NOMBRES DEL DOMINGO

La tenista que rompe récords

Para Serena Williams alcanzar la cima es consecuencia natural de una vida entregada al deporte junto a su hermana mayor, Venus..

Serena. La menor de las Williams es la favorita en la previa del partido de cuartos. Foto: AFP

Tenía cuatro años y medio cuando ganó su primer torneo de tenis. Es la más joven de cinco hermanas que crecieron en Compton, suburbio pobre de Los Ángeles donde florecieron las pandillas. Su padre, Richard Williams, las llevaba a las canchas públicas desde muy pequeñas. Luego se convertiría en entrenador de Venus, su laureada hermana mayor, y de Serena. En la plenitud de su carrera profesional Serena Williams llegó a estar primera en el ránking WTA por más de 300 semanas. Su fuerza física, su agilidad mental y la potencia de sus golpes la convirtieron en una tenista inigualable, considerada como una de las mejores jugadoras de la historia del tenis.

Por estos días Serena Williams volvió a ser noticia más allá de las canchas. El pasado 1° de setiembre se convirtió en madre por primera vez y publicó una foto en su cuenta de Instagram con su primogénita en brazos y el padre de la bebé, Alexis Ohanian, cofundador de la red social Reddit.

"Bienvenida, Alexis Olympia Ohanian Jr., estamos muy felices de conocerte. Te hemos hecho un video de nuestra aventura juntos hasta este momento (mirar la biografía). Nuestra pequeña niña ya es la perfecta compinche de su madre", escribió Ohanian en Instagram al publicar la fotografía de madre e hija.

La primera foto de Serena con su hija.
La primera foto de Serena con su hija.

En las primeras 18 horas de publicada la foto ya acumulaba 900.000 me gusta. A la pequeña también le abrieron una cuenta en esa red social, que ya pasó los 55.000 seguidores.

La magia de la campeona atrae a miles y miles de seguidores con cada novedad, provenga o no de las canchas. Con una trayectoria casi legendaria la flamante maternidad de Serena la mantendrá apartada por un tiempo del tenis. Un alto en un camino que comenzó hace más de tres décadas.

Desde los suburbios.

Serena Jameka Williams Price nació en Michigan y el próximo martes festejará su 36° cumpleaños. Es la menor de cinco hermanas —Yetunde, Isha, Lyndrea y Venus—, quienes se afincaron con sus padres en el suburbio de Compton, en Los Ángeles.

La vida en esa zona angelina no es sencilla. En la mañana del 14 de setiembre de 2003 Yetunde fue asesinada mientras estaba junto a un amigo. La noticia impactó muy fuerte en la familia Williams. Cuatro años más tarde Serena le dedicó la victoria en el Abierto de Australia a su memoria, con lágrimas en los ojos.

La insistencia del padre de Venus y Serena en enviarlas a las canchas de tenis e inscribirlas en torneos infantiles terminó por convertir a las hermanas en jugadoras de primer nivel. Antes de cumplir los diez años Serena había ganado 46 de los 49 campeonatos en los que participó.

En 1991 Richard Williams resolvió dejar de enviar a sus hijas a los torneos nacionales de la categoría junior. Alegaba que de ese modo las protegía del ingente racismo que imperaba en esos ámbitos. Las inscribió en una escuela de tenis manejada por el jugador Rick Micci, con lo que las hermanas Williams entraron a la era profesional.

Tras hacer un acuerdo con una importante compañía de ropa deportiva en nombre de sus hijas, Richard Williams se mudó para West Palm Beach, Florida, para estar junto a Venus y Serena.

Para 1995 Serena ya era, con 14 años, una tenista profesional. Sin embargo los inicios de su carrera no fueron del todo auspiciosos: en su primera participación profesional en el Bell Challenge de Quebec, Canadá, fue vencida en menos de una hora. Claro que eso no hizo desistir a la futura campeona.

El salto lo dio dos años más tarde cuando en 1997 logró pasar del puesto 453 al 307 del ránking mundial. Desde esa posición venció a la número dos y número cuatro, respectivamente, del mundo en el Abierto de Chicago. Pero en semifinales fue derrotada por la número tres del ránking, Lindsay Davenport.

Desde 1999 la carrera de Serena sería ascendente, a la par que su hermana mayor. Con apenas 17 años Serena comenzó a romper algunos récords y marcar hitos históricos, como la de ser la primera ganadora afroamericana desde 1958. Ese mismo año acumuló más de media docena de títulos.

La trayectoria de Serena no dejó de acumular logros y récords desde principios de 2000 hasta la fecha. Incluido el título obtenido este mismo año en el Abierto de Australia, donde logró el récord de ganar por séptima vez el título y esta vez venciendo a su hermana Venus.

Poco después se retiró de las canchas, al principio adujo una lesión en la rodilla, pero días más tarde confirmó que tenía un embarazo de veinte semanas. Esto significa que al ganar el Abierto ya cursaba ocho semanas.

Más allá de las canchas, Serena ha tenido una actividad variada que ha hecho manifiesto su amplio abanico de intereses. Apareció en algunas series de gran audiencia interpretando pequeños papeles, como ha sido el caso de La Ley & El Orden: Unidad de Víctimas Especiales o ER, Sala de Emergencias.

"Nunca he considerado el tenis como mi única salida. Siempre me ha gustado hacer diferentes cosas cuando yo era más joven. Realmente nunca me gustó centrar todo en el tenis", dijo durante una entrevista concedida a Los Angeles Time. Experiencia que ahora multiplicará como flamante madre.

Embarazo con tenis y desnudos

Serena Williams, lejos de ocultar su embarazo, lo exhibió en toda su plenitud. La tenista posó desnuda para la tapa de Vanity Fair. Sin embargo, al iniciar el período de gestación no podía convencerse de que se hallaba en estado. Estaba haciéndose una sesión de fotos cuando le surgió la duda y se hizo un test instantáneo que, por supuesto, le dio positivo. "Oh Dios mío, no puede ser. Tengo que jugar un torneo", exclamó. "¿Cómo voy a jugar el Open Australia? Me había planteado ganar Wimbledon este año", le comentó a una amiga.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)