NOMBRES

Superheroína en las pantallas

Danai Gurira, una actriz y dramaturga que se convirtió en estrella por sus habilidades para sobrevivir entre zombies.

Danai Gurira
Famosa actriz y premiada dramaturga

Ya había tenido papeles, tanto en cine como en televisión. Pero no fue sino hasta que apareció en el último capítulo de la segunda temporada de la serie The Walking Dead como la espadachina Michonne, que Danai Gurira empezó su ascendente camino hacia la fama y el reconocimiento masivo.

Nació en Estados Unidos en 1978, pero cuando tenía cinco años su familia se mudó a Zimbaue, luego de décadas en el norteño estado de Winsconsin, en la frontera con Canadá. Volvió a Estados Unidos para estudiar en Macalaster College, en Minnesota, donde se licenció en Psicología. Luego hizo un posgrado en actuación en Nueva York.

Debutó como actriz en esa ciudad, en una obra de teatro, en 2009. El teatro, para Gurira es más que el lugar en el cual empezó y el cual dejó para las más lucrativas y notorias actividades televisivas y cinematográficas.

Porque además de actriz, también es dramaturga. Dos de sus obras se destacan particularmente. Una es Eclipsed, sobre tres mujeres que son esclavizadas sexualmente durante el conflicto bélico en Liberia, y que el año pasado tuvo como una de sus protagonistas a Lupita Nyongo, la ganadora del Oscar en 2012 por su papel en 12 años de esclavitud.

La otra, Familiar, es una obra con elementos autobiográficos en la cual se narran las vicisitudes de una mujer negra que va a casarse con un hombre blanco, y las repercusiones que esa boda tiene en el seno familiar.

El primer papel de Gurira en el cine fue en la película The Visitor (2007), donde tuvo una participación secundaria, pero ya había actuado en la serie televisiva La ley y el orden en un capítulo, en 2004 (en 2009, volvió a actuar en un episodio en esa misma serie).

Durante varios años, Gurira alternó entre participaciones en distintas series de televisión y roles secundarios en cine, hasta que obtuvo su primer puesto más o menos regular en una serie importante: Treme, creada en parte por el responsable de The Wire David Simon, en la que interpretó al personaje Jill durante dos temporadas, de 2010 a 2011.

Hasta ahí, una trayectoria con elogios, reconocimientos y bastante prestigio. Todo eso cambió drásticamente y hacia el status de estrella cuando, en 2012, ingresó al elenco de The Walking Dead, la serie producida por AMC, que en Uruguay se ve a través de la señal Fox y que actualmente va por su octava temporada.

Había muchas candidatas para interpretar el papel de Michonne, una mujer que deambula por un mundo plagado de zombies —y humanos cada vez más crueles y peligrosos— con una espada y dos zombies mutilados que ella lleva encadenados hacia todas partes.

El guionista del cómic en el cual se basa la serie, Robert Kirkman, dijo en ese entonces que Gurira fue elegida porque "realmente proyectó la fuerza y el poderío que Michonne tiene que exhibir. Michonne es un personaje muy complejo, que tiene lidiar con muchas cosas y con una personalidad intricada".

Aunque las palabras de Kirkman suenan a puro marketing, Gurira ha demostrado estar a la altura de interpretar a uno de los personajes más importantes de la saga. De paso, se ha convertido en una de las grandes estrellas de la serie, a la par de Rick Grimes (interpretado por Andrew Lincoln) o Daryl Dixon (Norman Reedus).

"Muchos de los seguidores de la historia en el cómic pensaron que en ese papel íbamos a poner a una mujer que viniera del mundo de las artes marciales mixtas. Pero queríamos a alguien con formación teatral, alguien que pudiera darle al papel mucho más que destreza física. Porque al principio, es un personaje de muy pocas palabras. Entonces, necesitábamos a una actriz con la capacidad de transmitir mucho solo con la mirada. Y Danai puede dominar una escena sin tener que decir una sola palabra. Lo cual es bastante irónico, considerando que ella es una dramaturga", dijo una de las productoras de la serie, Gale Anne Hurd.

Como dramaturga, Gurira tiene postulados firmes. Uno es su origen africano. De ahí que haya elegido contar las historias de las protagonistas de Eclipsed, sumergidas en un situación de opresión en un conflicto bélico en Liberia. Otro, su condición de mujer. En el caso de Eclipsed, eso significó la primera obra en estrenarse en Broadway en la que todas —directora, libretista, elenco— eran mujeres y negras. "Me encantó hacer eso, pero ¿por qué no se había hecho antes? Todavía hay un largo camino que recorrer", le dijo Gurira el año pasado a la revista Harpers Bazaar.

