NOMBRES

Un talento fuera del molde

Con solo 26 años, la autora de la trilogía Divergente, Veronica Roth, alcanzó el tercer puesto del ranking Forbes de los autores mejores pagados del mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Veronica Roth ya está escribiendo una nueva serie, también de ciencia ficción, pero al estilo de Star Wars

Hace cinco años Veronica Roth era casi una desconocida. Apenas pasaba las dos décadas de edad y era una estudiante más en la prestigiosa Universidad de Northwestern, en Illinois. Soñaba con ser escritora, pero recién empezaba a luchar con los bosquejos de la que sería su primera novela. Nunca imaginó que su pieza debut, Divergente (2011), la catapultaría al mundo de los best sellers, las alfombras rojas, las secuelas millonarias y las estrellas de Hollywood. Este año, además, Roth se volvió protagonista de uno de los rankings más prestigiosos del mundo al conquistar el tercer puesto de la lista de los autores mejores pagados de Forbes. Y encima es —por amplio margen —la más joven, con apenas 26 años.

En el podio, Roth se coloca detrás del autor de Bajo la misma estrella, John Green, y del veterano James Patterson, quien lidera la lista por segundo año consecutivo, logrando un estimado de 89 millones de dólares en 12 meses. La autora detrás de la trilogía Divergente consiguió alrededor de 25 millones este año, ocho más que el año pasado. En 2014 sus libros vendieron 3,9 millones de copias, pero la facturación siguió creciendo con el lanzamiento de la segunda película de la serie, Insurgente, en los primeros meses de 2015. Solo el film recaudó casi 300 millones de dólares a nivel mundial. Con esta cifra, Roth empata en tercer lugar con Danielle Steel, autora leal al ranking Forbes.

La llegada de Roth al mundo editorial tuvo bastante del desparpajo de una universitaria movida por sus ideales. Irrumpió con su novela Divergente en el momento justo, cuando la fascinación por series como Los juegos del hambre y Crepúsculo todavía estaba a tope entre el público adolescente. Y querían más. Mucho más. Allí radica buena parte de su éxito. Es que en la última década las novelas dedicadas al segmento de público conocido como "jóvenes adultos" o, según sus siglas en inglés, YA (young adult) son sinónimo de arcas millonarias. Y sus adaptaciones al cine, a las que Hollywood se ha dedicado últimamente, son una certeza de taquilla abultada.

Según la crítica especializada, la obra de Roth tiene bastante del tono y los elementos de Los juegos del hambre, de la también estadounidense Suzanne Collins. Se trata de una serie de novelas ambientadas después de una gran guerra, en un futuro en el que la gente es separada y agrupada en cinco facciones según sus habilidades o personalidad. El relato transcurre en Chicago, una ciudad de arquitectura y skyline extraordinarios que aquí se describe bastante arruinada. La heroína del cuento se llama Tris Prior y es una chica que parece no pertenecer a ningún grupo. Es una "divergente", una rareza que en su mundo representa una amenaza y no vive demasiado. De la mano del carisma de Tris —quien se integra a un ejército de rebeldes que se opone al sistema— Roth escribió Insurgente (2012) y Leal (2013).

La trilogía Divergente hizo su camino en base a dos audiencias: los adultos jóvenes y Hollywood, ambos "sedientos" por conseguir ingresos similares a los de algunos blockbusters para adolescentes como Los juegos...., dice un artículo de la web de cine Den of geek para explicar el fenómeno. Algo de eso había. La primera película, Divergente, se estrenó en marzo de 2014 con una taquilla interesante y críticas dispares. Sin embargo, una fuerte legión de fans hizo que la secuela estuviera asegurada. Una año más tarde llegó Insurgente, que logró mantener gran parte del elenco —donde brillaba Shailene Woodley como Tris—, pero renovó director. Ya se está filmando la primera parte de la tercera adaptación (una jugada de marketing muy al estilo Harry Potter), prevista para 2016, y está anunciada la segunda, con fecha de estreno en 2017. Eso sí es verdadero futurismo.

