NOMBRES DEL DOMINGO

Victoria brilla con luz propia

Trece años después que su marido, David Beckham, fue condecorada por el Imperio Británico por su exitosa carrera en el mundo de la moda.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
victoria beckham

"Somos patriotas. Queremos la cabeza de la reina —o del rey, si vamos a tener rey— en nuestras monedas". Era diciembre de 1996 y una muy joven Victoria Beckham, entonces conocida como Posh Spice, se declaraba monarquista a ultranza y defendía el derecho de Inglaterra a tener su propia moneda, discusión álgida en aquellos años en los que la Unión Europea apenas nacía. En las páginas de The Spectator decía también que ella y toda su banda —ese fenómeno de ventas de los años 90 que fueron las Spice Girls— eran, antes que nada, tatcheristas.

Lo suyo era el girl power. La idea de que las mujeres podían lograrlo todo sin necesidad del apoyo de los hombres era su leit motiv, el mensaje oculto tras ese popular himno que fue el single Wannabe y el motor de todo lo que vino después: su conversión en una de las modistas más conocidas de Inglaterra.

Victoria siempre había estado convencida de que el trabajo duro y las ganas pueden conseguir más que el talento, fácil presa de vaivenes anímicos. Pero sobre todo lo que ha conseguido desde que comenzó su línea propia de ropa, en 2008 —su primera marca, de 2006, era solo de jeans— cayó una mirada ácida, prejuiciosa, que atribuía sus logros a dos factores: 1. Victoria Beckham es famosa. No importa lo que haga, venderá. 2. Victoria Beckham es la mujer de Beckham. No importa lo que haga, venderá. Pero este 2017, con 43 años recién cumplidos en abril, Victoria tiene razones para sentirse satisfecha consigo misma.

Trece años antes había acompañado a su marido, el popular y multimillonario futbolista David Beckham, al palacio de Buckigham, para que él fuera condecorado como Oficial de la Orden del Imperio Británico, reconocimiento que desde 1917 entrega la corona británica a quienes "hayan hecho méritos en nombre del Reino Unido". Pero este 19 de abril fue él quien tuvo que acompañarla a ella: Victoria era uno de los nombres incluidos en The Queens Birthday List, el listado de escogidos para esta y otras distinciones que, con ocasión de su cumpleaños, entrega la reina cada año. No por su fama, no por su marido, sino por haber levantado, luego de 17 años de trabajo, un lucrativo imperio de moda.

Con un moño casualmente desordenado y un minimalista vestido negro —el estilo por el que es conocida, por más que intente poner color a sus colecciones—, Victoria recibió la condecoración que le fue entregada por el príncipe Guillermo en honor a su trayectoria en la moda, que comenzó con el diseño de lentes y accesorios para otras marcas.

"Me siento orgullosa de ser británica, honrada y abrumada", dijo. Y luego agregó: "Si sueñas en grande y trabajas duro, puedes conseguir grandes cosas". En su caso habría que agregar un factor más a los anhelos y el esfuerzo: la habilidad para posicionarse, desde el comienzo, en el lugar correcto, el de una mujer con buen gusto y dinero, pero sin estudios ni formación. La humildad que tuvo al reconocer su falta de experiencia le trajo muchos dividendos. En varias entrevistas declaró que nunca fue la más inteligente del curso y que siempre supo que si quería lograr algo, tendría que esforzarse.

"Yo siempre quise ser diseñadora de modas. Luego vinieron las Spice Girls y eso abrió muchas puertas para mí. Y, seamos honestos, también me cerró varias. Pero esos días ya pasaron. Yo nunca iba a ser la mejor cantante del mundo, pero espero que pueda ser una buena diseñadora", declaró.

Su primera colección, una serie de vestidos que presentó en 2008 en el hotel Waldorf Astoria de Nueva York, fue recibida con escepticismo y aceptada con sorpresa. "La mujer antes conocida como Posh Spice ha lanzado una colección de vestidos y, créanlo o no, es de las cosas más hot de Nueva York esta semana. De hecho, y no puedo creer que esté escribiendo esto, es una colección bastante impresionante y bien lograda, sin ni una duda", apuntó entonces Vogue.

En 2011 y 2014, Beckham obtuvo el premio a la mejor marca en los British FashionAwards. Un año más tarde, la respetadísima crítica de moda Susy Menkes validó a Victoria Beckham con toda claridad. "Ha entrado en las grandes ligas con una colección colorida, clásica y adulta. Esta colección erradicó de una vez y para siempre la etiqueta de Spice Girl, o cualquier idea de que ella no es una diseñadora de moda a tiempo completo". Ella, por su parte, dijo: "Durante mucho tiempo me he sentido famosa. Pero ahora me siento exitosa".

Ese mismo 2015, Jim Gold, uno de los altos ejecutivos de la tienda Neiman Marcus, confesó haber tenido dudas con respecto al stock que llegaría a las tiendas. No sabía si se vendería bien. "Con el tiempo, nos hemos encontrado con muchas celebridades que aspiran a abrirse camino en el mercado de la moda, pero solo algunos parecen tener el tiempo, compromiso y energía que requiere levantar una marca que persista en el tiempo. Victoria ha sido una excepción y un brillante ejemplo de lo que significa tener éxito en esta industria", dijo a The Guardian.

Hoy, Victoria ya no se declara tatcherista y publicó en Instagram su rechazo al Brexit, en una de las pocas opiniones políticas que —a diferencia de sus comienzos con las Spice Girls— se le han escuchado. Lidera un equipo de más de cien personas; ella misma no diseña nada — ha dicho que es pésima para eso— pero trabaja con sus diseñadores los lineamientos generales de sus propuestas. A comienzos de abril hizo noticia por su colección de bajo precio para la tienda Target en Nueva York, con todo bajo los 70 dólares; algo muy esperado para quienes no pueden pagar las más de mil libras que cuestan sus vestidos. El mundo está tan confuso hoy día, que quería hacer que mis clientas se sientan seguras", dijo. EL MERCURIO/GDA

Una dupla que ya da que hablar.

Sofía Balbi, mujer de Luis Suárez y Antonella Roccuzzo, pareja del futbolista Leo Messi se convirtieron formalmente en socias y empresarias: inauguraron la semana pasada en Barcelona la primera tienda europea de la marca argentina Sarkany, especializada en moda y calzado. En el local hay zapatos, sandalias, plataformas, carteras, accesorios, perfumes y también una línea para caballeros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)