El tema de su color de piel —y el racismo que volvió a parte de la cultura estadounidense con el ascenso de Donald Trump— está presente a menudo en las entrevistas que Gurira realiza. Un año luego de haber entrado a The Walking Dead, una crítica de televisión calificó a la serie como una perteneciente al "Patriarcado blanco". Gurira respondió que The Walking Dead es la "serie con mayor diversidad de todas". Al menos en lo que hace a las producciones mainstream, Gurira tiene razón. La cantidad de negros y latinos que han desfilado por las ocho temporadas ha sido inusual para los parámetros habitualmente manejados en la industria televisiva de Estados Unidos, y varios de ellos han durado temporadas enteras en el elenco.

La representación de los negros en la industria audiovisual es algo importante para Gurira, que rechaza la calificación de "minoría". En la misma entrevista para Harpers Bazaar, dice no entender a qué se refieren cuando la clasifican así: "Veo gente parecida a mí en Barbados, Trinidad, Haití, Londres y Brooklyn. Esa palabra, minoría, minimiza a la gente. Y tampoco hay relatos para minorías. Si la historia está bien contada, es universal. A mí me han conmovido obras de hombres blancos. ¿Por qué obras de mujeres negras no podrían conmover a hombres blancos?".

La enorme popularidad de Gurira en The Walking Dead —en Estados Unidos, la serie sigue ostentando varios récords de audiencia— obviamente la puso en la mira de la industria del cine, que vio en ella una candidata a engrosar el universo superheroico.

El año que viene, Gurira interpretará a Okoye, uno de los más importantes integrantes de la corte real en Wakanda, el reinado africano ficticio del que proviene el superhéroe Pantera Negra (Chadwick Boseman), en la película del mismo nombre que el personaje.

Además, ya tiene asegurado un papel en la superproducción Vengadores: La guerra del infinito. Parte 1, una de las más ambiciosas apuestas del Universo Cinematográfico Marvel y, por ende, de Hollywood.

Algunos de los fanáticos de Michonne expresaron preocupación de que el cine se llevará a uno de sus personajes favoritos, pero es improbable que la espadachina abandone así nomás la historia que la convirtió en una de las máximas estrellas de la televisión, con una legión de seguidores en todo el mundo.

Tres papeles - De loba solitaria a madre revolucionaria

La entrada de Danai Gurira al mundo de The Walking Dead fue a cortes de espada de samurai. Mujer de pocas palabras al principio, su personaje va evolucionando hacia convertirse en una de las piezas centrales del grupo liderado por el ex sheriff Rick Grimes, que intenta sobrevivir en un mundo en el cual los zombies son legión pero no son los seres más peligrosos. Armada con una espada katana, Gurira se destaca visualmente en la serie entre otras cosas por los apliques capilares que hacen de ella una cruza de guerrera japonesa y hippie con rastas. En Pantera Negra, que se estrenará el año que viene, Gurira luce una calvicie orgullosa y brillante. Okaye es la líder de lo que vendría a ser el equivalente del Secret Service (que protege a quen ocupe el cargo de presidente de Estados Unidos) de Wakanda, una fuerza de guardaespaldas llamada Dora Milaje, integrada enteramente por mujeres. Y hablando de Panteras Negras, Gurira interpretó este año a la madre de Tupac Shakur —una de las máximas estrellas del rap, asesinado en 1996— en la biopic de éste All Eyez On Me. Afeni Shakur —a quien Tupac le dedicó uno de sus mayores éxitos, Dear Mama—fue integrante del movimiento político de reivindicación negra Panteras Negras, que tuvo su apogeo en la década de 1960, con una postura intransigente y belicosa contra el Estado. Sobre Afeni Shakur, quien falleció en 2016, Gurira dijo: "Podría estudiarla toda mi vida. Me impresionó su iniciativa, lo dinámica que era. Le inculcó a su hijo el amor por Shakespeare, lo estimuló para que estudiara actuación, para que actuara y se presentara en vivo. Y todo eso en un contexto de pobreza. Ella fue una revolucionaria". También es feminista: "El feminismo es autorrealización. Dejar que niñas y mujeres se realicen a su máximo potencial".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)