cartera moderada, podrían beneficiarse de una cartera bien diversificada globalmente con alrededor de un 30% en mercados emergentes.

Escándalos como el de Petrobras no van a alejar a los inversores.

—¿Se sigue viendo a los países de esta parte del mundo solamente como productores de materias primas?

—Es cierto que esa ha sido muchas veces la percepción, pero un examen minucioso revela que estos mercados se han convertido en economías de consumo muy importantes, de una variedad de bienes y servicios, lo que ha dado lugar a una plétora de compañías rentables y de rápido crecimiento. Desde el punto de vista de la inversión, hemos encontrado más oportunidades en bancos, empresas minoristas, de Internet, productores de bebidas y otros no relacionados con los productos básicos.

—¿Los escándalos en empresas como Petrobrás y Odebrecht, retraen las intenciones de inversión en empresas de la región?

—No, ya que el descubrimiento de tales escándalos y el enjuiciamiento de los culpables le da a los inversionistas mayor confianza en el hecho de que estos países se adhieren al estado de derecho, que es tan importante para los inversionistas extranjeros que quieren que sus inversiones estén protegidas de violaciones a las leyes.

—Un mercado pequeño como Uruguay, ¿qué oportunidades atractivas ofrece?

—Inicialmente las mejores posibilidades son para inversiones de capital privado e inversiones de renta fija, ya que el mercado de acciones es relativamente ilíquido. En la medida que crezcan las inversiones privadas, habrá oportunidades para el desarrollo de los mercados de capitales necesarios para atraer inversiones de cartera.

Mark Mobius.

Experto en inversiones en Mercados Emergentes. Presidente Ejecutivo del Templeton Emerging Markets Group. Licenciado por Boston University, y doctorado en Filosofía, Eco-nomía y Ciencias Políticas por Massa- chusetts Institute of Technology.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)