Mientras el éxito la envuelve, parece que Roth logra mantener una tranquila vida de escritora en su Chicago natal junto a su esposo. Y sin reparos, varias veces ha dicho que su interés aún pasa mucho más por los libros que por las películas. Disfruta de las adaptaciones de sus novelas y ha participado en ellas, pero no aspira, como sí sucedió con E. L. James, a controlar cada paso de las páginas a la pantalla.

Inspiración y críticas.

Antes de codearse con Shailene Woodley y formar parte de la lista de Forbes, Roth era una chica normal que vagaba por los corredores del Barrington High School, en los suburbios de Chicago, donde nació y creció. A la hora de ir a la universidad eligió Northwestern, donde estudió escritura creativa. "Escribo prácticamente todos los días desde que tengo 11 años, siempre fue una especie de hobby, pero era solo eso. Fue recién en el liceo que un profesor me sugirió que mandara material a algún concurso, así tenía algo para mi currículum", contó Roth en una entrevista con el Sun Sentinel. "Él fue el primero que me hizo pensar, Quizá debería tomar la escritura más en serio". Y así nació el sueño de publicar un libro.

Escribió Divergente mientras cursaba la carrera. La mayoría de los textos nacieron en los cafés de Evanston, Illinois, donde Roth encontraba la inspiración. En aquel momento no tenía una rutina ni un horario fijo, rasgo que mantiene aún hoy, cuando la presión de sus lectores y los editores es bastante más intensa. "No tengo una rutina diaria porque siento que no funciono de esa manera. Entonces, trato de escribir en algún momento del día cuando y donde ocurra... En un tren o la sala de espera del médico. Así es como funciona conmigo". Eso sí, cuando las musas llegan, la escritura suele prolongarse por varias horas.

Al parecer, el éxito repentino también le viene dejando algunas enseñanzas. Una de ellas, quizá la principal, es mantener la pasión por el trabajo creativo y al mismo tiempo ser capaz que separarse emocionalmente de las reacciones que genera en los demás. "Esas cosas deben ser secundarias, lo primero debe ser el amor por el acto creativo", opina. "Si eso no ocurre, será difícil mantenerse a través de las críticas y el rechazo". Eso sí, advierte, siempre es bueno tener un amigo confiable capaz de oficiar de crítico sin caer en la imbecilería. "Solo exponiendo tu trabajo a otra gente y aceptando su crítica, llevándola hasta el corazón, es que se puede seguir construyendo".

Mientras dos nuevas películas basadas en Divergente están en proceso, Roth ya está trabajando en una nueva serie. Sigue dentro de la ciencia ficción, pero esta vez más al estilo Star Wars. Tan en pañales está la obra que todavía le cuesta resumir el argumento. Lo que sí es seguro es que, como en la vida misma, habrá héroes y villanos, un sistema opresivo y, al final del camino, la posibilidad de redimirse.

DEL PAPEL A LA PANTALLA

"Una película dispara al libro a otro nivel de éxito"

"Cuando un gran libro encuentra una nueva vida en la pantalla grande lleva a las personas que no habían descubierto la historia del cine a los libros", explicó a Forbes Ellie Berger, presidenta de Trade Publishing Scholastic, la casa responsable de la publicación de Harry Potter y Los juegos del hambre. De acuerdo con Berger, las editoriales pueden ver un alza de más del 10% en las ventas de los libros cerca del lanzamiento de su adaptación al cine.

Veronica Roth, autora de la trilogía Divergente, no podría estar más de acuerdo: "Lo mejor de todo esto es que una película dispara al libro a un nuevo nivel de éxito que es maravilloso".

Más allá del argumento, lo más elogiado de sus adaptaciones ha sido la interpretación de Shailene Woodley, en el rol de Tris. Según La Nación, con "la eficacia demostrada" para "hacernos creer en su fragilidad, su belleza y mucho más, seguramente será una estrella".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)