CABEZA DE TURCO i washington abdala

Tengan fe uruguayos

Algunos tipos con mal carácter no vamos a salvar al mundo pero por lo menos advertimos que las cosas no van bien. Por algo ladramos. No lo pueden hacer los pescaditos Dory o Nemo.

WASHINGTON ABDALA

Menos servicio brindan aún aquellos que semana a semana nos ofrecen su show deprimente y repetitivo de "juntémonos a tomar café con el Taba" en esa mesa gigante de Bingo de casa de salud, donde el presidente aparece cada vez más empequeñecido y rodeado de gente misteriosa de todos los partidos políticos que van a platicar allí ideas y delirios varios. En la instancia, inclusive, participan ciudadanos raros y personajes ignotos solo posibles de ver en una obra de Ionesco y todo "a la uruguaya" (me repele la expresión cargada de soberbia con cínica pretensión de humildad. Muy Victor-Hugo-Moralesca).

Por eso afirmo que solo los tipos con mal talante, los que ladramos cual perros cimarrones tenemos un lugar en el mundo de la realidad, porque a pesar de nuestro escepticismo obsesivo —fruto de un tiempo de frustración excelsa de esta tierra, de oír sanatas grandilocuentes y de padecer el sentido bonapartista de patricios y plebeyos— vamos a servirle a la comarca con otro ladrido. Bah, vamos a ayudar a nuestro micro mundo, o sea, al de los familiares que nos rodean y algún amigo que nos venga a garronear (o leer) espetando alguna verdad. El de los demás (del mundillo, hablo) dudo mucho que se pueda hacer algo por ellos si no hay un cambio de mentalidad y si no salimos de la sociedad de la "aldea" y pasamos a la "sociedad global". Acá todos quieren ser "de primera" pero si pueden prenderse de la lolita (o macro lola) del Estado se transforman en adoradores del dirigismo aunque ayer lo odiaran (hasta los economistas neoliberales le sacan guita al Estado. ¡Vamos papá!)

En el fondo esto de ser petisos nos viene estupendo para llorar y ser el chiquito del barrio al que tienen de punto. Brasil, ya está, nos ignora porque padece un lío de verdad. Se sincera y ante la "realpolitik" nos hace saber que no somos nada, que le importamos un pito (siempre fue así) y que ellos están en su revolución francesa buscando ver como decapitan a los chorros del P.T. Uruguay: jodete, te ponemos un embajador que fala bonito y no dice una perinola, te damos una recepción por año, nos tomamos alguna con el Pepe, hablamos mal de Argentina y tá. Ishqueteín, Ishqueteín. Punto. No jodan más. ¡Que tiempos aquellos de Lulita! Perdón ¿me trae otra de whisky mozo? ¡Che que fuerte aquella morocha! ¿Es brazuka?

Argentina, sencillo, la canciller hace pininos para ser la number one de Naciones Unidas (está solo en eso) y por eso marea mientras Macri se tomó el buque para el barrio del Pacífico donde hay muzzarrella y fugazzetta (zarpó el flaco pal otro lado, metete el Mercosur allí mismo, piensa.) Acá quedó una pizza recalentada que solo la canciller argentina (que tiene pinta de manducar lindo) dice: ¡hum, hum está muy rica! Al mismo tiempo se toma una sopita de cangrejos feos de Maduro. ¡Chita! A lo lejos se siente una canción de Soda Stereo —remasterizada— con un coro paraguayo cantando: "Me verás caer por la ciudad de la furia". Y al final aparece Nin con Marama y Rombai (no se entiende bien para qué).

Yo creo que hay que pedir una cadena nacional y buscar líderes "inspiradores" onda TED que nos saquen de la depresión en que ingresó la Banda Oriental. (¡Onda yanqui petete!) Gente como Olesker que injustamente éste gobierno dejó de lado. El tipo tenía una paz, una ponderación y una mesura única. Era casi el Dalái lama por el carisma. Hay momentos en que habría que nombrar ya a López Mena ministro de Transporte y Obras Públicas para sincerar el relato, digo, yo que sé. ¿Sigue Rossi? Uno no entiende nada. O al gran Salgado al Mides (un desperdicio en Cutcsa ese valor), hombre sensible y un humanista profundo. Sería lindo concretar estos sueños plebeyos. Es que en el fondo sigo siendo un romántico cargado de amor. Me gana la sensibilidad. Besos. Los amo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)