EN CONSULTA

Vitaminas y minerales para el pelo

Nuestra alimentación es fundamental para el desarrollo y mantenimiento de un pelo sano. Distintas proteínas y minerales que se encuentran en los alimentos ayudan a que el cabello sea fuerte, y se renueve a un ritmo normal.

Tan es así, que cuando la dieta no es balanceada o completa, se producen trastornos a nivel capilar, que pueden causar o agravar una alopecia ya establecida.

La biotina, el ácido fólico y el ácido pantoténico, de la misma forma que importantes minerales como el hierro y el zinc son fundamentales para tener un pelo saludable. La biotina, por ejemplo, es una vitamina del grupo B que se encuentra en grandes cantidades en la levadura de cerveza, el arroz integral y el huevo. Dentro del mismo grupo está la vitamina B5, también llamada ácido pantoténico, que ayuda a la regeneración y multiplicación de las células. La yema de huevo y los productos lácteos son alimentos ricos en ella.

El ácido fólico colabora también en la salud capilar y está presente en el maní y en vegetales de hoja verde, como la espinaca y la acelga.

En cuanto a los minerales, el hierro cumple un rol muy importante para el correcto desarrollo del pelo. Se encuentra en las carnes rojas, el pescado, el hígado, en los huevos, en las lentejas y en la espinaca. Es bueno recordar que su absorción se incrementa a nivel intestinal cuando se consume con vitamina C, como, por ejemplo, al ingerir los alimentos con buenas cantidades de jugo de naranja natural.

El zinc es un mineral que está sobre todo en las carnes blancas, y cumple una importante función en la división y el crecimiento de las células, así como también en el reforzamiento de las defensas del organismo. Como dato interesante, algunas investigaciones han observado que al parecer su ingesta retrasa la aparición de las canas.

Por su parte, la L-cistina es un aminoácido que contiene azufre, y colabora entre otras cosas en mantener un pelo saludable. Se puede encontrar en alimentos como el pollo, el brócoli, los huevos, y la leche y sus derivados.

Es importante recordar que las uñas necesitan los mismos nutrientes que el pelo, por lo que siempre mejoran o empeoran en forma conjunta, dependiendo del estado nutricional de la persona, entre otras cosas.

Desde el punto de visto médico, además de la recomendación de llevar una dieta balanceada, haciendo especial hincapié en la ingesta de los alimentos ricos en las vitaminas y minerales mencionados, existen comprimidos farmacológicos que reúnen los componentes fundamentales para el cabello en las dosis precisas.

En nuestro medio, estos medicamentos son indicados en forma muy frecuente por los especialistas. Siempre que no existan contraindicaciones, se pueden tomar de uno a dos comprimidos por día durante varios meses, observando en la gran mayoría de los casos, un progresivo crecimiento y mejoría en la calidad del cabello y de las uñas.

De todas maneras, frente a una caída importante de pelo, es conveniente concurrir al médico para que estudie y descarte otro tipo de causas que puedan estar involucradas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)