TENDENCIAS

Tiempo de plantas y flores

El Garden Club de Uruguay es una organización sin fines de lucro que tiene más de 80 años y 52 sedes en todo el país. Esta semana es su exposición de primavera.

El Garden Club presenta su exposición de primavera

Más grandes o más discretos, con más o menos colores, con rosas, orquídeas o tulipanes o una huerta con hierbas aromáticas. Tener un espacio verde en algún rincón de la casa parece ser una práctica cada vez más habitual. En definitiva, dice Cristina Cabral, actual presidenta del Garden Club de Uruguay, todos tenemos cierto gusto por las plantas. Sin embargo, el ritmo de la vida diaria, cada vez más acelerado y con menos tiempo, hace que una de las principales tendencias de la jardinería sean los jardines que mantengan su encanto pero que requieran de menos cuidados. "Más que al jardín floral, la tendencia es a tener jardines con paja brava y ese tipo de cultivos", sostiene Cristina.

Pero, además, hay una tendencia marcada a tener jardines de bonsái o cactus y a desarrollar una huerta propia, por pequeña que sea.

Para Cristina, no importa en dónde se viva ni con cuánto espacio se cuente, siempre es posible tener un rinconcito con plantas y flores. Así, sea en una casa con un gran patio o en un monoambiente en el medio de la ciudad, puede hacerse lugar para un espacio verde.

El próximo martes 31 y miércoles 1°, el Garden Club realiza su exposición de primavera, que se lleva a cabo en el salón Los Robles del LATU. Allí, se podrán ver las últimas tendencias de la jardinería, disfrutar de un espacio donde el verde es lo que predomina, pero también aprender sobre plantas, cultivos y diseños. Es que el Garden es, desde hace 81 años, una organización pionera en jardinería y paisajismo.

La muestra de esta edición se denomina Vida verde, "porque este es el año de la sustentabilidad", dice Cristina. Además del club de Montevideo, tendrán participación los de las diferentes zonas del interior del país. También estará presente el Garden Junior, del que forman parte niños y niñas de todas las edades y son el "semillero de los futuros jardineros"; a su vez, habrá un homenaje especial a Rosemarie Chilibroste, una socia del club de Mercedes que fue "muy importante para todo el Garden".

Pero además, la parte de la exposición dedicada al diseño en esta ocasión se llamará Génesis, y contemplará todas las etapas de la vida. A su vez, este año la muestra se realiza en conjunto con la Asociación Uruguaya de la Rosa — "una organización de personas que compartimos la pasión por las rosas", dice Cristina— por lo que el despliegue de esas flores va a llenar de colores el salón.

"Somos una organización sin fines de lucro que intenta transmitir el amor por la horticultura y el diseño", dice Cristina sobre el Garden Club. Se podría decir, entonces, que el club en Uruguay está formado por más o menos 1.600 personas que tienen una misma pasión por las plantas y comparten el interés de fomentarla y transmitirla. En América Latina, el club de Uruguay es uno de los que tiene mayor cantidad de socios.

Todo empezó cuando, en 1936, un grupo de señoras, en su mayoría inglesas, que vivían en Uruguay y en Argentina empezaron a reunirse periódicamente para intercambiar gajos de plantas y conversar sobre las nuevas especies que estaban descubriendo en un país nuevo. A partir de entonces, la organización creció de tal modo que actualmente hay, solo en Uruguay, 52 clubes en todo el país, "desde Artigas hasta Colonia", aclara Cristina.

Si bien cada club tiene su propia directiva y es independiente en cuanto a las autoridades, todos responden a un estatuto general que tiene ciertas normas, como por ejemplo el mínimo y el máximo de integrantes, y está establecido desde los inicios de la organización. A su vez, hay una directiva general, el Council, que está formado por representantes de los seis primeros clubs que hubo en Uruguay y cinco delegadas de los que funcionan en el interior. La directiva del club cambia año tras año.

Sentido común

"En la jardinería no hay reglas. La única es que hay que saber si la planta está en el lugar que le corresponde", sostiene Cristina, que empezó por tener una huerta pequeña de hierbas en su casa y a lo largo de su vida ha ido amoldando sus jardines y flores de acuerdo a sus espacios y los de su familia. Por lo demás, dice la presidenta del Garden, la jardinería es "sentido común". Para ella, no hay reglas ni manuales. "Si alguien quiere hacer un jardín todo rojo, que lo haga, si quiere hacerlo de todos colores, está bien también", explica.

El club tiene un grupo de jueces que en cada exposición se encarga de evaluar las muestras, algo que los ayuda para ver cómo están cultivando y los guía en lo que tiene que ver con el diseño. Todos los miembros del Garden pueden hacer el curso de jueces, aclara Cristina. Ella, como presidenta, intenta recorrer y visitar todas las exposiciones que puede. "A mi entender, son muy educativas", dice. En este caso Vida Verde se podrá visitar el martes 31 y miércoles 1° de noviembre y es abierta a todo público. El primer día estará desde 17.30 a 21.00 y el segundo de 15.30 a 20.00. "Esta es una buena oportunidad para informarse y aprender", sostiene.

"Hay un dicho que dice que los integrantes del Garden siempre tenemos las uñas cortas", se ríe Cristina. Es que, este grupo de personas que tienen a las plantas y flores como pasión, dedican todos los días parte de su tiempo para mantener su jardín y compartir sus conocimientos con los demás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)