VIAJES

Riga, la ciudad de las piedras y leyendas

La capital de Letonia tiene casi tantas historias curiosas como habitantes. Un recorrido centrado su centro histórico, que se destaca por la arquitectura art noveau, patrimonio de Unesco.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Riga es Patrimonio de la Humanidad (Foto: Google)

Con cuidado al caminar sobre el empedrado irregular y sin perder de vista las esculturas en lo alto de los edificios. A Riga hay que conocerla de arriba para abajo. En especial, su centro histórico, Vecriga, que conserva las construcciones art nouveau más importantes de la capital letona y que desde 1997 forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.

De las tres hermanas bálticas, Riga está en el medio, entre Talín y Vilna, capitales de Estonia y Lituania. A orillas del golfo que lleva su nombre, es la más poblada: cerca de 700.000 habitantes. Según datos de la oficina de turismo local, 40% de sus construcciones son de estilo art nouveau y todavía se mantienen alrededor de 4.000 edificaciones de madera típicas del siglo XIX.

Hasta caer bajo dominio ruso, por Letonia dejaron su huella polacos, suecos y alemanes. Consiguió su independencia en 1991, después de 51 años de ocupación soviética y logró preservar su pasado medieval sin perderle pisada al presente. Desde 2004 forma parte otra unión, la Europea.

Se dice de mí.

En media hora y por 2 euros, el bus 22 hace el trayecto casi en línea recta desde el aeropuerto internacional hasta cruzar el río Daugava, a la altura de la plaza del ayuntamiento. El agua parece funcionar como una línea divisoria del tiempo: una vez que se cruza el río, se viaja al pasado para transitar por las viejas calles de Vecriga, rodeadas de murallas hasta 1875.

Un golpe seco se repite, constante, en la mañana fresca. Son las mujeres, que desde temprano parecen competir por mantener el equilibrio y la elegancia en estas calles. Por la plaza central aparecen las primeras participantes que pasan la prueba: bien maquilladas, con taco aguja y a paso firme logran una estabilidad perfecta sobre los adoquines.

Durante la Edad Media, la plaza del ayuntamiento funcionaba como un gran mercado al aire libre y la Casa de las Cabezas Negras era el edificio más lujoso de la zona. Su fachada del renacimiento holandés, color ladrillo, se ve como recién pintada. Las fechas que figuran en su frente, 1334 y 1999, corresponden a los años de su construcción y reconstrucción. A finales del siglo XV fue sede del gremio de comerciantes solteros y tras la Segunda Guerra Mundial fue saqueada y destruida. Actualmente está cerrada al público porque es la vivienda temporal del presidente de Letonia, Raimonds Vejonis; hasta que se terminen las remodelaciones de la residencia oficial.

A pocos metros, una placa de piedra en el piso parece marcar el kilómetro cero. Varios curiosos se acercan a leer la inscripción que en diferentes idiomas, incluido el español, indica: "El primer árbol de Navidad en Riga 1510". Se cree que la tradición de decorar el árbol tiene origen aquí, cuando los hombres del gremio de comerciantes decoraron un árbol con flores de papel y moños, para bailar alrededor y prenderlo fuego al finalizar la ceremonia.

Muy ocupados.

Justo enfrente una construcción mitad blanca y negra es el Museo de la Ocupación, con el relato de la agitada historia de los últimos años. Si bien el 18 de noviembre de 1918 se proclamó la República de Letonia, la paz duró poco. Las fuerzas soviéticas llegaron en 1940; un año más tarde, la invasión del Ejército alemán; y en 1945 los soviéticos volvieron para quedarse hasta 1991. Durante este período Letonia perdió un tercio de su población a causa del Holocausto, de asesinatos políticos y distintos conflictos. Este tironeo entre nazis y comunistas está documentado en el museo que tiene abierta una exhibición temporal con un precio de entrada a voluntad.

El resto del recorrido no sigue un orden. Callejones sin salida, atajos y la iglesia de San Pedro, que sirve como referencia con su torre visible desde cualquier punto de la ciudad. La primera mención de este templo es de 1209, cuando era una capilla de madera. Tras varios incendios se lo reconstruyó en piedra y, en 1973, la torre fue reemplazada por una de metal. El mirador tiene 72 metros de altura, ideales para admirar desde los tejados del casco antiguo.

Elizabetes iela y Alberta iela son las calles que reúnen gran parte de los edificios art nouveau, obra del famoso Mikhail Eisenstein. Rozena es otra calle interesante: es el pasaje más angosto de la ciudad y dicen que si uno se para en el medio y extiende los brazos puede tocar las paredes de ambas veredas. Unos jóvenes pasan con los brazos abiertos y ni llegan a rozarlas.

Muy cerca, Tres Hermanos es un grupo de casas residenciales construidas en diferentes épocas. El nombre remite a construcciones similares en Talín, llamadas Tres Hermanas. La más antigua es la blanca, con numeración 17, de 1490. La casa 19 alberga el museo de arquitectura de Letonia, data de 1646, y su fachada fue restaurada en 1785. La número 21 tiene un tono verde claro; fue la última en construirse durante la segunda mitad del siglo XVII.

Otro edificio, a pocos pasos, luce recién pintado. Al principio confunde un poco porque parece moderno. Hasta que se escucha la voz de un guía que grita: "Este castillo es de 1330". Si no fuera por el grito y porque coincide con el punto que marca el mapa, nada haría pensar que es la antigua fortaleza. A parte de ser la residencia oficial de gobierno, también alberga los museos de historia, de arte y literatura.

La Casa de los Gatos, una construcción art nouveau de 1909, le da a Riga la imagen típica del souvenir: un gato encorvado sobre la punta de un tejado. Según la leyenda, las esculturas de dos gatos de espaldas a un gremio de alemanes vecinos significaban el desprecio de su dueño por no ser admitido como miembro. Se cuenta que la primera maldición la sufrió el escultor que cayó desde una de las torres y murió. El fin del cuento terminó con una batalla legal para que el hombre fuera admitido en el gremio, a condición de cambiar la posición de los gatos. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)